CHAMPIONS LEAGUE

Real Madrid, un campeón mata billetera

Los millones del Paris Saint-Germain no pudieron con la jerarquía del 12 veces campeón de Europa, que sigue agigantando su historia, mientras el elenco francés sumó una perla más a su collar de fracasos.

El balón en la red luego de haber sido cabeceado por Cristiano para el 1-0. Foto: AFP
El balón en la red luego de haber sido cabeceado por Cristiano para el 1-0. Foto: AFP

Al campeón se lo respeta. Siempre. Real Madrid se encargó de reafirmarlo en la serie por octavos de final de la Champions. Y de paso dejó otro mensaje: la casta no se compra con dinero.

Claro, no se trata de que el bicampeón reinante de Europa sea un club pobre, sino todo lo contrario, pero que Paris Saint-Germain quisiera ponérsele a la par simplemente abriendo la billetera repleta de petroeuros resultó una quimera, porque por más que los jeques se gastaron 400 millones para traer a Neymar y a Mbappé y transformar así en monarca europeo al club parisino, el peso de la historia sigue siendo mayor.

Había que ser muy ingenuo para pensar que PSG podía eliminar en octavos de final a Real Madrid, principalmente porque los antecedentes jugaban todos en su contra.

La pregunta que cabía hacerse antes del inicio del partido era: ¿Cómo va a hacer el club parisino para dar vuelta un 3-1 si en la pasada edición había dilapidado un 4-0 conseguido en la ida ante Barcelona, que luego lo pasó por arriba y lo venció 6-1 en el Camp Nou? ¿Cómo es posible imaginarse a un equipo tan timorato, helado y hasta con planteamientos cobardes como el PSG dándole vuelta la llave al que con 12 Champions es el más ganador de Europa?

Ah... trajo a Neymar. Es cierto, gastó 222 millones de euros para ello, pero resulta que poco hizo en el partido de ida y para el de vuelta estuvo ausente por lesión, la que por cierto le impedirá culminar la temporada en un equipo que, dado el bajo nivel de la liga francesa, ya tiene asegurado el título porque ahí sí hace de a siete goles.

La única esperanza real que tenía PSG era Edinson Cavani, ese que corre para un lado, para el otro, va al choque, se desmarca, es generoso, pelea cada pelota y mete goles hasta sin querer, como ayer cuando la pelota le dio en la rodilla y se metió en el arco para el 1-1 que anulaba la ventaja marcada por Cristiano Ronaldo apenas abierto el segundo tiempo. Pero un solo futbolista no alcanza. Por algo se juega con 11. El Madrid no fue un dotado de virtudes, pero aun así se llevó la victoria una vez más por 2-1. Lo que pasó fue que los de blanco se la dieron bien a los de blanco y del otro lado no fue así. Lucas Vázquez no tiró un centro al área, sino que le puso un pase a la cabeza a Cristiano para el 1-0, dicha que nunca tuvo Cavani a lo largo del partido.

Mbappé se quiso vestir de héroe y le negó un par de pases que pudieron ser goles, el más claro el que prefirió guardarse para sí y definir con poco ángulo a falta de cinco minutos para terminar la primera mitad y con el partido aún 0-0.

Cuando llegó el gol del Madrid se terminó todo, porque si algo estaba claro era que PSG no tenía la fuerza para marcar tres tantos, los cuales solo le servían para igualar la serie, porque para pasar directo debía hacer cuatro y no recibir ninguno más.

Al final se dio la lógica. ganó el Madrid y sigue su camino por Europa rumbo a una tercera Champions consecutiva, aunque esta versión del equipo de Zinedine Zidane no parece tener el nivel suficiente como para superar etapas más allá de las semifinales. Ganó el bicampeón 2-1 y continúa agrandando su historia de cuadro grande. Algo similar podría decirse del PSG, pero en el modo contrario. El conjunto parisino continúa agigantando su collar de frustraciones por Europa y, por qué no, su tradición de equipo perdedor más allá de las fronteras francesas.

“El trabajo del entrenador no quiero criticarlo aquí. Vamos a hablar con los jugadores. Hoy no supimos reaccionar. Estamos muy decepcionados, enojados. Vamos a calmarnos y después veremos qué hacemos. Sabemos que el Real Madrid tiene experiencia, pero no hemos hecho lo que debíamos para ganar”.

Al-Khelaifi junto a Florentino Pérez. Foto: AFP
Nasser Al-KhelaifiPresidente de PSG

Pasaron Ronaldinho, Raí, Zlatan Ibrahimovic y ahora están Cavani y Neymar, pero el equipo nunca da el salto de calidad. Siempre le faltan 10 gramos para el kilo.

Los millones en los bolsillos son una gran motivación para cualquier persona, sin importar su profesión. Desde ese punto de vista son irrefutables las decisiones que pueda tomar Edinson Cavani, pero si quiere ser protagonista de verdad en Europa, deberá evaluar muy bien su continuidad en Paris Saint-Germain.

unai emery

No es seguro que culmine la temporada en PSG

La eliminación de PSG fraguó ayer, pero empezó a gestarse en el 3-1 del Bernabéu, cuando su técnico Unai Emery hizo un cambio que resultó fatal. A los 66’, con el partido 1-1, sacó al goleador histórico del club, Edinson Cavani, y puso al defensa belga Thomas Meunier. Unos minutos después, Real Madrid hizo dos goles. Según los medios franceses eso le valió a Emery el utlimátum: o da vuelta la serie o se va. ¿Qué pasará ahora?

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)