VEA EL VIDEO

Raúl anunció su retiro del fútbol

El mítico goleador del Real Madrid y de la selección española, Raúl González, anunció que dejará el fútbol cuando termine la temporada con el New York Cosmos. Recordá alguno de sus mejores goles.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Raúl González, como capitán del Real Madrid. Foto: Archivo El País.

Raúl González Blanco, delantero internacional español del NY Cosmos, anunció hoy que en los próximos meses decidirá su futuro, una vez que decidió su retirada del fútbol profesional para el próximo mes de noviembre, coincidiendo con el final de la temporada de la NASL, en Estados Unidos.

Raúl, según pudo saber Efe, maneja varias ofertas interesantes de futuro, entre ellas una de la Liga de Fútbol Profesional española, que desea expandir la imagen de La Liga en Estados Unidos y con Raúl de icono, no sólo comercial, sino también con funciones ejecutivas.

"Cuando firmé por el Cosmos en diciembre dije que evaluaría mi continuidad en función de cómo me iba encontrando", ha afirmado el capitán del Real Madrid y de la selección española. Ginés Carvajal, agente del futbolista, dijo a Efe que Raúl, de momento, seguirá viviendo en Nueva York.

"No ha sido sencillo tomar esta decisión, pero es el momento idóneo. Ahora todo mi foco está dirigido a ayudar al Cosmos a ganar el campeonato. Quiero agradecer a todo el mundo que me ha ayudado en mi carrera deportiva y especialmente a los hinchas del Cosmos que me han recibido y apoyado con afecto y cariño desde que llegué a Nueva York", subraya Raúl. Giovanni Savarese, en nombre del Cosmos, dijo tras conocer la decisión de Raúl que el futbolista madrileño "es uno de los futbolistas más simbólicos del mundo. Dije en su presentación que él nos aportaría conocimiento, pasión, profesionalidad y él ha conseguido cumplir con creces todas nuestras previsiones", subrayó Savarese.
"En menos de un año Raúl se ha convertido en una parte importante de nuestro club y de la familia del Cosmos", apuntó el dirigente del club de Nueva York.

Raúl jugó durante 16 años en el Real Madrid, debutó con 17 años en el primer equipo ante el Real Zaragoza en el estadio de La Romareda y ganó seis Ligas, cuatro Supercopas, tres Champions League y dos Intercontinentales, entre otros muchos títulos con el Real Madrid.

Llegó a superar a Di Stéfano como máximo goleador en la historia del Real Madrid, con 323 goles, un registro que fue alcanzado hace unos días por Cristiano Ronaldo. Aún así, sigue siendo el jugador con más partidos oficiales en la historia merengue, con 741.

En el año 2010 fichó por el Schalke 04, conquistó un título de Copa de Alemania y llevó al club de Genselkirchen a jugar la Liga de Campeones. Posteriormente, jugó en Qatar, donde fichó por el equipo del Al Saad de Doha y ayudó a diseñar la exitosa cantera de la Aspire Academy, antes de viajar a Nueva York y jugar la recta final en el Cosmos.

Si no puede ver el video, haga click aquí.

Raúl y la luz del vestuario (Luis Villarejo - EFE)

Debutó con 17 años y se retira con 38. Se dio a conocer siendo un imberbe adolescente y anuncia su adiós como futbolista siendo padre de familia y con inquietudes futuras para devolver al fútbol todo ese conocimiento que ha acumulado en su trayectoria.

Raúl seguirá cerca del fútbol. Tiene que decidir: banquillo o ejecutivo. En su giro alrededor de esta industria ha manejado todos los parámetros. Nene, Capitán, goleador, negociador, icono, salvavidas, portavoz y a menudo, sin él saberlo, hasta 'director general'.

Raúl sujetó durante muchos años al Real Madrid, un club que se hizo multinacional de la noche a la mañana. Y que necesitó una transición que lideró un tipo que se convirtió en gestor de director de Recursos Humanos. Ahora, que tan de moda está el 'coaching' entre los directivos, él animó a muchos compañeros y ayudó a sus entrenadores a exprimir todo el zumo que podían ofrecer en el terreno de juego.

Raúl siempre salía el último del vestuario. En casa y fuera. Revisaba el vestuario, espera a los utilleros y cuando estaba todo recogido en los baúles de aluminio, enfilaba hacia el bus junto a los empleados del club. Como el padre de familia que vigila la luz y el gas antes de salir de vacaciones, Raúl siempre cerraba la puerta. Siempre fue responsable. Y deja un hermoso legado.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)