PEÑAROL

Quieren desnivelantes

Unanimidad en Peñarol: los refuerzos que lleguen deben hacer la diferencia.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Leonardo Ramos baja de su auto en la casa de Juan Pedro Damiani. Foto: Marcelo Bonjour

Hubo unanimidad en el Consejo Directivo de Peñarol. Apoyo a Leo Ramos, y confirmación de continuidad hasta el final de la temporada. “La última bala que nos queda es el Clausura, no podemos apostar a otra cosa”, fue la frase más repetida en la reunión que se llevó a cabo ayer en la sede del Palacio “Cr. Gastón Güelfi”.

Los consejeros, con la presencia del director deportivo del club, Gonzalo De los Santos, empezaron a planificar el futuro inmediato, de cara a la segunda parte del año.

Se definieron varios temas, otros quedaron por resolverse, y algunos, ya fueron descartados, como por ejemplo, la llegada de un arquero, una de las prioridades que había marcado el entrenador.

El propio Gonzalo De los Santos lo explicó al término de la reunión: “No se va a traer un arquero, se vaya o no Guruceaga, se va a apostar a los arqueros que ya están en el club”, dijo ante los medios el director deportivo.

Y no fue un asunto menor, porque el nombre de Franco Torgnascioli sedujo desde un primer momento, pero ayer quedó finalmente descartada su llegada al club.

Por Guruceaga, no ha llegado ninguna oferta formal, sólo hubo sondeos y nada más. De todas formas, muchos entienden que llegó la hora de Kevin Dawson, que sería la primera cara nueva en el Peñarol del Clausura.

Por otro lado, hubo unanimidad en que los refuerzos que lleguen al club sean desnivelantes, que lo hagan para ocupar un lugar en el equipo titular, y no para alternar con los que ya están en el plantel.

Se habló de reforzar con un futbolista por línea, para tener más poderío de cara a la segunda parte del año, donde Peñarol no puede perder pisada en la Anual y deberá quedarse con el Clausura si es que aspira a estar en una definición por el Uruguayo.

Un zaguero, un lateral (o dos ya que depende de la salida o no al exterior de Lucas Hernández) un volante por derecha, un “10”, y un delantero que tenga gol, un hombre de peso en el área, que fue una de las falencias que tuvo el equipo en este primer semestre.

¿Nombres? Muchos, pero se manejaron en reserva porque se entiende que primero hay que definirlos, y para ello, se reunirán casi en forma permanente Leo Ramos, Gonzalo de los Santos y Carlos Sánchez. Ellos irán delineando el plantel con las altas y las bajas, porque habrá jugadores a los que se cederán a préstamo y otros, quedarán con el pase en su poder.

Se quiere buscar un acuerdo con la “U” de Chile por Guzmán Pereira, pero está difícil, seguramente se vaya a un club del exterior Juan Martín Boselli y otro que puede irse en Mauricio Affonso, ya sin contrato.

El regreso de Cristian Palacios es un hecho, lo que no está segura es su continuidad ya que desde el fútbol chino llegó una oferta de más de 2 millones de dólares.

Lo que se pretende es que lleguen refuerzos, pero que sean desnivelantes.

Las prioridades

Defensa: Un zaguero de experiencia y trayectoria y un lateral por derecha están en carpeta de cara al Clausura.

Volante: Puede llegar Gargano pero se buscará otro por derecha y también un “10”.

Delantero: De área y que sea desnivelante. Hay nombres que seducen, principalmente, del fútbol argentino.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados