Desde el Arco

Quieren bajar a Uruguay

Está todo bien. Se le ganó con luz a Chile, al actual campeón de América. Uruguay sumó tres puntos y está segundo en la clasificación detrás de Ecuador y los uruguayos, al menos futbolísticamente hablando, llegaremos al brindis Navidad con una sonrisa.

Pero cuidado. El arbitraje del colombiano Wilmar Roldán da como para preocuparse de cara al futuro. Si Uruguay no hubiese sido efectivo, hoy estaríamos hablando de otra cosa. Roldán perjudicó claramente a los celestes.

La amarilla a Godín pudo haberse evitado con un llamado de atención. Una amonestación. Lo mismo con Medel. Con una gran diferencia. Esa amarilla sacaba a Godín del partido con Brasil. Fue similar a la amarilla que le sacó a Maxi Pereira. Demasiado rigurosa, y sin embargo, no actuó con la misma severidad ante duras faltas de Arturo Vidal, del propio Medel y de Alexis Sánchez. Los dejó en cancha. Lamentable.

No menciono los insultos de Sampaoli al término del primer tiempo ni el gesto obsceno de Vargas. Roldán no incluyó nada en su informe confidencial. Ojo: a nadie le gusta ver a Uruguay tan arriba. Lo van a querer bajar.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)