ANIVERSARIO

Qué fue y qué provocó el cisma, la crisis de 1922 en el fútbol uruguayo

Nacional quedó en la AUF y Peñarol en la FUF hasta 1925, cuando el Laudo Serrato los volvió a juntar. Eso generó consecuencias que se discuten hasta hoy.

Uruguay campeón 1924
Uruguay y su vuelta olímpica en Colombes 1924 con jugadores de la AUF. Foto: Archivo El País

En pocos días, más precisamente el próximo jueves 14 de noviembre, se cumplirá un nuevo aniversario de un importante acontecimiento ocurrido en el año 1922, cuando se produjo la desafiliación de la Asociación Uruguaya de Fútbol de los clubes Peñarol y Central, acusados de haber violado los estatutos asociacionistas por parte de esas dos instituciones. Eso dio inicio al llamado cisma del fútbol uruguayo.

Al iniciarse la década de los años ‘20, un grupo de importantes clubes argentinos, River Plate, Racing, Independiente y San Lorenzo, entre otros, se habían alejado voluntariamente de la Asociación del Fútbol Argentino (AFA), fundando por su parte la Asociación de Amateurs.

La Asociación Uruguaya de Fútbol nunca reconoció oficialmente a la liga de Amateurs, continuando con su relacionamiento oficial con la AFA y prohibiendo expresamente que las instituciones uruguayas se enfrentaran con los clubes disidentes del vecino país.

En setiembre de 1922, poco antes de viajar a Brasil para la disputa del Campeonato Sudamericano, Peñarol (que tenía firmes lazos de amistad con algunas de esas instituciones disidentes) exigió que la AUF no se enfrentara a la AFA, porque la institución aurinegra consideraba que la AFA no era la fiel representante del fútbol argentino.

La AUF concurrió a disputar el certamen sudamericano sin contar con jugadores aurinegros, por la decisión tomada por Peñarol, de no ceder a sus futbolistas para defender a la Selección uruguaya.

Posteriormente, Peñarol y Central solicitaron autorización para ir a jugar con clubes argentinos disidentes, autorización que les fue negada reiteradamente por parte de la Asociación Uruguaya de Fútbol.

Ante esta situación, y tomando en cuenta que Peñarol y Central igualmente iban a disputar sus partidos pactados con clubes disidentes de la AFA, el viernes 10 de noviembre el Consejo Superior de la AUF informó a Peñarol y a Central que si iban a jugar a Buenos Aires, corrían el riesgo de ser desafiliados.

Ambas instituciones no tomaron en cuenta la advertencia, disputando sus respectivos partidos, el domingo 12 de noviembre.

Ese mismo día, en Montevideo, la selección uruguaya vencía a su similar de Argentina por 1 a 0, adjudicándose la Copa Lipton, el trofeo más antiguo disputado entre los dos países rioplatenses.

La presencia de Peñarol y Central en Buenos Aires, desobedeciendo el mandato de la AUF, motivó que el martes 14 de noviembre, la asamblea tomara la decisión de desafiliarlos de la AUF, en una resolución histórica, que fue votada por amplia mayoría (16 a 1) con el único voto en contra del club Lito.

La actividad oficial organizada por la AUF continuó con el desarrollo de la temporada, consagrándose el Club Nacional de Football como campeón uruguayo 1922.

Antes de finalizar el mes de noviembre, los dos clubes mencionados, Peñarol y Central, ya expulsados de los registros de la AUF, fundaron la Federación Uruguaya de Football, en una asamblea presidida por el presidente de Peñarol, Julio María Sosa, la que fue realizada en la misma sede del club Peñarol, sitio en el que, posteriormente, la FUF continuó realizando sus reuniones. La actividad de la FUF contó con la participación de algunos clubes barriales y empresariales, más algunos que se formaron en esos días.

Jose Piendibene
Jose Piendibene, estrella de Peñarol, quedó con su club del lado de la FUF.

Consolidando su posición oficialista, la AUF continuó con su actividad en 1923, afiliándose a la FIFA. De ahí en adelante, la única institución reconocida por la FIFA y la Confederación Sudamericana de Fútbol siguió, y sigue siendo en la actualidad, la Asociación Uruguaya de Fútbol.

En 1923 se organizó en Montevideo el Campeonato Sudamericano, en el que Uruguay, representado por jugadores de la AUF, se consagró nuevamente campeón.

Fue la AUF la que representó oficialmente a Uruguay en los Juegos Olímpicos de 1924, donde Uruguay logró la primera medalla de oro de su historia, sin contar, por supuesto, con la participación de jugadores de la FUF.

Un logro histórico, considerado como el primer Campeonato Mundial y Olímpico que obtuvo nuestro país, reconocido por la FIFA.

Ese año, Nacional volvió a consagrarse campeón uruguayo, obteniendo el título por tercer año consecutivo, siendo, al igual que los dos campeonatos anteriores, los únicos que son reconocidos oficialmente por la AUF y, por lo tanto, también por la Confederación Sudamericana y por la FIFA.

En 1925, por gestiones de un sector de la prensa montevideana, se comenzaron los contactos para reunificar al fútbol uruguayo, elevándose una solicitud de intermediación al presidente de la República, Ing. José Serrato, quien se puso a trabajar en el tema, contando con el asesoramiento de diez personalidades directamente vinculadas al ámbito del fútbol.

El presidente de Peñarol seguía siendo Julio María Sosa, un periodista y político que llegó a ser director del diario El Día y también ocupó la presidencia del Consejo Nacional de Administración, órgano que, constitucionalmente, compartía entonces el Poder Ejecutivo en Uruguay conjuntamente con la Presidencia de la República.

El 9 de octubre de 1925, el Presidente Serrato dio a conocer su fallo, conocido como “Laudo Serrato”, el cual indicaba el cese de funciones de las autoridades de la AUF y de la FUF y la inmediata suspensión de la actividad deportiva. Se decidió la creación del “Consejo Provisorio de Football Nacional”, integrado por quienes habían sido los diez asesores de Serrato. Este Consejo Provisorio tuvo como función principal la organización de toda la futura actividad del fútbol uruguayo.

Nacional 1923
El equipo de Nacional campeón uruguayo en 1923

El club Nacional era el líder del Campeonato Uruguayo en ese momento. La AUF declaró oficialmente al tricolor como “Primero e Invicto”, pero no como Campeón Uruguayo de 1925, por lo que la institución no cuenta esa temporada entre sus campeonatos conquistados.

El “Consejo Provisorio” cesaría en sus funciones una vez cumplida la reorganización y se regiría para su cometido por lo establecido en el Laudo Serrato y en todo lo que no se opusiera al mismo, por el estatuto de la AUF, que era la única reconocida oficialmente por la Confederación Sudamericana y por la FIFA, quedando de esa manera marcada la desaparición de la FUF, desapareciendo también con ella algunos clubes que la integraban: Peñarol del Plata, Roberto Chery, Roland Moor, Solferino, Firestone, Livingstone y Triumph Juniors, entre otros. Entre los clubes que todavía existen figuraban Defensor, Central, Cerro, Sud América y Colón, más Miramar y Misiones, luego fusionados.

En 1926 no se disputó el Campeonato Uruguayo y así quedó expresamente establecido antes del comienzo de la temporada, por lo que no hubo, y por lo tanto es imposible que exista, un “Campeón Uruguayo de 1926”. Ese año se disputó solamente el Campeonato del Consejo Provisorio, que se desarrolló en dos series, teniendo como única finalidad definir cuáles serían las instituciones que competirían en la Primera División del Campeonato Uruguayo de 1927 y cuáles formarían parte de la segunda divisional, denominada Intermedia. Así lo destacaba el Laudo Serrato, expresando textualmente en su artículo octavo: “El año deportivo de 1926 se destinará a la selección necesaria para clasificar a los clubes que integrarán la Primera División y la División Intermedia”, en 1927.

La serie A del torneo Consejo Provisorio tuvo como ganador a Peñarol y la serie B se la adjudicó el club Bella Vista.

Aquí surge la diferencia entre los títulos que Peñarol afirma tener, al considerar que fue el campeonato oficial de esa temporada, y quienes sostienen que en 1926 la AUF no estaba en funciones y, por lo tanto, la Copa Uruguaya no estuvo en disputa, porque se jugó por la Copa “Héctor R. Gómez”.

La disputa del Campeonato Uruguayo organizado oficialmente por la AUF retornó en 1927, contando con la participación récord de 20 clubes. Ese año, el Club Atlético Rampla Juniors fue el campeón uruguayo.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)