alemania

Recibimiento sin rencores

Ya pasaron dos años de aquella final en el Mundial de Brasil, donde el equipo de Joachim Löw venció a Argentina y comenzó una racha de tres finales perdidas consecutivas.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Los jugadores de Alemania con el Papa Francisco. Foto:

Las ocasiones falladas por Higuaín y Palacio y el gol de Mario Götze en el alargue hicieron sufrir a más de uno de los argentinos que estaban en Brasil o mirando el encuentro por televisión.

En la pasada jornada y dos años después, el plantel alemán se reunió con uno de los argentinos más conocidos del momento: el Papa Francisco. Aprovechando el amistoso que disputará la "Mannschaft" ante Italia en la jornada de hoy, el plantel fue de visita al Vaticano y uno por uno saludaron a la máxima autoridad de la Iglesia Católica.

El defensa que se consagró en Brasil, Benedict Howedes, aprovechó la ocasión para bromear y comentó que "tengo curiosidad por saber si nos quiere. Seguro que está contento de saludar a los campeones del mundo".

Y fue así. El Sumo Pontífice no desaprovechó la oportunidad y les dio un mensaje a los jugadores y les dejó en claro que "su responsabilidad es más allá de los terrenos de juego, sobre todo hacia los jóvenes que a menudo los toman como referentes".

Los jugadores también lo tomaron como una linda experiencia, ya que incluso aquellos que son musulmanes (Gundogan y Mustafi) asistieron porque "una visita al Vaticano no está ligada necesariamente a la fe o a la pertenencia a una religión", afirmó Oliver Bierhoff, manager de la selección.

El duelo ante Italia, que se disputará desde las 16.45 (hora de Uruguay) no solo será especial por esta visita, sino que tendrá en los minutos de juego la presencia de un árbitro de video que podrá apoyar en jugadas dudosas a los centrales.

En otros amistosos que se disputarán en la jornada de hoy, se destacan los duelos entre Inglaterra y España en Wembley y Francia ante Costa de Marfil en Lens, ambos también a las 16.45.

POLÉMICO

Dolió más que la derrota

Alemania venció 8-0 a San Marino, pero el delantero Thomas Müller declaró que "no hay necesidad de disputar esta clase de partidos tan desiguales", a lo que un hincha indignado le respondió con diez motivos por los que sirven estos partidos, entre ellos "para demostrarte que ni siquiera contra equipos malos anotas goles".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados