SELECCIÓN

Quiebre: los celestes contra todos

Los jugadores de la selección insisten en apartar a los intermediarios y apuntan a la AUF, Tenfield y la Mutual.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Selección

El conflicto por los derechos de imagen de los futbolistas de la selección uruguaya tuvo un capítulo más ayer, cuando los jugadores de la Celeste hicieron público un comunicado en el que desautorizan tanto a la Asociación Uruguaya de Fútbol como a la empresa Tenfield a seguir explotando sus derechos de imagen.

Ovación ya adelantó el pasado mes de agosto, cuando se conoció la oferta que Nike realizó por vestir a la Celeste, que en el plantel habían decidido tomar esa medida siempre y cuando la AUF no ingresara un monto igual o mayor al de la oferta presentada por la empresa Nike (cinco veces mayor a la de Puma), fuese de la empresa que fuese.

Como es de conocimiento público, Tenfield hizo uso de su derecho a igualar cualquier oferta y terminó igualando la de Nike. Entonces... ¿por qué los jugadores tomaron esta medida si aparentemente ocurrió lo que ellos deseaban?

Porque en realidad no esperaban que Tenfield volviese a igualar la oferta. El verdadero objetivo que se ha propuesto el plantel es apartar a los intermediarios y ya lo manifestaron en el comunicado que emitieron en agosto: "solo así se librará (la AUF) del yugo de intereses ajenos y no seguirá vendiendo su rico patrimonio al bajo precio de la necesidad". En el escrito de ayer fueron más directos y nombraron a la empresa de Paco Casal.

"Tenemos la más absoluta convicción de que hasta el presente y en contra de todo criterio de racionalidad y justicia la empresa intermediaria Tenfield ha tenido el monopolio de la explotación de todos los activos pertenecientes a la AUF, y no consentiremos que esta situación se vuelva a dar sin plantar cara".

Los celestes, encabezados por Diego Godín, se pusieron en manos de asesores españoles con los que están analizando la documentación de la operación porque hay detalles que no les terminan de cerrar, como el plazo de tiempo que tenía Tenfield para igualar la oferta así como el que se volviese a establecer una nueva cláusula de igualación en el nuevo contrato.

Esto último tiene una explicación sencilla: en la oferta que presentó Nike existía dicha clásusula incluso con un plazo mayor de la anterior (de 6 meses). Al igualar Tenfield, la cláusula apareció de nuevo.

El mismo Wilmar Valdez confirmó este punto en una entrevista en Sport890. Al ser cuestionado por si cree que el motivo del comunicado era por arreglar de nuevo con Tenfield, dijo: "Sí, básicamente creo que ese es el tema. La disconformidad con el resultado económico no porque es el mismo que íbamos a tener si firmábamos con la otra firma (por Nike), lo que pasa que hay algunos ingredientes que los jugadores, no de ahora, sino de hace mucho tiempo, no han compartido. Y son esos aspectos donde tienen la diferencia".

Precisamente ayer hubo una reunión informativa en la AUF para mostrar el contrato y sus detalles a la asamblea. Iba a ser pública, pero finalmente fue a puertas cerradas. Seguramente tuvo algo que ver con ello el comunicado emitido antes por los jugadores de la selección.

Futuro.

La fecha hasta la cual están cedidos los derechos de cada jugador también es motivo de discrepancias. Según los celestes, el próximo 1 de enero de 2017 los derechos pasarían a ser de cada jugador. Sin embargo, desde Tenfield aseguran que tiene los derechos cedidos por la Mutual y la AUF hasta 2019, por lo que la gremial podría sufrir grandes consecuencias al no respetar el convenio.

La Mutual, a la que los futbolistas ignoraron en el comunicado, deberá responder ante Tenfield por el posible quiebre del acuerdo.

La empresa también emitió un comunicado donde intima a los jugadores y los acusa de "intromisión consciente e ilegímtima en las relaciones contractuales entre Tenfield, la AUF y la Mutual".

Lo que dicen los jugadores.

"Hemos decidido utilizar esta forma de manifestar nuestra postura para poder llegar a toda la gente de nuestro país, así como a los medios de comunicación, para ser justos con todo el mundo. Esta semana los jugadores integrantes de la selección mayor, así como un conjunto de ex jugadores de la misma, hemos procedido a intimar a la AUF y a la empresa intermediaria Tenfield, para que cesen, de forma inmediata de usar y explotar de forma ilegítima nuestra imagen, haciendo expresa reserva de nuestros derechos. Nuestro fútbol uruguayo está cada día más pobre y necesitado de recursos. Los jugadores locales son los protagonistas de este deporte y, sin embargo, son los que más sufren esta situación. Ello fue lo que impulsó a los jugadores a implicarse y colaborar en acercar a la AUF, también a pedido de ésta, una oferta superando en 5 veces a la que tenían encima de la mesa. Esta propuesta evidencia el verdadero valor del patrimonio de la selección uruguaya y el bajo precio pagado hasta el momento por la empresa intermediaria Tenfield.

Ante esta situación, queremos manifestar a nuestra gente que este grupo de jugadores no va a tolerar más que se continúe vendiendo los rubros que conforman el patrimonio de la selección a ningún intermediario, para que después, éste especule con los mismos, quedando el beneficio en sus manos y no en las del fútbol uruguayo. El contrato suscripto en 1998 entre AUF y Tenfield durante el mandato del expresidente Eugenio Figueredo es un ejemplo de ello y no vamos a permitir que vuelva a suceder. Tenemos la más absoluta convicción de que hasta el presente y en contra de todo criterio de racionalidad y justicia la empresa intermediaria Tenfield ha tenido el monopolio de la explotación de todos los activos pertenecientes a la AUF, y no consentiremos que esta situación se vuelva a dar sin plantar cara.

Y por eso creemos que el patrimonio de la celeste debe venderse directamente a las marcas finales para obtener el mayor rédito posible y generar los recursos que merece nuestro fútbol. También la AUF y la empresa intermediaria Tenfield han venido comercializando los derechos de imagen de los jugadores de la selección mayor, sin autorización ni consentimiento de los mismos. Por estar convencidos de todo esto, comunicamos a nuestra gente que no vamos en ningún caso a ceder nuestros derechos de imagen a intermediarios, ni vamos a tolerar que estos intenten comercializarlos y explotarlos en perjuicio del fútbol uruguayo.

Mientras entendamos que la AUF no sea independiente, y pueda tomar sus decisiones libremente, sin estar condicionada por terceros, tampoco contemplaremos la posibilidad de estudiar una eventual negociación con la AUF para explotar conjuntamente nuestros respectivos derechos. Creemos que el sistema de toma de decisiones de la AUF debe mejorarse necesariamente y de forma urgente, como viene pidiendo FIFA hace muchos años a sus asociaciones miembros, una reforma de estatuto para que toda la familia del fútbol esté representada en la toma de decisiones, y no quede exclusivamente en manos de unos pocos. Los integrantes de la selección mayor, estuvimos, estamos y estaremos comprometidos con la defensa de la celeste en cualquier cancha, asumiendo los riesgos, pero siempre fieles a nuestros principios. El fútbol es nuestra máxima expresión popular, la celeste es del pueblo y es tarea de todos, sin miedos, exigir y conseguir que el fútbol sea ejemplo de honestidad, democracia,independencia, transparencia, solidaridad y valores que hicieron grande a nuestro país".

Lo que dice Tenfield.

Ante la nota que en el día de hoy se hiciera pública y que suscriben algunos de los jugadores que integran la Selección mayor de nuestro fútbol, TENFIELD se siente en el deber de señalar, a la opinión pública en general y a los aficionados al fútbol en particular, que rechaza en todos sus términos el contenido de dicha carta.

TENFIELD, obrando con la más absoluta buena fe, obtuvo de la Asociación Uruguaya de Fútbol y de la Mutual Uruguaya de Futbolistas Profesionales los derechos de imagen de los futbolistas de la Selección Uruguaya de Fútbol, en todas sus categorías, a los efectos de su televisación, promoción y comercialización, así como para el patrocinio de la indumentaria y vestimenta deportiva que los mismos utilizan en su calidad de jugadores de la Selección.

Los acuerdos alcanzados con la AUF y la MUTUAL que cedieron estos derechos en forma absolutamente legítima no datan únicamente de 1998, como se indica falsa y malintencionadamente en el comunicado, sino que fueron ratificados, refrendados y, en su caso, rectificados en 2003, 2007, 2009, 2011, 2014 y 2015, y cumplidos a cabalidad por todos y cada uno de los jugadores que ahora manifiestan no autorizar su imagen.

La conducta de los jugadores que firman esta nota supone una intromisión consciente e ilegítima en las relaciones contractuales vigentes entre TENFIELD y la AUF, y entre TENFIELD y la MUTUAL, que será pasible de las acciones legales que correspondan.

Contrariamente a lo que indican los jugadores, la suscripción del contrato entre la AUF y TENFIELD por la provisión, patrocinio y licencia de la indumentaria y vestimenta de la selección uruguaya, representa para el fútbol uruguayo un mayor ingreso que el que hubiera correspondido en caso de firmarse un contrato con NIKE.

De hecho, en el contrato previsto con NIKE, llamativamente participaba una empresa intermediaria, cuando ahora los propios jugadores dicen rechazar la participación de intermediarios. Se trata en este caso de una empresa comisionista desconocida formada por los propios asesores de algunos de los jugadores, y la cual cobraría no menos del 10% del monto ofertado, es decir, nunca menos de US$ 2.500.000, sin contar los porcentajes por concepto de premios. Estos montos no hubieran ingresado a la AUF en caso de contratar a través de la empresa intermediaria con NIKE, sino que hubiera ido a parar al bolsillo de esos comisionistas. En definitiva, la AUF se ha beneficiado notoriamente al contratar con TENFIELD, dado que en esta operativa percibirá mayores ingresos porque no hay comisionistas.

Son estos jugadores quienes no han sido transparentes, claros ni precisos en cuanto a la realidad jurídica y fáctica que regula las relaciones entre TENFIELD, la AUF, la MUTUAL, y las de éstas últimas con ellos.

Y son estos jugadores también, quienes omiten y desconocen abiertamente hechos realizados por ellos mismos, que avalan la titularidad de TENFIELD de los derechos reclamados.

Reiteramos que TENFIELD no ha utilizado ningún derecho personal o atributo suyo fuera del marco contractual antedicho, y ha dado cumplimiento cabal a todas y cada una de las obligaciones asumidas.

El comunicado de los jugadores constituye una acusación grave e infundada contra TENFIELD. Por ello, informamos a la opinión pública que en el día de ayer, TENFIELD intimó a los jugadores del caso a que en un plazo perentorio de 24 horas, indiquen con precisión los hechos, fechas y circunstancias de las presuntas violaciones que respecto de los derechos de sus personas les imputan a TENFIELD. Asimismo, TENFIELD les ha intimado al cese inmediato de cualquier acción, intimación, comunicación o conducta que suponga el desconocimiento de los derechos exclusivos de titularidad de TENFIELD.

Finalmente, TENFIELD hace expresa reserva de las acciones legales correspondientes por los daños y perjuicios generados, especialmente a su imagen y reputación.

Nelson Gutiérrez, Vicepresidente de Tenfield SA.

Montevideo, 27 de octubre de 2017.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)