NACIONAL

¿Es realmente un mano a mano por el Apertura?

Nacional se enfrenta a los dos primeros, pero necesita ayuda de otros equipos; Gutiérrez ya piensa en la Anual. 

Nacional
Nacional viene de ganar tres partidos al hilo y no pierde la esperanza. FOTO: Archivo EL PAÍS.

Nacional llegó a quedar en el último lugar del Apertura en la quinta fecha (junto a Defensor Sporting), momento a partir del cual los directivos resolvieron cesar a Eduardo Domínguez. Llegó Álvaro Gutiérrez, los albos ganaron los últimos tres encuentros (11 goles a favor, ninguno en contra) y el equipo ya se posicionó en el quinto lugar (con Wanderers), cuando recién se pasó la mitad del primer torneo corto que hay en la temporada.

Los tricolores tienen 12 puntos, están a ocho unidades del líder Fénix y a siete del escolta Peñarol. También tiene por arriba en las posiciones a Cerro Largo (15) y Danubio, que tiene 13 puntos.

“Estamos muy lejos y cada vez quedan menos partidos. La idea es terminar el Apertura lo más cerca posible de los punteros para después tener posibilidades de pelear la Anual y el Clausura. Este torneo es un mano a mano entre Peñarol y Fénix”, le dijo ayer con sinceridad el DT Álvaro Gutiérrez al programa radial Tirando Paredes.

Está claro que el objetivo del entrenador es sumar la mayor cantidad de puntos para la Anual y no piensa en la posibilidad de quedarse con el título del Apertura.

Si analizamos la diferencia de puntos que hay entre Nacional y los que van arriba, y le agregamos los rivales que a cada uno le falta, es lógico tomar la postura del DT, porque el panorama albo es complejo.

Nacional no tiene margen de error y debería ganar todos los puntos que le quedan (llegaría a 33). Con excepción de Danubio, con el que ya perdió, todavía tiene que enfrentarse a los tres primeros. Al único que puede alcanzar en el duelo directo es a Cerro Largo, a quien visita el domingo.

En el caso hipotético que Nacional le gane a Peñarol y Fénix, ambos deberían perder al menos otro partido y empatar uno (de esa forma superaría a los aurinegros y quedaría igualado con los albivioletas).

Fénix y Peñarol se enfrentan entre ellos por lo que alguno de los dos (o ambos, si empatan) van a perder puntos.

¿Con qué otros adversarios podrían perder unidades si se daría una lógica de resultados? A Fénix le queda una visita a Cerro Largo y otra al Franzini; aunque Defensor viene mal no deja de ser un juego de riesgo. Los de Capurro deben jugar, además, contra River (V), Progreso (V) y Rampla (L).

Nacional y Fénix tienen fixtures similares, sólo con un rival de diferencia.

Por otro lado, Peñarol se mide en las próximas tres fechas a equipos que están en los últimos lugares: Plaza Colonia (12°), Cerro (16°) y River Plate (14°). El cierre del torneo sí es más complejo porque enfrenta a Nacional (L), Fénix (V), Progreso (L), y cierra en el Ubilla contra Cerro Largo.

Los arachanes, precisamente, enfrentan a Nacional, Peñarol y Fénix en el Ubilla, donde ganaron los cuatro partidos que jugaron, con apenas un gol en contra y nueve a favor. También serán locales frente a Progreso y visitarán a Wanderers, Racing y Boston River.

De los equipos que están arriba de Nacional, Danubio es el que tiene el fixture más benévolo, aunque ha tenido una actuación irregular. Entre lo más difícil tiene la visita al Olímpico y Belvedere y recibir a Defensor y Wanderers.

Más allá del análisis, no hay que perder de vista que en el fútbol en algunas ocasiones no prima la lógica. Pero sí es cierto que parece improbable que Fénix y Peñarol pierdan tantos puntos en siete partidos que restan. Para Nacional es muy difícil, pero no es imposible.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)