Peñarol

Para recargar fuerzas

Antes del cierre del Apertura, esta será la última semana sin fútbol en el medio.

Foto: Marcelo Bonjour.
Foto: Marcelo Bonjour.

Esta semana será crucial en la vida deportiva de Peñarol, ya que será la última de acá al cierre del Apertura en el que no tendrá fútbol entre semana. “Los médicos y los preparadores físicos van a poner bien a los jugadores esta semana en lo físico. Jugamos partidos altamente intensos y eso a la corta o a la larga pasa factura”, anticipó Leonardo Ramos.

Cuatro fechas quedan para cerrar la primera mitad del año y conseguir un lugar en la definición por el Campeonato Uruguayo. Doce puntos en juego y con el aurinegro dos puntos abajo de Nacional, pero dependiendo de sí mismo. Fénix (el sábado que viene en el Centenario), el clásico (el domingo 22 en el Centenario), Progreso (el 29 como visitante) y Defensor Sporting (el 6 de mayo en el Campeón del Siglo), es lo que marca el almanaque; pero a eso hay que intercalarlo con los partidos por la Copa Libertadores de América.

Entre el clásico, Peñarol tendrá los dos partidos ante Libertad: primero en Paraguay (18/4) y luego en Montevideo (26/4). Antes de Defensor tendrá que visitar a Atlético Tucumán (2/5) y luego cerrará el Grupo C ante The Strongest como local (17/5).

El equipo no tendrá respiro en los próximos 40 días. Será un partido tras otro y donde cada resultado puede marcar el futuro deportivo de la institución en esta temporada. “Ahora se nos viene una semana de descanso y vamos a programar las semanas siguientes, que serán muy duras”, recalcó “Leo”, que sabe que tiene una agenda apretadísima.

Por eso, y como hizo en el último partido ante Rampla, será importante la atención que ponga en los detalles. Cómo administrar las cargas, a quién exigirle en cada momento y recuperar lo antes posible a los que vienen con molestias o recuperándose de otros inconvenientes. Salvo Walter Gargano y Lucas Viatri, que volverán recién después del Mundial, el resto está a la orden. Tendrán una semana como una especie de mini pretemporada para encarar esta seguidilla de la mejor manera.

“Es muy difícil mantener una continuidad de muchísimo tiempo. Algunos equipos en el mundo lo logran. Cuesta mantener un nivel de competitividad importante y siempre digo lo mismo: cuando no se puede jugar bien, los resultados son importantísimos. Soy resultadista. Me gusta ganar y me gusta ganar jugando bien. Y para el que está afuera, ver ganar a Peñarol cuando no juega del todo bien, también sirve y mucho”, finalizó el entrenador aurinegro.

Vuelve Fidel y se pone a punto para lo que queda

El delantero ecuatoriano superó su desgarro y esta semana ya volverá a trabajar con normalidad. Vale recordar que “Alegría”, que ya arrastraba esa molestia, se terminó de sentir en el posterior del muslo en el partido ante Danubio. Es decir que no juega desde el pasado 27 de marzo.

Un grito de gol. Fidel Martínez festeja el gol de Peñarol. Foto: Francisco Flores.
Foto: Francisco Flores.

Como el dicho: Mejor prevenir que curar

“El cuerpo médico nos dijo que lo más aconsejable era que no jugara el segundo tiempo, pero nos dieron la tranquilidad de que no era más que una molestia”, señaló el DT en referencia a la salida de Farbricio Formiliano. En momentos como este, “Leo” dejó en claro que es mejor mantener la calma y no arriesgar.

Fabricio Formiliano festejando el gol de Peñarol. Foto: Gerardo Pérez
Foto: Gerardo Pérez

Que no le pase nada: Al capitán hay que cuidarlo

“Lo vi tocarse el posterior y era un golpe que tenía ahí. Es un jugador fundamental. Era sacarlo en ese momento o jugar con el destino y perderlo para lo que viene”, explicó sobre la salida del “Cebolla”. Ya aprendió la lección contra Torque. Los quiere al 100%. Hay que administrarle las cargas.

Foto: Gerardo Pérez.
Foto: Gerardo Pérez.
Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º