EN EL ROBERTO

Un final increíble

El bohemio ganaba por tres goles y tenía el partido controlado en Sayago, pero el desenlace se tiñó de incertidumbre

Foto: Francisco Flores
Foto: Francisco Flores

"¡Ya nos comimos dos pepinos!”, le comentaba un veterano hincha de Racing a otro que acababa de llegar al Roberto cuando aún no iban diez minutos de juego. Es que Wanderers, que salió a la cancha con el propósito de crear oportunidades y aprovecharlas -lo que le había costado en partidos anteriores- ya ganaba 2-0, gracias a los goles anotados por Santiago Bellini y Manuel Castro.

Con esos tantos a favor, los bohemios intentaron manejar los tiempos y se tiraron un poco atrás para no dejarle espacios al equipo local.

Racing se recuperó del golpe de los dos goles y comenzó a buscar el descuento, sobre todo por el sector derecho. Fue así como a los 22’ tuvo un penal a favor, que remató Maicol Cabrera, pero Martín Rodríguez, que pasa por buen momento, lo atajó.

Wanderers se mantenía ordenado, defendía bien y trataba de salir de contragolpe. Cerca de la media hora Pastorini se mandó flor de jugada, enganchando para un lado y para el otro hasta que lo faulearon. Él mismo remató el tiro libre al borde del área, pero dio en la barrera de cinco.

Para el complemento, Rodrigo López mandó a Nicolás Sosa a la cancha. Ya en los primeros minutos, el cervecero tuvo dos chances, pero se encontró con las manos seguras de Martín Rodríguez.

Wanderers tuvo un penal a favor, Torresagasti se lo atajó a Bellini, pero “Nacho” González que había ingresado, aprovechó el rebote para anotar el tercero de su equipo.

Faltaba poco más de 10’ y el partido parecía liquidado. Algunos hinchas cerveceros se levantaron para irse.

Wanderers, que había mejorado mucho en defensa, ganaba 3 a 0 y tenía el encuentro controlado.

Pero increíblemente, cuando el partido agonizaba, hubo dos jugadas en que se desconcentró y Racing, que merecía anotar, descontó por intermedio de Maicol Cabrera. Y luego Lima, que había defendido muy bien, la mandó a guardar en su propio arco.

Racing juega bien, pero le cuesta ganar y ayer no aprovechó los resultados de sus rivales en el descenso. “Yo la tabla la miro en noviembre”, dijo el presidente, Raúl Rodríguez.

espinel

"Lo que pasó al final son esas cosas que tiene el fútbol"

"Lo que pasó al final son esas cosas que tiene el fútbol. Es tan maravilloso el fútbol que hasta que pita el juez, el desenlace no está resuelto”, reconoció el técnico de Wanderers, Eduardo Espinel.
“Veníamos trabajando bien, ordenaditos, pero como no nos sobra nada, una desconcentración y la mala fortuna hicieron que el final se pusiera un poco expectante. Era una lástima, porque jugamos bien. Hubiera sido una injusticia no quedarnos con los tres puntos, pero el fútbol es así. Hablaremos sobre lo que sucedió al final, porque son cosas que no pueden pasar en un partido controlado. Pero el fútbol uruguayo es muy parejo y creo que ningún equipo está tres goles arriba de otro”, agregó el entrenador, que ahora prepara a su equipo para jugar con River Plate, un clásico del Prado.
“Te lo hacen saber los hinchas y los propios jugadores. Sabemos la importancia de ese partido en lo psicológico y lo emocional. Tiene un condimento especial”.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º