PASE PROFUNDO

¿Quiénes están detrás de las Sociedades Anónimas Deportivas?

Cada vez son más los clubes que se convierten al nuevo formato, el cual la AUF promueve en busca de nuevos inversores. Te contamos quiénes mueven el dinero en el fútbol uruguayo.

Rentistas campeón del Apertura 2020
Rentistas campeón del Apertura 2020. Foto: Nicolás Pereyra

Domingo 29 de mayo de 2016. Plaza Colonia, ascendido esa temporada desde Segunda División, da la vuelta olímpica en el estadio Campeón del Siglo luego de vencer 2-1 a Peñarol y consagrarse campeón del Clausura.

No es el primer equipo del interior en ganar un torneo corto, pues Rocha se había adjudicado el Apertura 2005, pero igualmente fue un hito histórico. Plaza Colonia se convirtió en la primera Sociedad Anónima Deportiva (SAD) en conseguir un título oficial en Uruguay.

Miércoles 14 de octubre de 2020. Rentistas derrota 1-0 a Nacional con gol de Gonzalo Vega en la final del Apertura para ganar su primer título en la máxima categoría. Con cuatro años y cinco meses de diferencia, otra SAD logra el éxito.

Entre medio de esas dos consagraciones los únicos equipos que lograron títulos fueron Nacional, Peñarol, Defensor Sporting (Apertura 2017) y Liverpool (Intermedio y Supercopa Uruguaya 2019). ¿Casualidad? No parece, porque los cuatro equipos en desarrollo con logros tuvieron como base administraciones profesionales, ya que Defensor es desde hace años una institución modelo y Liverpool, si bien no es una SAD, en los hechos funciona como tal, porque José Luis Palma preside con criterios empresariales.

Flavio Perchman, uno de los integrantes de la SAD de Rentistas, no tiene dudas al respecto: “Si bien la nuestra y la de Plaza son las primeras experiencias exitosas, creo que la tendencia a que los equipos se conviertan en SAD es irreversible. No creo que esto pare, primero porque para muchos clubes es la solución para subsistir y segundo porque hay gran avidez desde el extranjero por el mercado uruguayo”.

¿Cuál es el atractivo que ven los inversionistas extranjeros? Hay tres primordiales: Uruguay es un país probado y comprobado en cuanto a la generación de futbolistas de elite; los costos no son para nada altos; hay terreno fértil para trabajar en virtud de que el desarrollo de infraestructuras es mínimo.

Actualmente en el fútbol uruguayo hay 10 clubes que funcionan como SAD (ocho profesionales y dos amateurs) y hay dos que están en vías de reconvertirse. Plaza Colonia, Rentistas, Montevideo City Torque, Boston River, Deportivo Maldonado, Atenas, Albion y Rocha son las instituciones que funcionan como sociedades anónimas en el fútbol profesional. Huracán Buceo y Colón son las amateurs, en tanto Miramar Misiones y Central Español van camino a transformarse.

El modelo de Sociedades Anónimos Deportivas es algo común en el mundo. Aquí en Uruguay el primer ejemplo que viene a la mente cuando se habla del tema es Montevideo City Torque. El club, nacido en 2007 y con escasa historia de triunfos, comenzó a ser financiado en 2017 por el City Football Group, de capitales árabes, chinos, estadounidenses e ingleses. Ascendió y definió el título del Intermedio en 2018, volvió a Segunda en 2019, retornó a Primera en 2020 y fue tercero en el reciente Apertura. Ahora bien, ¿quiénes están detrás del resto de las SAD en Uruguay?

Rentistas
Nacional vs. Rentistas

Nicolás López es el presidente de la SAD de Rentistas, pero la cara más visible es el empresario deportivo Flavio Perchman. Ellos lideran el proyecto, elaboran el presupuesto, lo hacen cumplir y consiguen el dinero con los inversores. Tienen firmado contrato por los derechos del fútbol del Bicho Colorado por 15 años, con una extensión automática de tres.

testimonio

Nicolás López: "Mejoramos la marca Rentistas"

El título del Apertura 2020 puso a Rentistas en la órbita del fútbol mundial. En los principales mercados se hicieron eco de la noticia y hasta presentaron la historia del ignoto club uruguayo. A su vez, los réditos económicos fueron inmediatos, porque el club negoció primero al joven Christian Olivera al Almería (incluso algunas fechas antes de que finalizara el certamen) y luego de la coronación al lateral-volante Robert Ergas (Olimpia de Paraguay), al zaguero Gonzalo Falcón (Colo Colo de Chile) y al mediocampista Santiago Romero (O’Higgins de Chile), por lo cual la SAD ya desquitó con creces el dinero invertido hasta el momento.

Esto es clave para que el proyecto continúe, pero Nicolás López (presidente de la SAD), asegura con el título se logró algo más importante todavía para el futuro: “Mejoramos la marca Rentistas”. No obstante, advirtió: “Hay que tener cuidado también con esto, porque no nos debe sacar del foco en los presupuestos y de que los objetivos son a largo plazo. Tuvimos la suerte de que en poco tiempo logramos el éxito deportivo y bienvenido sea, pero la proyección es para más adelante. Incluso los objetivos se dieron al revés, porque la meta para este año era mantenernos en Primera (esencial para sostener el proyecto) y luego sí aspirar a un título. Sin embargo, somos campeones del Apertura, nos ganamos el derecho a definir el Uruguayo y todavía no nos salvamos del descenso. Es difícil que bajemos, lo sabemos, pero todavía debemos sumar 14 o 15 puntos más para estar tranquilos”.

López cuenta que a Rentistas “lo manejamos como si fuera una empresa, sin hacer locuras desde lo presupuestal porque tenemos un monto que podemos gastar y debemos administrarlo. Le damos a la institución la infraestructura necesaria para el profesionalismo. Por ejemplo, construimos dos gimnasios para el equipo principal y los juveniles, además de dotar de sistema de riego a dos canchas, una de las cuales está impecable para que entrene el primer equipo cuando prepara un partido de visitante en césped natural”. El campo de juego del Bicho Colorado es de césped artificial y por eso tiene dos superficies para entrenar.

Plaza Colonia
Plaza Colonia

Carlos Manta y Roberto “Chiqui” García están al frente del conjunto coloniense. Su administración del departamento fútbol ha repercutido en que la institución haya destinado dinero que habitualmente volcaba al fútbol para sus obras sociales. Por ello, Plaza Colonia como institución social ha tenido un gran crecimiento.

Deportivo Maldonado
Los jugadores de Deportivo Maldonado celebran el triunfo ante Peñarol. Foto: Gerardo Pérez.

Es la SAD más antigua del fútbol uruguayo. Detrás está el Stellar Group, que en 2019 fue la agencia deportiva número uno del mundo y representa a futbolistas como Gareth Bale y Maximiliano Gómez. Recientemente abrió su agencia para Uruguay y Paraguay con el exfutbolista Marco Vanzini como director para ambos países. “En Stellar Group creemos que el futuro del fútbol es global. Sudamérica siempre ha sido una gran fuente de los mejores talentos deportivos”, expresó Jonathan Barnett, presidente de la compañía al confirmar la presencia en la región.

Boston River
Edmundo Kabchi

Tiene como inversionista principal a Edmundo Kabchi, un empresario sirio-venezolano que fue presidente de Deportivo Táchira, al que condujo a ganar el título venezolano de 2014-2015. Actualmente también es accionista en el Albacete, que actúa en la segunda división de España. En Uruguay la cara visible es Tito Sierra.

Atenas
Andrés Fassi

Tiene firmado un convenio por 20 años con el grupo que lidera el empresario argentino (cordobés más precisamente) de 58 años Andrés Fassi. Es el actual presidente de Talleres, al que llevó de jugar el Federal A hasta lo Copa Libertadores entre finales de 2014 y 2019. Entrenador y preparador físico, hizo su carrera en México y se convirtió en dueño y vicepresidente de Pachuca, en donde era socio entre otros con el multimillonario Carlos Slim. Vendió sus acciones en el club campeón de la Copa Sudamericana en 2006 y formó su propio grupo.

Albion
El festejo de Albion en el juego ante Bella Vista. Foto: Francisco Flores.

Se sabe poco de esta SAD. El responsable es Leonardo Blanco, hijo de Juan Carlos Blanco, actual asistente técnico de Jorge Giordano en el tricolor. Aunque no pudo ser confirmado por Ovación, los capitales vendrían de un socio estadounidense.

Rocha F.C.
El festejo de los jugadores de Rocha. Foto: Ricardo Méndez.

Nicolás Poggio está al frente de la SAD, que se nutre de capitales de empresarios, algunos de ellos futbolísticos.

Colón
Pablo Tallarico

Una SAD relativamente nueva que encabeza el exfutbolista y actual agente de futbolistas Pablo Tallarico, quien fue arquero de River Plate y Huracán Buceo en Uruguay y luego tuvo una dilatada carrera en Chile. En ese país fue asesor deportivo en varios clubes y parte de la SAD que administró a Deportes Concepción. En casi todos los casos su gestión fue polémica.

Huracán Buceo
Huracán Buceo y Bella Vista disputaron dos amistosos para marcar su vuelta a la actividad profesional. Foto: Emiliano Esteves

Daniel “Pitongo” Delgado, representante de futbolistas que trabajó durante muchos años en Europa junto a Francisco “Paco” Casal, es quien está detrás de la SAD. No obstante, quien figura como presidente es su hijo.

Miramar Misiones

La comisión directiva del club que actualmente juega en la Primera Amateur puso en manos de abogados las negociaciones con el empresario Gerardo Rabajda para la conformación de una SAD.

Central Español

El palermitano, campeón uruguayo en 1984, sufre en la Segunda División Profesional. Ya hay una SAD trabajando, aunque entrará en plenas funciones el próximo 1° de enero. Sus directores son José Luis Villarreal (presidente del club), Heber Acuña, Agustín Mancione, Alejandro Taranto y Cecilia Tellería. En este caso la SAD no solo se encargará de la gestión del fútbol, sino de todo el club. La idea es ponerle césped sintético al estadio Palermo e iluminarlo, además de dotar a la institución de infraestructura como gimnasios a fin de tener una actividad más social. En cuanto a los capitales y la explotación del fútbol, hay dos empresarios futbolísticos que se encargarán de ello: Federico Pamparatto y Matías Pittini.

Ignacio Alonso promueve la llegada de Inversores

Durante la intervención de la Asociación Uruguaya de Fútbol (AUF) por parte de FIFA, ocurrida entre agosto de 2018 y mayo de 2019, se hizo un trabajo en el cual se detallaba la situación del fútbol uruguayo, la de las instituciones participantes y una serie de recomendaciones para el futuro. Una de ellas es que, con excepción de Nacional y Peñarol, el resto de los clubes se transformen en Sociedades Anónimas Deportivas.

En base a este informe, Ignacio Alonso (presidente de la AUF) impulsa la llegada de grupos inversores internacionales para esa reconversión. La firma Stellar Group fue la que abrió la puerta a otros conglomerados poderosos al atgerrizar en Deportivo Maldonado. City Football Group lo consolidó incluso con un proyecto que fue exitoso desde lo deportivo con Montevideo City Torque, algo que el elenco fernandino aún no pudo concretar más allá del ascenso a Primera División.

Alonso participó el miércoles como expositor de un congreso mundial de fútbol a distancia y presentó como “ejemplos destacados de inversiones en el fútbol uruguayo” a Montevideo City Torque, Rentistas y Plaza Colonia, resaltando que Uruguay tiene de las tasas más bajas de impuestos para los inversores y uno de los mejores sistemas de corporaciones deportivas para administración de clubes.

Que la AUF respalde este tipo de iniciativas es importante, pues anima a otros dueños de clubes en el mundo a adquirir franquicias en Uruguay. En ese sentido hay muchos inversores chinos, rusos, británicos, estadounidenses, indios y de Medio Oriente adquiriendo clubes de segunda división en Inglaterra, Escocia, Francia y Portugal para expandir sus horizontes futbolísticos.

La diferencia entre un gerenciamiento y una SAD

Hace algo más de una década llegaron a Uruguay empresarios (especialmente argentinos) dispuestos a invertir en clubes de fútbol. Entonces la figura elegida fue la del gerenciamiento deportivo, que terminó dando más dolores de cabeza que soluciones. ¿Qué diferencia hay entre un gerenciamiento y una Sociedad Anónima Deportiva? Abismal. Un gerenciamiento es ganar-ganar a corto plazo. Es decir: quien pone el dinero asegura que se hará cargo del presupuesto a cambio de quedarse con los beneficios económicos que arroje la institución. Sin embargo, si el negocio no es redituable a corto plazo (se pone dinero y no se venden futbolistas), el gerenciador se marcha y deja a la institución con un presupuesto (generalmente alto, porque se incorporaron jugadores a comienzos de temporada) del que no se puede hacer cargo.

Una SAD, en cambio, tiene algunos requisitos que cumplir. El primero es firmar un contrato por una cantidad de años acordada con la asociación civil (el club), el cual lo obliga a cubrir el presupuesto proyectado para todo el ejercicio con los avales financieros correspondientes. A su vez, se forma un directorio (generalmente integrado por cinco personas) que se hace responsable jurídicamente de hacer cumplir el compromiso asumido. En caso de que la SAD decida retirarse, no solo están los avales para culminar el ejercicio, sino que además debe resarcir económicamente al club con el que firmó.

Esto hace que los objetivos de las SAD se tracen a largo plazo. La meta de los grupos como el City es captar futbolistas talentosos en los países emergentes, moldearlos y tenerlos prontos para cuando alguna de sus franquicias de perfil alto necesite reforzarse. Entonces, en lugar de salir a comprar por montos millonarios, se recurre a jugadores propios en los que se invirtió mucho menos que el valor de mercado.

El negocio —según entendidos consultados por Ovación— es tomar un equipo de divisionales de ascenso, desarrollarlo, ascenderlo a Primera, cotizar a sus futbolistas y negociarlos para tomar ganancias y reinvertir parte de las mismas en más infraestructura y en la formación de más futbolistas juveniles. Plaza Colonia, Torque y Rentistas son ejemplos claros de ello.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados