EUROPA

PSG 3-Leipzig 0: el sueño de la primera Champions está a solo un partido

Luego de invertir tantos millones de euros en los últimos años, Paris Saint-Germain jugará el encuentro por el que tanto apostó y se lo ganó en buena ley.

Juan Bernat
Juan Bernat ve cómo su cabezazo viaja hacia la red para transformarse en el 3-0. Foto: AFP

Posesión, circulación de pelota, presión alta, profundidad, paciencia y velocidad. Todo eso combinó Paris Saint-Germain en la primera mitad ante Leipzig y por eso se fue justificadamente en ventaja al descanso de la semifinal de la Champions League.

El antecedente de ser el segundo equipo más goleador de la competencia (22 tantos), de haber anotado en sus últimas 33 presentaciones por Champions y tener la valla menos vencida del certamen con solo cinco goles recibidos ponían al equipo dirigido por Tuchel como favorito y lo confirmó.

Neymar jugó un gran primer tiempo, demostrando que puede ser el líder de este equipo. Metió dos tiros al palo y una genial asistencia de taco para que Ángel Di María marcara el 2-0 (minuto 42), luego que Marquinhos (con asistencia del "Fideo" a la salida de un tiro libre) de cabeza anotara el tanto de la ventaja a los 13'.

Marquinhos
Marquinhos saltó más que todos, metió un gran cabezazo y puso arriba a PSG sobre Leipzig. Foto: AFP

Leipzig poco pudo hacer ante el dominio territorial, del balón y la intensidad en el ritmo que impuso PSG. En la primera mitad intentó alguna aproximación, pero no tuvo ni una clara. Para el segundo tiempo debía cambiar mucho para revertir el marcador y meterse en la final. Y algunos ajustes hubo.

En el comienzo del complemento el conjunto alemán se paró un poco más arriba, jugó más cerca del arco francés y con centros intentó inquietar, pero sin mostrar contundencia. Ese cambio de actitud también lo expuso un poco más, porque a PSG le quedó espacio para contraatacar.

La diferencia de contundencia entre ambos quedó expuesta cuando, en la primera llegada profunda de PSG de la segunda mitad, Bernat aprovechó a los 56' otro buen centro de Di María para marcar el 3-0 que definitivamente ponía al conjunto parisino en la final de la Champions por primera vez.

PSG vs. Leipzig
Di María define para poner el 2-0 luego de una gran asistencia de taco de Neymar. Foto: AFP

Los minutos finales fueron muy productivos para el técnico Tuchel, no para este partido, sino para el decisivo, porque movió el plantel con cambios para guardar energías y además logró darle minutos a Marco Verrati, quien venía de una lesión, por lo cual lo gana para la final de la Champions League, que será el domingo a las 16 de Uruguay ante el ganador del partido que este miércoles sostendrán Bayern Munich y Lyon en otro duelo francogermano.

Luego de muchos años de desembolsar millones de euros, Paris Saint-Germain al fin está en el partido que quería estar: definirá la Champions League, el título que le falta y al que tanto apostó.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados