SELECCIÓN

La receta del doctor

México lleva ocho partidos sin recibir un gol, pero su estilo de juego le cae como anillo al dedo a los celestes.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Cavani y Egidio en la práctica celeste. Foto: Reuters

Puntero de la Eliminatoria sudamericana, top 10 del mundo, máximo ganador de la Copa América en la historia y con dos derrotas en las últimas nueve presentaciones; eso sí, sin su máxima estrella y Bota de Oro de Europa, Luis Suárez. Así llega Uruguay al festejo del centenario del torneo de selecciones más viejo del mundo.

Invicto en 19 partidos, sin recibir goles en los últimos ocho encuentros y con puntaje perfecto en sus cuatro presentaciones por las Eliminatorias de Concacaf bajo la conducción del colombiano Juan Carlos Osorio. Esos son los antecedentes con los que llega México al debut del certamen ante los celestes.

Las dos selecciones están en muy buen momento y eso lleva a preguntarse: ¿cuál es la favorita? La historia habla a favor de Uruguay, pero desconocer el poderío que tiene el elenco mexicano sería un error. El plantel que orienta el maestro Óscar Washington Tabárez, al menos, no lo hace.

Son dos estilos bien distintos, de eso no hay dudas. No obstante, hay paraelismos, como que ambas escuadras juegan con dos líneas de cuatro. En la figura lo que cambia es que los aztecas presentan un 4-4-1-1 y los celestes un 4-4-2. Sin embargo, ello no significa que el elenco mexicano sea menos ofensivo. Por el contrario, su vocación es la de atacar, la de pasar el mediocampo con mucha velocidad sin pagar peaje, y lanzarse por las bandas para sumar hombres llegando por el medio.

En el área hay que cuidar, obviamente, a Javier Hernández. "Chicharito" viene de anotar el gol de la victoria 1-0 el miércoles a la noche en San Diego con que México cerró su preparación ante Chile. Sin embargo, no es el único. Él muchas veces distrae y caen por tres calles otros futbolistas como Oribe Peralta, Andrés Guardado o Raúl Jiménez, aunque difícilmente los cuatro jueguen juntos.

México intenta desnivelar por las bandas en velocidad y meter pelotazos cruzados para tomar a contrapié a los zagueros y resolver por el medio. Ante Chile pudo hacerlo poco y liquidó el partido a falta de 4. Guardado, Layún o Jiménez son generalmente los que desbordan.

Ante Chile no dejó la mejor sensación, por lo menos según lo que escribió la prensa mexicana, pero lo que es indiscutible es la solidez defensiva de un equipo que acaba acaba de batir su propio récord de minutos imbatido y al que no le anotan desde el 10 de octubre del año pasado, cuando ganó 3-2 sobre Estados Unidos por la Copa Confederaciones de la Concacaf. Y es aquí donde Uruguay debe comenzar a inquietarse.

Faltó el gol.

En los últimos siete partidos, desde que comenzó la Eliminatoria sudamericana, Uruguay ha convertido 15 goles en siete partidos, incluyendo el amistoso con Trinidad y Tobago. Por lo tanto, el promedio de más de dos tantos por juego vale. Sin embargo, no hay que olvidar lo que ocurrió en Chile.

Sin Suárez, igual que en los primeros dos partidos, la Celeste solo anotó dos tantos y ninguno de ellos fue obra de los delanteros. Por lo tanto, este es el punto al que más debe aplicarse Tabárez en resolver.

Edinson Cavani viene de convertir dos en el juego de despedida y ello debe ser tomado como buena señal. La cuestión es que habrá que hacerle el juego por las bandas para que él pueda llegar a definir. No obstante, no es la única arma.

La sequía de los delanteros parece haber terminado allá en Chile, porque desde las Eliminatorias ha cambiado el panorama, pero algo que Uruguay no puede despreciar y México no debe desatender es el juego aéreo. Con Godín, Giménez, Vecino, "Palito" Pereira y obviamente Cavani, los envíos venenosos en pelotas quietas del "Pato" Sánchez pueden ser un arma mortal.

Uruguay es más de respuesta que de propuesta y el contragolpe su fórmula predilecta. Y para ello, México parece ser lo recetado por el doctor.

ANÁLISIS - URUGUAY Y MÉXICO:

URUGUAY - LO BUENO.

Recuperó el gol.

En los últimos siete partidos disputados, la Celeste conquistó 15 tantos. Además, ha mostrado alternativas, pues han convertido tanto los delanteros como los defensas.

El juego aéreo.

Uno de los puntos fuertes de Uruguay es su poder aéreo, tanto en defensa como en ataque. Además, encontró en el "Pato" Sánchez a un gran ejecutor de pelotas paradas.

URUGUAY - LO MALO.

La ausencia de suárez.

Sin dudas que para México hubiera sido una preocupación extra que Uruguay contara con su goleador histórico y la Bota de Oro de Europa.

Marcadores de banda.

Uruguay ha sufrido cuando lo atacaron en velocidad por las bandas y ese es precisamente el fuerte del juego mexicano.

MÉXICO - LO BUENO.

Es duro en defensa.

Lleva 732 minutos (récord), ocho partidos y casi ocho meses sin recibir goles. Allí se explica la racha de 19 partidos sin conocer la derrota con la que llega el conjunto azteca.

"Chicharito" motivado.

Javier Hernández tiene 44 goles con la camiseta de México y está a solo dos de igualar al máximo cañonero histórico, Jared Borgetti. En su selección rinde más que en su equipo, Bayern Leverkusen.

MÉXICO - LO MALO.

Poca marca en el medio.

Esto puede ser clave para Uruguay. México apuesta a los rápidos y de buen pie, pero en los roces de mitad de terreno gana poco.

Pocas vías de llegada.

México apuesta a llegar por las bandas y centrar para definir por el medio. Si se le tapa esta vía, tiene pocas alternativas para generar peligro.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)