EN EL OLÍMPICO

Rampla y Cerro Largo hicieron los méritos, pero no alcanzó

Picapiedras y arachanes jugaron mejor el segundo tiempo, pero los goles llegaron en los primeros 45’.

Carlos Núñez en el partido entre Rampla Juniors y Cerro Largo. Foto: Marcelo Bonjour.
Carlos Núñez en el partido entre Rampla Juniors y Cerro Largo. Foto: Marcelo Bonjour.

Puede sonar extraño, pero Rampla Juniors y Cerro Largo jugaron mejor el complemento, aunque los goles hayan llegado en el primer tiempo. Para los segundos 45 minutos, el mediocampo desapareció y los equipos fueron de un área a la otra intentando poner el gol del triunfo.

Un gol que era importante para ambos equipos pensando en sus respectivos objetivos. Mientras que Rampla Juniors precisaba sumar para escaparle a la temible zona del descenso, Cerro Largo precisaba los tres puntos para seguir con su objetivo de no solo pelear en lo más alto en la Serie B, sino que también afirmarse en lo más alto de la Tabla Anual, al menos hasta hoy.

De todas maneras, el empate 1-1 dejó gusto a poco en ambos equipos. Los hinchas Picapiedras se marcharon un tanto molestos y seguramente algo parecido haya sucedido con los arachanes que llegaron hasta Montevideo para observar un nuevo partido del equipo de Danielo Núñez.

El ímpetu de Jonathan Dos Santos y la velocidad del argentino Tomás Fernández era lo mejor que demostraba Cerro Largo y por ahí llegó el tanto que puso en ventaja a los visitantes.

El equipo arachán se había hecho dueño de la pelota y luego de una gran jugada de Fernández por derecha, sacó un remate que Odriozola despejó pero al medio donde estaba esperando el goleador Dos Santos.

De primera, de zurda y al ángulo, sacó un zapatazo al que Odriozola solo atinó a mirar. Gritó con bronca, porque la pelota no quería entrar, pero grito al fin para Cerro Largo que se ponía en ventaja.

El gol despertó a Rampla Juniors, pero el equipo de Rosario Martínez equivocaba los caminos. Abusaba de los pelotazos y lo más claro estaba en los pies de Juan Albín y en la lucha de Carlos Núñez en el ataque.

Fue precisamente un mano a mano del delantero que provocó un penal de Washington Aguerre. Núñez se hizo cargo del remate y con mucha clase y frialdad picó la pelota para que ingrese muy mansa por el centro del arco.

En el complemento hicieron los méritos, pero no alcanzó. Ese es el mejor título que se pueden llevar los segundos 45 minutos porque ambos tuvieron sus posibilidades, pero no marcaron.

Albín y Núñez volvieron a ser claves, pero no pudieron anotar. Dos Santos las quiso todas, pero no fue suficiente. Así se fue el partido. Con un empate que a los dos les sirve de poco.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)