UNA GAMBETA

Que no quede ni uno solo

EDWARD PIÑÓN

Edward Piñón

En el mundo del deporte de alta competencia se buscan los éxitos y cuantos más se consigan mucho mejor. El horizonte es siempre el mismo: ganar. Todos quieren demostrar quién es el que manda y está bien que así sea.
La obsesión de triunfar se suele llevar a todo tipo de registros, porque las luchas se extienden a todos los rubros posibles. En el fútbol, entonces, además de ganar, se quiere hacer por más goles o con la imbatibilidad en el arco.

En este Mundial de Rusia 2018 la Celeste puede lograr más números significativos y ojalá que eso suceda. Que se festeje un nuevo récord de Fernando Muslera con su arco en cero, que se celebre un registro increíble de Luis Suárez en materia de goles y hasta un incremento formidable en la cantidad de partidos mundialistas dirigidos por Óscar Tabárez.

Sería genial que el 15 de julio, Uruguay miré para atrás y compruebe que dejó una huella muy grande.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º