ENTREVISTA

“Yo solo quería dejarle dinero a Defensor”

Mientras realiza la puesta a punto para regresar a las canchas, Gonzalo Carneiro disfruta de su llegada a São Paulo donde se lo nota muy feliz y con la ilusión de ser figura en el fútbol norteño.

Foto: @São Paulo
Foto: @São Paulo

Primer día del mes de noviembre de 2015. Defensor Sporting ganaba 4-1 ante Juventud de Las Piedras en el Franzini con un doblete de quien era su gran figura hasta el momento: Maximiliano Gómez. Llegó el minuto 73 y el delantero se retiró del campo y fue sustituido por un muchacho alto y del que se murmuraba que era muy bueno. Gonzalo Carneiro hacía su debut en la Primera División del conjunto violeta e iba a comenzar a forjar, poco a poco, la figura en la que se convirtió.

Su momento con el elenco del Parque Rodó fue bueno y no cabe duda que dejó un grato recuerdo en la institución. Fueron varios los que coquetearon con llevarse al espigado delantero que sorprendía a propios y a extraños fin de semana tras fin de semana en el fútbol local.

Ofertas no le faltaron y cuando parecía que todo se encaminaba para arreglar con Gremio la transacción se complicó y permaneció en suelo uruguayo. Con la cabeza puesta en recuperarse de la pubalgia que lo aquejó y sin desmotivarse por el pase frustrado, la “Joya” aguardó su momento y la oportunidad finalmente llegó.

El país era el mismo pero el destino más hacia el norte: San Pablo. La ciudad paulista lo recibió calurosamente y el São Paulo lo arropó en sus filas. Así los dirigidos por Diego Aguirre recibieron a “un jugador joven y talentoso que es una promesa del fútbol uruguayo” como lo definió Raí, el directo deportivo del club en su presentación.

"Para jugar me falta y aunque el dolor de la pubalgia se fue llegué con un desequilibrio en los músculos. A veces tenés mas fuerza en una pierna que en la otra y eso es lo que tengo que equilibrar”, afirmó Carneiro.

Gonzalo recibe las palabras y como es de esperarse le son muy agradables, pero no se la cree. “Por suerte ese halago ya lo he escuchado, pero no me siento tan así. Ha sucedido que mis compañeros o grandes jugadores, como Nicolás Olivera, han dicho cosas parecidas y es un orgullo. No lo tomo como una presión, sino como un halago porque confío en mí trabajo”, manifiesta la “Joya”.

El delantero celeste está dando sus primeros pasos en tierra brasileña donde se le ha complicado con el idioma pero donde está muy contento. “Estoy muy feliz por esta gran oportunidad que tengo. Es un desafío que tengo muchas ganas de afrontarlo, aunque todavía me estoy adaptando al idioma y al clima”, reafirma entre risas.

Está claro que esta es su primera experiencia en el exterior y eso implica muchas cosas, por ejemplo el vivir solo en otro país aunque por el momento “estoy con mi padre y con el primo de Pablo (Bentancur), mi representante, a quien le estoy muy agradecido por lo que hizo y por la confianza que me brindó en un momento difícil”.

“La adaptación esperaba que fuera más complicada pero los compañeros me dieron una cálida bienvenida. Son todos simpáticos como todo brasileño”. Al delantero lo sorprendieron las instalaciones del club que “son otra cosa” y que “son impresionantes. Hay muchas cosas que uno no conocía porque no había en Uruguay. Es casi Europa para mi.

Carneiro llega a un equipo paulista que atraviesa un momento bastante complicado en lo deportivo luego de finalizar en el puesto 13 del último Brasileirao y donde quedó afuera del Torneo Paulista en semifinales. De todas maneras, el 2018 se plantea como un año para repuntar y parte de eso está encarado con el proyecto del club y de Diego Aguirre como entrenador.

"La adaptación esperaba que fuera más complicada. Las instalaciones del club son impresionantes. Hay muchas cosas que uno no conocía porque no había en Uruguay. Es casi Europa para mi”, sentenció el delantero.

“Una de las ideas del club es apuntar a jóvenes que tengan experiencia. En Defensor estaba acostumbrado a un plantel de jugadores jóvenes pero también hay varios experientes. Es un plantel más grande”, señala el delantero.

Para un jugador como Carneiro, que recién llega a un club nuevo, es clave la presencia de compatriotas como la de Diego Lugano o la del propio entrenador con el que “por ahora hablé poco. Me pregunta por la adaptación, por saber dónde voy a vivir, pero me pidió que estuviera atento a no sentir la lesión de vuelta primero que nada”.

A la recuperación que se refiere la “Joya” es a esa pubalgia que lo marginó de las canchas en el último tiempo y que lo tuvo a maltraer.

“Para jugar me falta, aunque el dolor de la pubalgia se fue. Trabajé muy bien con el doctor Calimares a quien le estoy muy agradecido, así como también a Nacional, que lo dejó trabajar conmigo. En este sentido también le tengo que agradecer a Defensor, sobre todo a Daniel Jablonka y a Richard Marchelli, que nunca me separaron del plantel y me dejaron recuperarme allí. Acá llegué sin dolor pero con un desequilibrio en los músculos, aparte a veces tenés mas fuerza en una pierna que en la otra y eso es lo que tengo que equilibrar”, manifestó.

Foto: @São Paulo
Foto: @São Paulo

Pese a que aún desconoce el tiempo para regresar a las canchas, según afirmó Carneiro, conversó con el médico del club y en tres semanas podría comenzar a trabajar con pelota y a la par del resto del plantel.

Por el debut, Gonzalo todavía no se desespera y tiene como objetivo ir “paso a paso. No busco metas altas, porque primero que nada quiero recuperarme, aprender del fútbol brasileño que tiene mucho ritmo y tratar con cada partido sentirme bien, ganar y ayudar al equipo”.

Raí lo confirmó en la presentación de la “Joya” hace unos días atrás: “La contratación de él forma parte de nuestra planificación de armar un plantel con jugadores experimentados y jóvenes, que tengan potencial para hacer historia en el club.”

Es cierto que todavía le falta para entrar en ritmo y para estar a la orden de Diego Aguirre, pero Carneiro ya dio los primeros pasos. Consiguió un nuevo equipo, se está adaptando al mismo y lleva adelante la puesta a punto que lo dejará pronto.

Gonzalo tiene todo para brillar en Brasil y, aunque por ahora no se desespera, estará esperando lucir la camiseta del elenco paulista lo antes posible.

Foto: São Paulo
Foto: São Paulo

“Yo solo quería dejarle dinero a Defensor”

La salida de Maximiliano Gómez al Celta de Vigo le dio la posibilidad de ser titular indiscutido para Eduardo Acevedo. Fue para la segunda parte del año pasado donde Carneiro se convirtió en una pieza clave del equipo violeta, formando dupla de ataque con Facundo Castro.

Fue el Torneo Intermedio su primer campeonato como titular y donde no decepcionó. Luego de que Defensor Sporting se quedara con el Torneo Apertura le toco suplir a quien era hasta el momento el goleador del Uruguayo y que había sido transferido al fútbol español, y no decepcionó para nada.

Con cinco goles fue uno de los máximos goleadores del certamen junto al atacante de Nacional, Rodrigo Aguirre. Precisamente fue ante los tricolores con quien los violetas cayeron en la final del torneo que llevaba a cabo su primera edición hasta el momento.

Muy afianzado en el plantel y en el once titular, Gonzalo Carneiro siguió haciendo de las suyas en el Torneo Clausura donde convirtió cinco goles más para cerrar así una cifra de diez tantos durante el 2017.

Matías Cabrera y Gonzalo Carneiro festejando el gol de Defensor Sporting. Foto: Marcelo Bonjour

De esta manera es que el delantero se marchó del conjunto del Parque Rodó con 39 partidos disputados a nivel local (repartidos en 1899 minutos) donde convirtió 13 goles.

Por competencia internacional, tuvo 56 minutos entre dos partidos en la Copa Sudamericana de 2015 y 2017 donde no pudo marcar en ninguno de ellos.

Sobre el final del Campeonato Uruguayo, donde Defensor Sporting ya tenía asegurado un lugar, al menos, en una posible semifinal fue donde Carneiro comenzó a pasar un momento difícil.

Las lesiones lo complicaban y su ausencia se hacía sentir en el equipo violeta al que le costaba mucho más llegar al gol. Esa lesión fue una pubalgia que le terminó afectando más de lo esperado y la que hoy en día está prácticamente superada.

Por eso la salida del elenco violeta fue muy cuestionada, aunque Carneiro dijo lo siguiente: “Yo me fui bien de Defensor. La idea fue mia. Hablé con Pablo porque quería que el equipo agarre dinero, no sé cuanto porque eso era una negociación entre ellos. En su momento no lo dije en la prensa y se dijeron muchas cosas, pero mi idea siempre fue esa, que ganaramos todos porque yo me iba libre. Eso nos servia más a Pablo y a mi que a Defensor, pero ahora perdimos un poco nosotros y terminamos ganando los tres. Yo solo quería dejarle dinero a Defensor”, sentenció el atacante.

Ahora queda el recuerdo de los goles que anotó el “10”, goles que tal vez un día regresen al Franzini y hagan delirar a los hinchas violetas.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)