EN EL NASAZZI

Quiere Libertadores

Boston River ya hizo historia en la Sudamericana y con la victoria ante El Tanque Sisley puede ir por más.

Diego Gurri escapándose de Ademar Martínez y Juan Pablo Fagúndez. Foto: Francisco Flores
Gurri escapándose de Ademar Martínez y Juan Pablo Fagúndez. Foto: Francisco Flores

Apenas un año en Primera División cumplió el 31 de agosto Boston River, día de su debut ante Defensor Sporting (1-1). El equipo del barrio Bolívar ya tuvo su estreno histórico en la Copa Sudamericana y va por más. Con los tres puntos que se llevó ayer por el 1-0 contra El Tanque Sisley quedó a un punto de la zona de clasificación a la Libertadores, la que alcanzaría si finalmente se lleva la unidad por el empate 1-1 ante Racing de la fecha pasada (suspendido a los 88’): igualaría la línea de Wanderers y Rampla Juniors con 41 puntos.

En el duelo de ayer volvió a ser clave la actuación de Diego Gurri, el goleador del equipo de Alejandro Apud y uno de los dos máximos artilleros que tiene el Clausura con cuatro tantos, al igual que el Cebolla Rodríguez. El polifuncional jugador, que volvió luego del Intermedio cuando tuvo su pasaje por Tigre de Argentina, repitió una buena actuación como carrilero por izquierda y sus subidas para combinarse con los dos talentosos del medio, Pablo Ceppelini y Robert Flores, fueron decisivas. Precisamente así llegó el gol: este último se escapó de dos rivales para cederle el balón a Gurri, quien definió con una media vuelta de afuera del área.

Fue una ventaja de la que Boston River había estado cerca durante los primeros 30’ con situaciones, que habían tenido “Maxi” Pérez, el propio Gurri y Pablo Álvarez, el otro carrilero que era un puntero más cuando su equipo tenía la pelota.

El Tanque, por su parte, se complicó en el descenso y perdió a Gonzalo Rocaniere y Gastón Martínez para enfrentar a Wanderers en la siguiente fecha al haber acumulado cinco amonestaciones.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos