Nacional

Pronto para el bautismo

El colombiano Carlos Valdés habló de lo que será su primer partido clásico.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Carlos Valdes

Con 29 años y a poco más de tres meses de haber llegado a Uruguay para defender a Nacional, Carlos Valdés tendrá su debut clásico ante Peñarol el próximo domingo 17 de mayo.

"Mi objetivo era venir a Nacional porque un equipo como este tiene que ser siempre protagonista. Hoy gracias a Dios creo que estamos haciendo las cosas bien, en el lugar que queríamos estar: peleando el Clausura, con la Tabla Anual ya definida a nuestro favor y con un partido tan importante como el clásico por delante que es algo que todo futbolista quiere jugar", contó Carlos Valdés.

El colombiano, que debutó el 29 de marzo en la goleada tricolor 5-3 a Atenas de San Carlos en el Gran Parque Central por la sexta fecha del Torneo Clausura, entró como titular en ese encuentro y no salió más del equipo.

Desde ese día, Valdés jugó seis partidos, totalizando 540 minutos en cancha y recibió tres tarjetas amarillas.

Con respecto al clásico, el zaguero dijo además que "son partidos que uno siempre quiere jugar, de los que le gustan a la gente, con buenos rivales y definiendo quizá una parte importante del campeonato. Nos estamos preparando bien, tratando de mejorar cada día y seguir corrigiendo para en lo posible llegar en las mejores condiciones para lograr un buen rendimiento y quedarnos con el triunfo".

Valdés dirá presente por primera vez en un Peñarol-Nacional y eso le genera una gran expectativa: "Por historia han sido los equipos más grandes en el Uruguay y es una experiencia más. Ojalá que podamos seguir levantando el nivel para ganar y entrar en la pelea definitiva por el título".

Consultado acerca del rival de turno, el colombiano analizó que "es un equipo que viene haciendo las cosas bien, con jugadores importantes. En los próximos días entraremos más en detalle de lo que tendremos que cuidar de Peñarol y lo que podemos aprovechar para lastimarlo".

Si bien la cabeza de Valdés está en este momento en Nacional, la clasificación a la Copa Libertadores deja la puerta abierta para que el zaguero pueda seguir en los tricolores: "Infortunadamente eso no depende exclusivamente de mí porque hay muchas cosas que se tienen que conversar como negociar con la MLS y con Philadelphia. De todas maneras es muy temprano para hablar de eso. Quiero terminar bien con Nacional siendo campeón y después veremos cuáles son las posibilidades en el futuro".

VALDÉS X 3.

¿Qué le hablaron del clásico Peñarol-Nacional?

Todavía falta mucho y el ambiente está un poco tranquilo, pero desde que llegué me han hecho saber la manera en la que se encaran este tipo de partidos y de lo que significa para Nacional.

¿Quién llega mejor?

Esa es una verdad que solamente veremos el día del partido. Por lo general los clásicos siempre fueron clásicos, independientemente de si algún equipo llega más arriba que otro porque ahí las estadísticas quedan de lado.

¿Cómo se maneja la ansiedad?

Con mucha tranquilidad. No hay que hacer cosas distintas porque venimos trabajando bien y cuando llegan este tipo de partidos, por más que uno quiera ganar y mostrar siempre lo mejor, hay que tener la cabeza fría, porque el fútbol comienza precisamente ahí.

BUENAS SEÑALES EN LOS CÉSPEDES.

Los lesionados vienen con la recuperación viento en popa y llegan al clásico.

El tema de los lesionados sigue siendo el de más preocupación en Los Céspedes, pero los mismos jugadores se encargaron ayer de dar buenas señales en las recuperaciones de cara al clásico.

En tal sentido, Gustavo Munúa trabajó en sanidad nuevamente, ya no tiene la rodilla inflamada y según el cuerpo médico tricolor la recuperación del esguince de rodilla viene muy bien y podrá estar a la orden el domingo 17 de mayo.

Idéntico es el caso de Diego Arismendi, quien ayer trabajó diferenciado en cancha junto al preparador físico Gabriel Gutiérrez y luego trotó sin problemas alrededor de la cancha.

Por otra parte, Alfonso Espino, entrenó en el gimnasio primero y luego caminó y trotó alrededor de la cancha 1 de Los Céspedes, donde también trabajó diferenciado y junto al kinesiólogo Daniel Calimares, Ribaír Rodríguez, quien se viene recuperando favorablemente del desgarro que sufrió en el cuádriceps en el partido de la octava fecha ante Rampla Juniors.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)