ASÍ LO VEO

Que recuerden a Uruguay

EDWARD PIÑÓN

Edward Piñón

Se van. Y en sus valijas llevan la ilusión de 3 millones y medio de uruguayos. Se van. Con muchas ganas de volver a un país que desborde de felicidad. De encontrarse con calles cargadas de miles de niños de caras pintadas, con madres o padres abrazados a sus hijos y resistiendo las frías horas del crudo mes de julio con tal de mostrar un cartel, extender una mano portando una bandera o tirar un beso desde una vereda.

Se van. Y como nunca cargados de una energía positiva. Llevando en sus zapatos la pasión más grande que se haya visto. Esa unión se la ganaron, esa fidelidad de corazón la conquistaron por su adhesión descomunal a la camiseta.

Lo saben. Correrán arrastrados por una fuerza de apoyo titánica, saltaran con el empuje de millones de gargantas, trancarán impulsados por espíritu de un pueblo indomable, rebelde, batallador, acostumbrado a sufrir y vibrar con la selección. Sentirán correr por sus venas la sangre de los legendarios campeones y darán todo de sí para que cada partido sea único, memorable.

Se van. Con miles de peregrinos creyentes de que no hay desafío imposible para estos hombres de Óscar Tabárez. Con una onda positiva que fue expandiéndose desde Montevideo hasta Artigas, de Paysandú hasta Rocha. Con centenares de uruguayos viajando a cualquier parte del mundo para sentirse parte del equipo.

Se van. Para enrojecer sus gargantas cantando el himno en cada estadio de Rusia, porque querrán que sus voces se oigan en cada rincón de este pequeño y hermoso lugar del planeta.

Se van. Dejando en claro que tienen calidad, que buscarán ser protagonistas de cada uno de los juegos que se le presenten. Que no abandonarán la estirpe charrúa, que seguirán peleando por cada pelota como si fuera la última jugada de sus vidas y que buscarán llegar al lugar más alto de todos.

Se van. Y lo único que queda por pedirles es: hagan que el mundo recuerde que Uruguay estuvo ahí.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)