FÚTBOL

Las razones de por qué el Centenario cada vez recibe menos partidos

El mítico estadio, que hasta hace poco recibía hasta cinco encuentros por fin de semana, no está previsto que albergue ningún juego en las primeras tres fechas.

Foto: Fernando Ponzetto
Foto: Fernando Ponzetto

Empezó el Torneo Apertura y con él la temporada 2019 del fútbol uruguayo, pero el Estadio Centenario sigue esperando por un partido. Ya se jugó la primera fecha y se fijaron las próximas dos y en ninguno de los boletines ha figurado ni figura el nombre del Monumento Histórico del Fútbol Mundial.

Con la reinauguración del Parque Central en 2005 y la construcción del Campeón del Siglo en 2016, Nacional y Peñarol dejaron de utilizar el Centenario cuando ofician como locales, excepto para disputar clásicos. Allí bajó notoriamente el número de partidos en el máximo escenario deportivo del país, porque de pique se jugó prácticamente la mitad de los juegos que albergaba.

Sin embargo, tricolores y aurinegros siguieron concurriendo asiduamente al Centenario porque los equipos en desarrollo lo fijaban cuando los recibían, algo que también prácticamente ha desaparecido.

El Centenario llegó a albergar hasta cinco partidos por fin de semana: los de los grandes con sus preliminares y alguno televisado entre equipos menores. También recibía a los de copas internacionales de todas las instituciones. De entre 25 y 30 partidos por mes que se jugaban hasta 2005, en los dos meses transcurridos del 2019 se llevan disputados solo dos: el clásico de verano y la Supercopa Uruguaya.

Las causas.

Al advenimiento de los estadios de los grandes se ha sumado que algunos clubes en desarrollo han hecho mejoras en sus escenarios para poder albergar los partidos con Nacional y Peñarol, además de que las exigencias para los juegos con los grandes se flexibilizaron. Por ejemplo, de los 8.000 espectadores sentados que se requerían para poder ser local ante los grandes, se pasó a 5.000.

En la primera fecha entonces Nacional fue visitante ante Liverpool en Belvedere, mientras que Peñarol lo fue en el Franzini frente a Defensor. Para la segunda jornada está previsto que el aurinegro reciba el sábado a Rampla Juniors en el CDS, mientras que el tricolor será local el martes a la noche frente a Wanderers. Igualmente, el Centenario no podía utilizarse este fin de semana por el recital de Ed Sheeran. Sin embargo, en la tercera ambos serán visitantes y tampoco irán al Estadio.

Racing decidió fijar el Nasazzi para ser local ante Nacional el sábado 2 de marzo y Juventud pretende recibir por primera vez en su Parque Artigas a Peñarol el domingo 3. En caso de que ambos escenarios sean aprobados (están fijados provisionalmente), pasarían tres fechas y 24 partidos del Uruguayo 2019 sin que se juegue en el Centenario.

Razones de pe$o.

Hasta hace poco los equipos en desarrollo esperaban con interés el sorteo del fixture y buscaban en el calendario cuándo les tocaba recibir a los grandes, porque (salvo que hubiera mal tiempo) era una buena recaudación segura que les salvaba buena parte del presupuesto. Eso ha cambiado.

Ahora ya no tienen el mismo interés porque la mayoría prefiere ser local ante los grandes en un escenario chico. ¿Las razones? Económicas.

A excepción de Nacional, Peñarol y en algunos partidos puntuales equipos como Defensor Sporting, Danubio, Wanderers y Cerro, los demás juegan a pérdida. Las magras recaudaciones producto de la poca venta de boletos (agudizada desde que éstos deben adquirirse con anticipación por razones de seguridad), el fuerte aumento en los gastos de seguridad privada, sumado a que para abrir el Centenario se necesita mucho personal administrativo para cubrir las puertas, es absolutamente inviable alquilar el Centenario. Además, el sentimiento de arraigo que han desarrollado los hinchas de Nacional y —aunque en menor medida— de Peñarol hacia sus estadios (en los que muchos tienen butacas adquiridas por todo el año), también juegan en contra de los equipos menores cuando son locales.

Abrir el Nasazzi o el Parque Artigas, como es la idea de Racing y de Juventud para la tercera fecha, supone bajar los gastos a más de la mitad.

El Centenario cada vez tiene menos fútbol y más espectáculos. Esa es la forma que tiene de sobrevivir.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)