SELECCIÓN

¡Yo quiero ir! Ilusionados con el Mundial

Seis futbolistas son figuras trascendentes en sus equipos y están luchando por encontrar lugar entre los 23 de Uruguay.

-El Maestro Tabares antes del comienzo del partido ante Bolivia en el Estadio
Foto: archivo El País.

Hay casos singulares y que merecen que se los trate de manera diferente. Cuando el rendimiento es tan alto que actúa como si fuera un golpeteo constante a la puerta de la selección es imposible no caer en la tentación mirarlos de forma particular.

Su juego sobresale de manera notoria y no es ningún cuento. Ahí están, haciendo lo que tienen que hacer en sus equipos para emitir una señal clara. Es como si semana tras semana dijeran: “si quieren, me pueden tener en cuenta”.

Es imposible negar que Esteban Conde, Guillermo Varela, Lucas Torreira, Diego Laxalt, Gastón Ramírez y hasta el “Cabecita” Jonathan Rodríguez se están luciendo de manera significativa como para que a Tabárez le cueste una barbaridad tener que poner una equis en lugar de tic de aprobación al costado.

A 111 días del comienzo del Mundial, número muy emparentado con el puesto en cuestión, el arquero de Nacional está teniendo un rendimiento ejemplar. No hay partido en el que no tenga atajadas de diez puntos y cuesta una enormidad desplazarlo del podio de los tres mejores futbolistas de cada compromiso aunque su participación haya estado limitada a dos o tres intervenciones.

Guillermo Varela, para ser bien gráfico, solamente puede permanecer jugando en Peñarol porque él mismo se lo ha propuesto así. La búsqueda de un lugar entre los 23 de Tabárez para Rusia 2018 le ha llevado a bajarle el pulgar a cuanto ofrecimiento le han arrimado. Exclusivamente así puede entenderse que un jugador tan efectivo y veloz en la marca como en el desdoble para el ataque siga corriendo por las canchas uruguayas.

Destacar a Lucas Torreira es demasiado obvio. La rompe en el mediocampo de la Sampdoria, lo quieren los grandes de Italia, lo miran desde España e Inglaterra. Van a hacer una fortuna con su transferencia y hasta los propios jugadores de la Selección uruguaya hablan maravillas de ese pequeño volante.

Perfectamente podría colocarse ahora un cartel que diga: no se olviden de Diego Laxalt. No se pierde ningún partido del Genoa, lo usaron de lateral, de carrilero, su nombre se mencionó en varios equipos del último mercado de pases y es parte del proceso celeste.

Y qué hay de Gastón Ramírez, que parece haber despertado como para intentar volver a tener una oportunidad. Manda en las asistencias en el Calcio y se entiende de maravillas con Torreira.

Por último, aparece Jonathan Rodríguez. Es uno de los delanteros más rápidos y tiene destaque en el Santos Laguna de México.

Hacer la nómina final no será nada fácil, mucho más cuando hay gente que anda volando como para ser tenido en cuenta.

1) Manos seguras

Esteban Conde sigue confirmando un atributo muy especial: es arquero de cuadro grande. Le llegan poco, pero cuando tiene que intervenir siempre termina poniéndose la ropa de héroe o figura porque ahoga un grito de gol que hasta los relatores empiezan a entonar. Además, sabe jugar con el pie.

Esteban Conde reclamando desde el arco de Nacional
Foto: archivo El País.

2) Motor turbo

Al ver en acción a Guillermo Varela fácilmente se cae en la conclusión que parece europeo. Tiene un motor turbo en la espalda que le permite jugar con solvencia, porque aparece para frenar al rival cuando él se lo propone. A la hora de atacar es mucho más que un lateral subiendo.

Foto: Archivo El País
Foto: Archivo El País

3) Un avión uruguayo

Cuando un equipo como la Roma pone los ojos en un jugador no es poca cosa. Eso sucedió con Diego Laxalt, actual figura del Genoa. Con ver un partido alcanza para comprobar qué es lo que le ha permitido destacarse. Es un avión que vuela por la franja izquierda de la cancha. Y tiene gol.

Diego Laxalt
Foto: archivo El País.

4) Pequeño gigante

En lo que a mensajes para Tabárez se refiere, Lucas Torreira es como un volcán en constante erupción. Cada fin de semana en la Serie A de Italia logra destacarse por su enorme recorrido, por su contribución al armado del juego y hasta por su llegada al gol. Es un mediocampista demasiado importante.

Lucas Torreira marca un gol para Sampdoria. Foto: EFE
Foto: EFE

5) Despertó a tiempo

Gastón Ramírez había perdido demasiado terreno en la selección uruguaya. Sin embargo, su renacer futbolístico en la Sampdoria lo vuelve a posicionar con posibilidades de ser tenido en cuenta. Está sobresaliendo en las asistencias de gol y, especialmente, en la generación de juego.

Gastón Ramírez liderando la ofensiva de la Sampdoria
Foto: archivo El País.

6) Otro muy veloz

Hace tiempo que no se lo tiene en cuenta en la Celeste, pero no puede pasar desapercibido el hecho de que Jonathan Rodríguez no ha perdido nivel futbolístico. Es más, su principal característica -la definición en velocidad- le permiten seguir consiguiendo una mirada especial.

Foto: @ClubSantos
Foto: Prensa Santos.
Además

La lista de la china cup definirá todo

No falta mucho para empezar a despejar las dudas y terminar con las especulaciones. La nómina que Óscar Tabárez armará para disputar la China Cup, que se disputará entre el 22 (ante República Checa) y 26 de marzo (con el ganador o perdedor de China-Gales), expondrá ya las preferencias del entrenador. Y para el primer pantallazo de esa lista falta aún menos, porque 15 días antes de la competencia deben realizarse las reservas de los futbolistas que militan en el exterior.

En definitiva, ahí se sabrá si alguno de estos aspirantes a meterse en el grupo definitivo tienen chances reales de convertirse en jugadores mundialistas. El único de los seis casos presentados que ya sabe lo que es jugar una Copa del Mundo es el volante de la Sampdoria, Gastón Ramírez, quien integró el equipo celeste que compitió en Brasil 2014. Para los otros futbolistas, si Tabárez los coloca entre los 23, se tratará de una experiencia inédita.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)