SELECCIÓN

Las 10 razones para soñar con que Uruguay gana la Copa América en Brasil

Luego del triunfo 3-0 sobre Panamá en el partido de despedida, quedó claro que la Celeste tiene argumentos muy sólidos y convincentes como para creer que la 16 es posible.

Despedida de Uruguay ante Panamá
Foto: Marcelo Bonjour

Hay certezas, situaciones de juego claras y reveladoras de lo que se quiere y de lo que se está consiguiendo. Hay señales que evidencian que el potencial deportivo de la selección de Uruguay crece. Que no se arranca ninguna raíz, pero que empieza a forjarse una nueva identidad. Sin llegar a la brillantez, es clarísimo que este formato o nuevo estilo tiene pinta de ser triunfador.

Esta nueva Celeste va aproximándose cada vez más a una mejor producción en los rubros que antes los padecía, y que todos se movilicen en esa dirección es el mejor mensaje de todos. Quedan avisados: la Celeste está buscando lo que quería encontrar y las razones para creer que el grito de “Uruguay Campeón” es alcanzable se incrementan de manera sustancial.

Es fácil, cada jugador que ha sumado al grupo Óscar Tabárez reúne los atributos que se necesitaban para incrementar el caudal de juego, mientras el resto ha entrado con convicción en sintonía en ello, porque saben que su entereza para hacer frente a cualquier rival se ve beneficiada con la incorporación del más puro talento y la cuota de creatividad.

Repasemos, entonces, qué tiene Uruguay para ganar la Copa América en Brasil 2019.

1
Experiencia
Martín Cáceres

Si bien Uruguay ha tenido recambio principalmente en el mediocampo, hay jugadores como Muslera, Cáceres, Godín, Suárez y Cavani que tienen tres mundiales disputados y ganaron la Copa América 2011. De los 23 del plantel, hay 15 que ya jugaron el torneo continental y Bentancur, por ejemplo, estuvo en el Mundial de Rusia.

2
Zagueros firmes
Diego Godín

Cuando se tiene zagueros que en su espalda se podría grabar perfectamente la grifa “sangre charrúa” queda claro que no habrá pelota fácil para ningún delantero. Además, lejos de viejos axiomas, lo que hay que establecer es que una buena defensa se consigue con zagueros rápidos, experientes, de peso en el área, ganadores en el mano a mano y que tengan nivel probado a fuego. Diego Godín, José María Giménez, Sebastián Coates y Martín Cáceres son guerreros dispuestos a dar todo en todas las batallas.

3
Medio dinámico
Nahitan Nández

Ya no importa su conformación, la Celeste tiene variantes que antes no encontraba porque no estaban estos jugadores. Vecino, Bentancur, Nández, Valverde, Torreira, Lodeiro, De Arrascaeta y hasta Laxalt si se lo coloca ahí le dan a Uruguay el estilo que Tabárez quiera poner en cada partido. Velocidad por afuera, mejor manejo por el centro, contención por delante de la línea de cuatro. Y, fundamentalmente, mayor control de la pelota.

4
Manejo del balón
Giorgian De Arrascaeta.

La idea ya está metida en la piel. Que se busque progresar desde la misma salida de la línea de cuatro es la mejor revelación de lo que se busca. Bentancur retrocediendo para tomar el balón y Godín y Giménez sin tirar pelotas hacia adelante de manera sistemática marcan un camino claro.

5
Ataque temible
Suárez y Cavani

La dupla de Edinson Cavani y Luis Suárez sigue siendo la mejor del continente. Y eso se incrementa, además, con la ausencia de Neymar en Brasil. Lo bueno es que ya no se dependerá de que “Lucho” juegue para “Edi” o viceversa, ahora se pretende tener mayor generación de jugadas de ataque para alimentar a estas dos bestias.

6
Desborde
Diego Laxalt

Nada de guiarse exclusivamente por lo que dejó el partido de despedida ante Panamá, porque allí lo que funcionó mejor fue la banda derecha con las triangulaciones de Nández, Cáceres, Vecino, De Arrascaeta y hasta el propio Lodeiro cuando se recostó a ese sector. Uruguay ensancha la cancha y tiene profundidad por ambos lados. Laxalt ya lo demostró en Rusia 2018.

7
Banco de lujo
Maximiliano Gómez en el Uruguay vs. Panamá

Hay mucha cuota de talento, capacidad de goleo y de seguridad defensiva que quedará en el banco de suplentes. La fantasía de Gastón Pereiro, la potencia de Maximiliano Gómez y la lucha y temple de Lucas Torreira son simplemente algunos ejemplos de ello. Hasta no se correrán problemas si el arco lo tiene que llegar a custodiar Martín Campaña.

8
Adaptabilidad
Rodrigo Bentancur

Son muchos los jugadores que tienen la cualidad de adaptarse a la función o el sistema que requiera el entrenador. En un mismo partido la Celeste puede modificar su figura y no resquebrajarse en su rendimiento por ello. Es de enorme relevancia tener zagueros que sin problemas pasen a formar una línea de tres, volantes que se conviertan en enganches y jueguen por detrás de los delanteros, laterales que se transformen en mediocampistas o delanteros que se adapten a jugar por detrás de un solo punta.

9
Buenas sociedades
Rodrigo Bentancur y Matías Vecino

Que haya una cantidad importante de jugadores de buen pie facilita la creación de las mini-sociedades que terminan acrecentando las chances de construir jugadas que abran brechas en las líneas defensivas de los rivales. No depender de un pelotazo para los salvadores Cavani y Suárez amplía las posibilidades de victoria.

10
Gol
Luis Suárez en el Uruguay vs. Panamá

Nada más importante como esas tres letras juntas. Uruguay tiene un enorme poder para vulnerar las redes rivales y eso eleva sus posibilidades. Si no es por medio de sus dos artilleros puede ser perfectamente por el juego aéreo o por los tiros libres directos o los remates de afuera. Por donde se lo analice, Uruguay es fuerte. Tiene argumentos para ser campeón.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)