FÚTBOL

Aunque no lo quieran, el control de AUF para la Liga Profesional es ineludible

En primer lugar, la nueva organización que tuvo su puntapié inicial en el Estadio Centenario, no podrá tener estatutos contradictorios a la Asociación y hay materias privativas de AUF.

Fútbol uruguayo
Fútbol uruguayo

La Liga de Fútbol Profesional que finalmente tuvo su puntapié inicial, no podrá escaparse del control de la Asociación Uruguaya de Fútbol. Aunque la intención inicial procurada alcanzar por algunos clubes era la de “asumir todos los derechos, potestades y prerrogativas”, quedó claro que existen materias privativas de AUF ineludibles.

Las observaciones ya realizadas por la propia AUF y por la Secretaría Nacional del Deporte a los estatutos que instituciones profesionales elevaron ante el Ministerio de Educación y Cultura, fueron la primera muestra de que de la única manera que podrá tener validez esta búsqueda de autonomía es alcanzando un acuerdo con AUF.

“Aplicar sus propios estatutos”, ya no será bajo las normas que procuraron la aprobación del MEC y de hecho la moción que presentó Peñarol en la reunión celebrada el pasado martes en el Estadio Centenario, que contó con una aprobación de 21 votos sobre 25 clubes presentes, dejó en claro que se formará una mesa de trabajo para estudiar el proyecto de estatutos de la Liga Profesional y que habrá que coordinar con la AUF la transición hacia una nueva organización.

El aspecto fundamental de este proyecto, como lo dejó en claro Nacional, es encontrar la “legalidad” del funcionamiento de la Liga ante las disposiciones de la AUF.

Esto significa, entre otras cosas, que aquella intención de poner en marcha la Liga para el Campeonato Uruguayo 2021 no será posible. Entre algunos clubes ya se manejaba la firme intención de “aplicar y ejercer de forma exclusiva” y de manera inmediata “los propios reglamentos internos”.

El pie en el freno, frase utilizada por el presidente de Liverpool, José Luis Palma, hacia Pedro Bordaberry, asesor del Manchester City, se pone por cuestiones jurídicas y no políticas.

Es que, por ejemplo, la Liga Profesional no puede tener un estatuto contradictorio de la AUF, ni puede interferir en materias privativas de la Asociación como el otorgamiento de las licencias profesionales a las instituciones, la habilitación de los escenarios deportivos, la seguridad de los mismos, la normativas disciplinarias, el fair play financiero y la materia arbitral.

Pero, además, en el trabajo de la búsqueda de socios comerciales, como puede ser la venta de los derechos de televisión, la Liga Profesional no podrá escapar tampoco a los estatutos de la AUF que establecen que no se pueden conceder los mismos más allá de los cuatro años y tampoco se permite la inclusión de una norma de igualación de ofertas. La afamada cláusula de prioridad.

Probablemente, como quedó especificado también en la reunión en la que Nacional, Montevideo City Torque, Plaza Colonia y Deportivo Maldonado se abstuvieron de entregar su voto, la creación de la Liga sea algo “irreversible”. Que 12 clubes de Primera y 9 de Segunda hayan levantado su mano es señal clara de que se procura tener -en diferentes temas- una independencia del Congreso de la AUF, lo que no avala que el proceso de transición sea veloz.

En primer lugar tendrá que venir la creación de nuevos estatutos, gestionar la personería jurídica, nombrar autoridades, resolver de qué forma se regulan los convenios colectivos que tiene la AUF con Audaf y la Mutual y hasta definir de qué manera se piensa, por ejemplo, repartir los ingresos de TV.

Resueltos estos puntos, vendrá la nueva organización.

normas

Aspectos a tener en cuenta

Estatutos
La AUF, que ya observó el estatuto que los clubes presentaron al MEC, seguirá haciéndolo si se insiste con presentar estatutos contradictorios al suyo y a lo que disponen Conmebol y FIFA.

El descenso
El respeto al artículo 39 de los estatutos de la AUF también tendrá que estar incluido en la Liga Profesional. De esta manera, no podrán eliminar los descensos, como se insinuó que podía alterarse.

Los jueces
La materia arbitral es también regulada por AUF, por lo que no podrá haber ingerencia de la Liga en ese sentido. Jurisdiccional y displinariamente también deberán regirse por normas de la Asociación.

Estadios, licencias
La habilitación de los escenarios deportivos y la seguridad también seguirán bajo la órbita de la AUF. La Asociación es, además, el organismo que controla las licencias profesionales de los clubes.

Derechos de TV
En la comercialización de los derechos de TV deberán respetar el artículo 82 del reglamento AUF. No podrán ir más allá de los 4 años ni establecer normas de igualación de ofertas (cláusula de prioridad).

Convenios AUF
​Crear la personería gremial para asumir los convenios colectivos que tiene el fútbol implica un entendimiento con los involucrados. Para modificarlos, por ejemplo, implicará una negociación con los futbolistas y con los jueces.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados