COPA LIBERTADORES

Racing 2-Estudiantes de Mérida 1: La Academia ganó, pero no le alcanzó

El tanto que recibió el conjunto de Avellaneda terminó siendo decisivo, pues quedó con un tanto menos que Nacional en diferencia de goles.

Racing vs. Estudiantes de Mérida
Reniero marcado por Rivas. Foto: Reuters

Más allá del empuje final, Racing no pudo quedarse con el primer puesto del Grupo F: le ganó 2 a 1 a Estudiantes de Mérida, en un partido mucho más ajustado de lo que se esperaba.

Así, la Academia quedará en el lote de los segundos para el cruce de octavos de final, que se sortea este viernes: no podrá eludir a River, Boca ni a los brasileños Gremio, Flamengo, Palmeiras y Santos. Los 15 puntos cosechados en su zona, con apenas una caída ante Nacional, como local, por 1 a 0, no bastaron para terminar en la cima.

La Academia había arrancado el partido con decisión: tardó apenas unos segundos en meterse al área visitante, en busca de los goles que le dieran el primer lugar en el grupo. Pero con el correr de los minutos pareció desinflarse. Fue la presentación más floja desde el reinicio de la Libertadores, en septiembre pasado. Acaso la escena que lo clarifique sea el penal que desperdició Héctor Fértoli, en la última jugada del primer tiempo: el ex Newell's se resbaló por la lluvia, tocó la pelota con los dos pies y el disparo salió muy por encima del travesaño.

Entre los buenos números que acumula el equipo de Beccacece en esta Copa -más chances generadas (45), más gambetas (86), el segundo en posesión (65%) y en pases realizados (1669), hasta esta última fecha de grupos- también deberá contar un aspecto negativo: desperdició dos de los tres penales que tuvo en estos seis partidos. Tanto su capitán Lisandro López como su entrenador afirmaron que Racing no es candidato en este certamen por la falta de experiencia en los manos a mano, donde los errores no se perdonan. Como botón de muestra puede estar el partido ante Estudiantes de Mérida, como local.

En la segunda etapa, la aparición de Licha parecía darle aire y serenidad al equipo. La ventaja, tras un zurdazo de Melgarejo, llegó de una de las primeras apariciones del capitán. Cuando la sensación era que la noche se empezaba a encaminar para la Academia llegó el gol venezolano tras dos tiros de esquina consecutivos. El 1 a 1, además de dejar el objetivo del primer puesto dos goles más lejos, llenó de dudas a Racing.

"Pensar en golear antes de un partido, no tiene sentido. Somos muy respetuosos, sabemos la paridad que existe en este fútbol tan exigente. Primero hay que superar al rival, imponerse, después hay que ganar y después veremos", dijo Beccacece en la previa, en relación a la búsqueda por terminar primero.

Hubiera querido no tener razón el rosarino, pero el juego se la dio: la Academia no se pudo imponer a su rival, como lo hizo en la mayoría de los 14 partidos que lleva su ciclo. Más allá del empuje final, con ese gol espectacular de Matías Rojas de tiro libre y algunas situaciones desperdiciadas, no hubo dos goles de diferencia entre la Academia y el equipo venezolano. Ahora, deberá cruzar los dedos para el viernes.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados