NACIONAL

"La rebeldía del equipo me llenó de orgullo y satisfacción"

Gustavo Munúa resaltó que Nacional nunca perdió la línea.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Tranquilidad. Eso fue lo que le pidió Gustavo Munúa sus jugadores durante el partido. Foto: Fernando Ponzetto

Faltaban 15 minutos para terminar el partido en el Gran Parque Central. River Plate le ganaba 1-0 a Nacional y Gustavo Munúa, gesticulando, le pidió tranquilidad a sus jugadores.

Y otra vez, el equipo respondió. Pasó el huracán de unos minutos de desesperación y Nacional volvió a ser el de la primera fecha, dio vuelta el marcador y ganó.

"Jugamos contra un muy buen equipo que en el primer tiempo nos complicó y generó opciones de gol, aunque nosotros también creamos algunas, pero está claro que fueron dos tiempos totalmente diferentes porque en el complemento subimos el nivel", dijo Munúa en conferencia de prensa

El entrenador tricolor remarcó que "la rebeldía del equipo me llenó de orgullo y satisfacción, sobre todo porque nunca se perdió la compostura y se procuró seguir jugando a lo que nosotros queremos que es intentar mantener la posesión de la pelota hasta que aparezcan las opciones y en el segundo tiempo comenzaron a aparecer".

Si bien los darseneros complicaron y mucho a los albos, sobre todo en la primera parte, y en algunos pasajes del complemento con los contragolpes, Munúa explicó que una de las claves fue que no perder la calma adentro de la cancha: "Hubo un lapso en el que por unos cinco minutos se perdió un poco el control con el afán de irnos arriba, pero el equipo enseguida se serenó jugando a lo que pretendemos y eso fue clave para que llegaran las opciones de gol y convertir".

El exgolero agregó que "fue difícil porque ellos intentan jugar mucho por abajo, tienen buenos movimientos y está claro que lo plantearon de igual a igual. Lo bueno es que pudimos contrarrestar eso, nunca perdimos la línea y el equipo confió en nuestra idea, los jugadores sacaron todo de sí para dar vuelta el partido y se logró".

Arbitraje.

El técnico tricolor, consultado por la actuación de Fernando Falce, dijo que "sinceramente no me gusta hablar mucho de los árbitros porque se que tienen una labor muy difícil, pero quizá en el primer tiempo sobre todo y algunas jugadas del segundo hubo algunas en las que todos vimos lo que pasó, es cuestión de interpretación pero días malos puede tener cualquiera. Lo más importante de todo es que se pudo dar vuelta el resultado y ganar".

Lo que viene.

Contento por haber sumado el segundo triunfo en el Torneo Apertura, Munúa ya le apuntó a la Sudamericana. "Estoy muy feliz por lo hecho hoy (ayer) y por el resultado, pero siento que ya tenemos que meter la cabeza en el partido del jueves porque se nos viene un encuentro muy importante. Independiente Santa Fe es un rival muy duro pero estoy seguro de que este equipo va a estar a la altura de las circunstancias".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)