EN EL BERNABEU

El Real rozó el desastre

El equipo blanco dio una muy mala imagen ante el Schalke y perdió 4-3 de local, pero clasificó por el 2-0 de la ida. Sigue agravándose la crisis merengue. Mirá los goles.

E l árbitro esloveno Damir Skomina decretó el final del partido (3-4) y el alivio por estar en los cuartos de final fue efímero para los jugadores del Real Madrid. Habían pasado los últimos minutos encerrados en su área, resistiendo y rezando para que el Schalke 04 no anotara el gol que le hacía falta para clasificar y eliminarles. Ese 5-3 no llegó porque Iker Casillas lo había evitado con varias atajadas, y la alegría por la clasificación nada duró, porque al instante los jugadores se dieron cuenta de que todavía tendrían que sportar algo peor que los ataques alemanes: el veredicto del Santiago Bernabeu. Los hinchas más enojados se habían marchado hacía rato, pero todavía quedaban varios miles de aficionados con ganas de que su equipo los escucharan.

Casillas, que había sido señalado en varios de los tantos visitantes (algo que su gran final no hizo olvidar), cumplió su labor de capitán y ordenó a todos los compañeros que se mantuvieran en el centro de la cancha. Veterano él, ya sabe lo que toca en estos casos. El estadio estalló en silbidos, gritos y miles de pañuelos blancos en el aire en señal de descontento, reafirmada con sonoros aplausos al Schalke.

Los hinchas blancos dijeron basta. Ya tenían tiempo sospechando de las pocas rotaciones de Ancelotti, que no tardaron en transformarse en un evidente agotamiento físico de jugadores clave. A ello y a las desafortunadas lesiones (Modric, James, Ramos), se añadió el bajón de rendimiento de las estrellas ofensivas y sobre todo de su máxima referencia, Cristiano Ronaldo. El portugués es una sombra del que no hace ni dos meses era justo ganador del Balón de Oro. Hay quien dice que sus dolores físicos han vuelto, mientras otros señalan a los dolores del alma (por la ruptura con su novia). El caso es que el Real clasificó porque su poderío ofensivo, aún a medio gas, superó con creces a la débil zaga visitante, pero su agotamiento físico le llevó a estar a merced del rival cuando hacía 16 años que nadie anotaba cuatro goles en el Bernabeu en Champions. En 12 días le toca jugarse la Liga en el Camp Nou y la bronca es la manera que tienen los hinchas de decir lo que Ancelotti resumió en una sola frase en la conferencia: “Así no iremos muy lejos”.

Porto llegó a cuartos de final a base de cañonazos

El otro equipo que ya está en los cuartos de final es Porto, que se impuso con claridad en su casa al Basilea suizo (4-0). Los cuatro goles con los que los portugueses liquidaron la serie (que venía 1-1 tras el duelo de ida) fueron todos desde fuera del área y cada cual más bello. Brahimi abrió el marcador de tiro libre, el mexicano Herrera hizo el segundo, Casemiro repitió de falta directa y cerró el marcador Aboubakar.

Real Madrid 3-4 Schalke 04

Real Madrid: Casillas; Arbeloa, Varane, Pepe, Coentrao; Khedira, Kroos, Isco; Bale, Benzema y Cristiano.

Schalke 04: Wellenreuther; Höwedes, Nastasic, Matip, Fuchs; Höger, Neustädter, Meyer, Barnetta; Choupo-Moting y Huntelaar.

Gol: 20' Fuchs, 25' Cristiano, 39' Huntelaar, 45' Cristiano, 52' Benzema, 57' Sané,

Árbitro: Damir Skomina (Eslovenia)

Estadio: Santiago Bernabeu

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)