PEÑAROL

No quiere quedarse en “banda”

En cuatro de los seis partidos realizó modificaciones con los de afuera; solo uno se mantuvo en el puesto.

Foto: Gerardo Pérez.
Lucas Hernández tiene asistencia perfecta con el “Memo”. Foto: Gerardo Pérez.

Con seis partidos encima, y con la posibilidad que le da esta fecha libre de pasar en limpio lo hecho hasta el momento y sacar conclusiones, Diego López empieza a encontrar su equipo base para ir en busca del bicampeonato Uruguayo.

Al tercer juego consolidó la zaga con Fabricio Formiliano y Carlos Rodríguez a pesar de que Carlos Matheu llegó antes y con su aval. También, tras la derrota en la Sudamericana, se convenció de que el puesto donde mayor provecho le puede sacar al “Cebolla” Rodríguez es en el doble cinco y que no puede darse el lujo de dejar a uno de los dos centrodelanteros en el banco. Gabriel Fernández y Lucas Viatri pueden y deben jugar juntos.

Donde sí realizó muchas modificaciones en este inicio de semestre fue en las bandas. Salvo Lucas Hernández, que jugó todos los minutos entre Clausura y Sudamericana, el resto entraron y salieron por diferentes motivos.

En el lateral derecho hasta el penúltimo partido jugó Giovanni González. Con altibajos, pero se mantuvo en el puesto ante la incertidumbre de Guillermo Varela, la partida de Hernán Petryk y la lesión de Mathías Corujo. El desgarro en el partido de vuelta ante Paranaense lo sacó del equipo.

Ezequiel Busquets, de apenas 17 años, saltó de la Cuarta al equipo principal. Fue titular el último domingo contra Liverpool y redondeó un muy buen rendimiento, como para quedarse con el puesto.

¿Y los volantes? Jugaron casi todos. Agustín Canobbio empezó como titular, pero sus bajos rendimientos lo llevaron al banco de suplentes. En el último partido volvió a jugar desde el vamos, pero también estuvo lejos de lo que puede dar.

Fabián Estoyanoff, de los de rendimiento más parejo, alternó. De todos modos, estuvo en todos los partidos.

Franco Martínez ocupó la banda derecha contra River. Cumplió un partido correcto en una posición que no es la suya.

Rodrigo Rojo jugó cuatro partidos consecutivos como volante. A nivel local se destacó. En el plano internacional, como casi todo el equipo, anduvo flojo.

Ignacio Lores, por último, tuvo su chance en Belvedere. Dio una asistencia y generó faltas. Aún le falta sumar minutos.

Cambia, todo cambia...

1) Contra Racing, en el debut, arrancó Giovanni González y Lucas Hernández en el fondo y Fabián Estoyanoff y Agustín Canobbio en el medio. En un flojo partido, el “Lolo” fue el rendimiento más alto.

2) Para el partido de ida contra Paranaense sorprendió con la salida del “Lolo”. Entró Rodrigo Rojo con el objetivo de reforzar la mitad de la cancha y Canobbio pasó a jugar por la derecha.

3) Frente a River sostuvo a Rojo en el equipo. Sin embargo, volvió a dejar a Estoyanoff en el banco de suplentes. Jugó Franco Martínez por derecha en una posición que no es habitual para él.

4) El último domingo contra Liverpool, se vio obligado a poner a Ezequiel Busquets en el lateral. Volvió a probar con Canobbio desde el vamos y puso de titular por primera vez a “Nacho” Lores.

Los mantuvo solo una vez

Contra Wanderers, López puso a Giovanni González y Lucas Hernández en los laterales y Fabián Estoyanoff y Rodrigo Rojo en el medio. Tres días más tarde, confió en los mismos para jugar contra Atlético Paranaense por la Sudamericana. No solo fue la única vez que mantuvo las bandas, sino que también fue la única vez que repitió el equipo. “Voy entendiendo la idea que quiere plasmar el entrenador, estamos haciendo sociedades con los compañeros. Obviamente todos son distintos, pero tratamos de complementarnos para el buen funcionamiento del equipo. Diego me pide lo mismo que ‘Leo’ Ramos. Quizás trabajamos más en lo defensivo, pero con conceptos similares”, dijo Hernández.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º