EN EL OLÍMPICO

Puntos de oro pensando en el descenso

La idea de los picapiedras tuvo su premio por un error de Fénix, que nunca tuvo en la mira el arco rival

Foto: Marcelo Bonjour.
Foto: Marcelo Bonjour.

Pase largo de “Maxi” Cantera a “Leo” Fernández buscando el hueco a espaldas del lateral izquierdo. El “7” lo esperó y se la devolvió a la cabeza, pero Cantera vio a Alex Silva entrando al área y se la tiró de una con un cabezazo. Le quedó larga al “9” y otra vez una jugada con ritmo y movimiento quedó en la nada. Fénix tuvo la esencia de Juan Ramón Carrasco, siempre buscando la pared, la jugada rápida y por los espacios. Pero en todo el partido nunca buscó el arco, siempre intentó un pase más y pocas veces probó al arco. Apenas tuvo una situación clara de gol en todo el juego en el minuto 93.

Rampla, por su parte, fue un equipo más eficaz. Dejó a su rival proponer, tener la pelota y esperar a tener un espacio. Eso sí, siempre con la cabeza en el gol, siempre buscando un remate con el mínimo espacio.

Y así fue que llegó el gol. El “Mago” Olivera sacó un fuerte remate cuando tuvo la mínima oportunidad, pese a tener a tres defensores por delante. El tiro salió al centro y Darío Denis pudo desviarla con lo justo al córner. Pero esto le permitió al picapiedra subir con todos sus hombres altos y llegar al gol. El centro de Hugo Dorrego no lo cortó nadie hasta que llegó al pie de Gonzalo Rizzo, el zaguero que estaba en el segundo palo y lo único que tuvo que hacer fue perfilar su pie para direccionar la pelota.

Eficaz, sólido y equilibrado. Rampla mostró varias mejoras con respecto a la primera parte del año. Tan solo la solidez mostrada por su línea de fondo le permitió no pasar zozobras. Además, tuvo cuatro intentos antes del gol solo por una explicación: siempre buscó el arco de Denis.

De esta forma tras el gol de Rizzo, el juego no cambió. Porque Fénix siguió proponiendo como lo venía haciendo y Rampla esperando el espacio. Carrasco mandó a la cancha a César Taján entró para desbordar por derecha como lo venía haciendo por izquierda, de esta forma pasando a Leonardo Fernández a una posición más atrasada, pero en ningún momento pudo sacar un tiro exterior aprovechando su buena zurda. Apenas una jugada entreverada en la hora pudo haber sido el empate, pero Rodrigo Odriozola se jugó para embolsar la pelota.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)