OJO CRÍTICO

Quizás sea el momento de Ocampo y Torres

Cuando un equipo no consigue obtener el beneficio de sus aptitudes futbolísticas, no queda otra que empezar a encontrar pilares que lo levanten. Que lo reconstruyan. Es fundamental que se tomen decisiones que colaboren para recuperar la regularidad en el goleo y, especialmente, una identidad de juego.

EDWARD PIÑÓN

Hay que aceptar que no es normal que la Celeste no convierta ni un gol en cuatro partidos consecutivos. No, lo que es peor aún, que no se remate al arco en cuatro partidos. Y que eso se viva con dos de los mejores delanteros que hay en el planeta fútbol.

El bajo rendimiento de los jugadores del mediocampo es, en gran medida, el principal problema que está teniendo el equipo de Óscar Tabárez. Los errores en las entregas de Rodrigo Bentancur, Federico Valverde, Matías Vecino, Nicolás De la Cruz y Lucas Torreira han provocado que la Celeste no sorprenda. No aparece el cambio de ritmo. Ni una jugada profunda que pueda ser culminada por Luis Suárez o Edinson Cavani.

Quizá sea momento de que el entrenador procure darle al conjunto algo de velocidad por afuera. Quizás, sea momento de ver si Brian Ocampo y Facundo Torres, juntos, están en condiciones de ser los mejores socios para los goleadores.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados