DECISIÓN

Quiénes y por qué no apoyaron el pase de Darwin Núñez en Peñarol

La transferencia se aprobó, pero no hubo unanimidad, ya que cuatro consejeros mirasoles no dieron su voto por diferentes razones, que van desde la discrepancia con lo negociado a la falta de participación.

Presentación de la lista Sentimiento 1891 - Ruglio y Queijo. Foto: Fernando Ponzetto
Ignacio Ruglio. Foto: Fernando Ponzetto

Darwin Núñez se va a Almería, pero sin la aprobación unánime del Consejo Directivo de Peñarol, que el lunes por la noche le dio el OK a lo negociado por Isaac Alfie, Evaristo González y Alejandro Ruibal, pero por 7 votos a favor, 1 en contra y tres abstenciones, es decir que hubo una buena parte de los consejeros que no aprobaron la transferencia.

Sorprendió que el voto negativo fuera el del vicepresidente Rodolfo Catino, quien consultado por Ovación prefirió no dar declaraciones para que no se malinterpretaran, aunque confirmó sí que estuvo en contra.

Sin embargo, fuentes cercanas al vicepresidente de Peñarol admitieron que una de las razones por las cuales Catino no estuvo de acuerdo fue porque no se consiguieron ninguna de las dos metas que tenía la institución: que se aseguraran seis millones de dólares libres para el club y que el futbolista permaneciera hasta fin de año.

El acuerdo prevé que Peñarol reciba ahora algo menos de 4 millones de euros (4.436.000 dólares) libres ahora pagadores en tres cuotas, más variables que podrían aportar tres millones de euros más (US$ 3.327.000), para lo cual debe jugar 20 partidos para recibir la mitad y otros 20 más para el resto. 

Aunque se admite que Catino cree que el negocio no es malo, disintió con que al menos uno de los objetivos no se lograra. Pretendía que si el jugador se iba ahora quedara más dinero libre, cantante y sonante, y que de lo  contrario (con el acuerdo económico alcanzado) no se lo cediera hasta fin de año. Es por ello que alzó su mano (en realidad un representante suyo, porque él está con internación domiciliaria a raíz de una accidente que sufrió en Brasil) para votar en contra, algo que se asegura ya le había adelantado al presidente Jorge Barrera.

Ignacio Ruglio y su sector.

Los tres consejeros que se abstuvieron fueron los del sector liderado por Ignacio Ruglio, pertenecientes a Sentimiento 1891. Según expresó este directivo a Ovación, el motivo fue porque se sintieron desplazados. "Nunca nos participaron de la negociación", expresó.

Ruglio explicó a Ovación que la decisión de abstenerse fue porque no se quiso trancar al club, pero que no tenían los elementos para juzgar si la negociación era la mejor. "Nos quejamos porque no habían participado a un representante nuestro para negociar, pero así y todo decidimos no trancar al club, porque realmente no teníamos los elementos. No sabíamos si el club necesita vender o no, si podía aguantar unos meses más o no, si la negociación fue buena o no, etc. Por eso nos abstuvimos, que es muy distinto a votar negativo, que quiere decir estar en contra de la venta".

Peñarol volvió a vender a un juvenil en menos de un mes y, entre Darwin Núñez y Brian Rodríguez —negociado a Los Angeles FC— recaudó casi 10 millones de euros, con posibilidad de conseguir algo más si se dan las variables ya expresadas en el caso de Darwin (con cuyo 20% dele pase se quedó la institución mirasol) y si Brian es negociado en el futuro, pues Peñarol tiene el 25% de la plusvalía, es decir un cuarto de la diferencia entre lo que pagó el equipo estadounidense y lo que se venda.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)