TORNEO APERTURA

Quedó en la orilla

Peñarol ganó y cumplió con su parte, pero no le alcanzó

Foto: Ariel Colmegna.
Foto: Ariel Colmegna.

Tan solo cuatro minutos saboreó el título Peñarol. Cuando pasó al frente ante Defensor, rápidamente llegó la noticia del gol de Bergessio en Jardines. Mientras el equipo se llevaba por delante al violeta, la expectativa por una eventual final ante Nacional se mantenía latente. Sin embargo, a los 81’ el grito de “Papelito” se escuchó bien fuerte y silenció el Campeón del Siglo. Fue un baldazo de agua fría.

El aurinegro hizo su trabajo, limpió con el 4-1 a un rival complicadísimo como el “Tuerto”, pero no le alcanzó. Terminó el Apertura a dos unidades de su tradicional rival y lamentó los puntos perdidos frente a rivales de mitad de tabla hacia abajo. La derrota ante Torque, por ejemplo, recobró vida ayer en la tarde en las discusiones tribuneras.

Tras el duro cachetazo recibido entre semana ante Atlético Tucumán, que lo deja en la última fecha teniendo que depender de otros resultados, el aurinegro dio ayer una muestra de carácter.

No solo porque dio vuelta el resultado y ante uno de los rivales que mejor juega en nuestro medio, sino porque recuperó el vértigo y la intensidad que el equipo de Leonardo Ramos había perdido en los últimos meses. No brilló, es cierto, pero volvió a contagiar y por eso los fanáticos despidieron ayer a los jugadores con aplausos.

Aún con bajas y un 11 que poco se parece al que comenzó a principio de año, terminó mostrando chispazos de lo que el entrenador quiere de sus equipos: velocidad, cambio de ritmo, juego por las bandas y gol.

A partir del tanto de Rodrigo Rojo el equipo recuperó la confianza. A los 34’, el lateral tomó un rebote y con un potente remate superó a Reyes para decretar la igualdad transitoria. Fue el punto de inflexión en el partido. A partir de ahí el mirasol creció en volumen de juego y prácticamente hizo lo que quiso.

En el complemento, empujado por su gente, Peñarol salió con la misma postura de los últimos minutos del primer tiempo. El aurinegro era más, pero fallaba en la definición. Por eso, Ramos llamó a un especialista: Cristian Palacios. El “Chorri” ingresó a los 54’ y marcó un doblete en menos de 10 minutos. Aprovechó dos rebotes y puso el 3-1 (59’ y 62’).

El “Tuerto” se descontroló por completo y encima sufrió las expulsiones de Mathías Cardacio y Ayrton Cougo. Nunca pudo volver a ponerse en partido. Peñarol manejó el trámite sin inconvenientes y siempre dio la sensación de estar más cerca del cuarto grito. Tuvo todo como para hacerlo mucho antes, pero recién a los 85’ apareció Fabricio Formiliano para cerrar el tanteador.

Peñarol quedó en la orilla.

Ramos lamentó la derrota con torque

“No es un gran título, pero asegura una final. Igualmente hoy el campeón uruguayo es Peñarol y demostró que está a la altura de lo que se necesita para ganar esto. Creo que la derrota con Torque, por cómo venía el equipo en ese momento, nos terminó costando el torneo. Fue una noche mala de todos y son los puntos que nos faltaron”, dijo el DT.

Operaron con éxito al “Chiche” Corujo

A la misma hora del partido fue intervenido de forma exitosa Mathías Corujo. El “Chiche” sufrió la rotura de ligamento cruzado anterior, rotura de ligamento lateral externo y rotura de tendón del popliteo el último miércoles ante Atlético Tucumán en la Libertadores. Según lo que informó el cuerpo médico, se espera que la recuperación le lleve cerca de ocho meses.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)