nacional

Dos realidades distintas

Los tricolores llegarán a la revancha en la Copa Libertadores sin actividad oficial y por ahora no tiene cara nuevas, mientras que Botafogo ya tiene refuerzos y continuidad.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Nacional

A dos semanas del partido de vuelta entre Nacional y Botafogo que se jugará en Río de Janeiro (la ida fue triunfo del Fogão 1 a 0) por los octavos de final de la Copa Libertadores, tricolores y albinegros viven un presente totalmente diferente.

En cuanto a las modificaciones del plantel, Nacional no ha tenido incorporaciones hasta el momento. Está buscando con intensidad un lateral derecho, que fue el expreso pedido del técnico Martín Lasarte, y podría llegar algún jugador más, pero es poco probable por la situación económica que atraviesa el club y porque se piensa que hay buen material en los juveniles.

Es más, Nacional tiene algunas bajas. La más importante, por los minutos que tenía, quizás sea la de Santiago Romero, que de hecho fue titular en el partido de ida. Pero tampoco están más dos futbolistas que alternaban como Sergio Otalvaro y Brian Lozano.

Al equipo brasileño llegaron dos jugadores con la intención de ser titulares. Arribaron el chileno Leonardo Valencia, un creador proveniente de Palestino y que ha jugado en la selección trasandina, y Brenner, un centrodelantero brasileño de 23 años que llegó al equipo desde Inter de Porto Alegre en una transacción que involucró a Camilo, un volante ofensivo que jugó los últimos 10 minutos en el Gran Parque Central y que ahora es compañero de Nicolás López.

Hay otro importante contrapunto entre los dos equipos que se enfrentarán en el estadio Nilton Santos el próximo jueves 10 de agosto y es la continuidad de partidos que tendrá uno y otro.

Tomando como referencia el encuentro que se jugó el 6 de julio en Montevideo, Nacional llegará con apenas dos partidos oficiales y dos amistosos (Boca y Banfield). Y los oficiales fueron los dos últimos que jugó por el Intermedio (Cerro y Defensor Sporting) previo al pequeño receso.

En tanto, Botafogo disputará ese decisivo partido con nueve encuentros a cuestas, ocho por el Brasileirão (donde está séptimo con 24 puntos, a 14 del líder Corinthians) y uno por la Copa de Brasil, el que jugó anoche contra Atlético Mineiro, con goleada 3-0 y que lo clasificó a las semifinales del torneo. Con este triunfo, el Fogão llegó a siete partidos invicto desde la derrota con el Timão.

“La prioridad de Botafogo es la Libertadores. Ha tenido una secuencia de partidos importantes, con buenos resultados, pero está siempre con la cabeza en la Copa”, indicó Marcelo Brener, periodista de GloboEsporte.

Nacional también le apunta decididamente a ese partido y sabe que si repite lo bueno hecho en el Parque Central (a pesar del resultado), tendrá grandes posibilidades de avanzar.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error