RECUERDO

El pueblo no te olvida, Obdulio: 20 años del adiós al "Negro Jefe"

A dos décadas de su muerte, Uruguay sigue recordando sus enseñanzas.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Su retiro. Varela en Suiza 1954, cuando fue celeste por última vez. Foto: Archivo El País.

"Con la celeste en el pecho somos doble hombres". Es una de las recordadas frases que dejó Obdulio Jacinto Muiños Varela, quien eligió el apellido materno en honor a su madre; o simplemente Jacinto, como le gustaba que le dijeran sus amigos: un ícono de la historia grande del fútbol uruguayo.

El "Negro Jefe", el capitán de la mayor hazaña de la Celeste (y para muchos del fútbol mundial), era también un líder de su época.

En 1949 encabezó la huelga de los futbolistas uruguayos que le reclamaban a los dirigentes el reconocimiento de su sindicato, el cual luchaba por sus derechos. Mantuvo su postura a tal extremo que estuvo cerca de no ir al Mundial de 1950; el presidente de la República, en ese momento Luis Batlle Berres, fue hasta su casa para convencerlo de viajar a Brasil. Le ofreció un cargo público si iba, pero Obdulio le pidió lo mismo para todos los jugadores que iban a viajar. Berres accedió. Luego el sindicato de futbolistas fue reconocido por los dirigentes, permitiéndoles a los jugadores tener los derechos que reclamaban, algunos de los cuales se mantienen hasta la actualidad.

Obdulio Varela. Foto: Archivo El País.
Obdulio Varela. Foto: Archivo El País.

En la cancha.

Obdulio Varela también demostraba sus dotes de líder en los partidos. Ello quedó plasmado para la historia en Maracaná. "Los de afuera son de palo". La mítica frase la pronunció antes de salir a jugar la "final" contra Brasil en el Mundial luego que los dirigentes uruguayos le digan a los jugadores que "no se hagan problema si pierden". El "Negro Jefe" no estaba de acuerdo. "Estamos cumplidos sólo si ganamos".

Ya en el partido decisivo, el capitán uruguayo tuvo otro momento que demostraba su personalidad: la pelota abajo del brazo. Con el gol de Friaça, apenas a los tres minutos de comenzado el segundo tiempo, el Maracaná entero era una caldera por los gritos de las 200.000 personas que llenaban el estadio. Varela se puso la pelota abajo del brazo y discutió varios minutos con el línea por un supuesto offside, lo que hizo enfriar los ánimos de todos los fanáticos y permitir la tranquilidad necesaria para la posterior remontada celeste.

Hoy, 2 de agosto, 20 años después de su muerte, Uruguay sigue recordando a su ídolo. A Obdulio Jacinto Varela, el pueblo no lo olvidó.

Invicto.

Con Obdulio en cancha, la Celeste nunca perdió en un Mundial: de los siete partidos que jugó, ganó seis y empató uno. En Brasil 1950 Uruguay venció a Bolivia, Suecia y Brasil y empató con España (con gol suyo); en Suiza 1954 ganó ante Checoslovaquia, Escocia e Inglaterra y se lesionó para las semifinales ante Hungría, cuando los celestes (sin su capitán) cayeron ante Hungría.

EN SUS DOS DESPEDIDAS HUBO BUENAS Y MALAS

Club - Peñarol.

Obdulio Varela se retiró a nivel de clubes en un Peñarol vs. América de Río (el 19/6/1955). El resultado fue lo negativo ya que cayó 4-1. Lo positivo fue que su último partido fue en el Maracaná, donde él marcó su nombre en la historia.

Obdulio Varela en su retiro de Peñarol. Foto: Archivo El País.
Obdulio Varela en su retiro de Peñarol. Foto: Archivo El País.

Selección - Uruguay.

El "Negro Jefe" jugó su último partido con la Celeste en el Mundial de 1954 en los cuartos de final contra Inglaterra. Lo positivo fue que anotó el gol para la victoria 4-2 y clasificación. Lo negativo fue la lesión que sufrió al marcar: lo descartó para el resto del torneo.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)