Torneo Apertura

Lo dejó en suspenso

Peñarol venció a Progreso y llega con vida a la última fecha.

Las mejores fotos de Progreso y Peñarol en el Nasazzi en la cámara de Gerardo Pérez.
Las mejores fotos de Progreso y Peñarol en el Nasazzi. Fotos: Gerardo Pérez
Las mejores fotos de Progreso y Peñarol en el Nasazzi. Fotos: Gerardo Pérez
Las mejores fotos de Progreso y Peñarol en el Nasazzi. Fotos: Gerardo Pérez
Las mejores fotos de Progreso y Peñarol en el Nasazzi. Fotos: Gerardo Pérez
Las mejores fotos de Progreso y Peñarol en el Nasazzi. Fotos: Gerardo Pérez
Las mejores fotos de Progreso y Peñarol en el Nasazzi. Fotos: Gerardo Pérez
Las mejores fotos de Progreso y Peñarol en el Nasazzi. Fotos: Gerardo Pérez
Las mejores fotos de Progreso y Peñarol en el Nasazzi. Fotos: Gerardo Pérez
Las mejores fotos de Progreso y Peñarol en el Nasazzi. Fotos: Gerardo Pérez

Cuando los equipos recién se acomodaban en la cancha, un error en la salida de Carlos Techera cambió el rumbo del partido. El arquero dejó corta la pelota, la tomó Marcel Novick y rápidamente habilitó a Fidel Martínez. El ecuatoriano le pegó con el borde externo del botín, con el clásico “tres dedos”, y puso el 1-0 en tan solo 12 minutos.

Casi de entrada, desde el vestuario, el aurinegro se puso en ventaja. Sin embargo, no todo arrancó de la mejor manera porque Giovanni González (23’) y Fabricio Formiliano (33’) tuvieron que dejar la cancha por diferentes molestias físicas.

Con el correr de los minutos, el estado del campo de juego también comenzó a jugar su papel. En algunos sectores la pelota no rodaba y en otros, el césped empezó a quedar notoriamente deteriorado. Por eso, en parte, el trámite se hizo algo entreverado y cargado de infracciones.

En ese contexto, la realidad es que Peñarol se adaptó mejor en los primeros 45 minutos con las proyecciones de sus hombres por afuera. Rodrigo Rojo, por el carril zurdo (curiosamente donde peor estaba la cancha) tuvo a maltraer a la defensa del “Gaucho”. Franco Martínez -otro de los puntos altos- tuvo su oportunidad de mostrarse y dejó algunas pinceladas de lo que puede otorgarle a esta equipo: buen manejo de pelota.

El equipo de Marcelo Méndez no encontraba los caminos y como si fuera poco, antes de ir al descanso Steve Makuka recibió la segunda tarjeta amarilla y se fue expulsado.

En el complemento, Peñarol volvió a cometer el mismo error que en los anteriores encuentros: replegarse. Eso permitió que Progreso tome la pelota. Sin embargo, nunca encontró profundidad para pisar con claridad el área de Kevin Dawson.

Con un hombre menos y con la necesidad de buscar el empate, el “Gaucho” se fue desarmando. Peñarol tuvo espacios como para liquidarlo, pero sus atacantes no estuvieron finos en los últimos metros. Rodrigo Piñeiro, también de interesante ingreso, estuvo cerca de liquidarlo con un remate de afuera del área que reventó el horizontal.

No hubo tiempo para más en el Nasazzi. Con ocho suplentes, Peñarol ganó y llega con vida a la última fecha del Apertura. Debe ahora vencer a Defensor Sporting el próximo fin de semana y esperar que Danubio empate o le gane a Nacional para llegar a una final o quedarse con el título. El primer torneo del año quedó en suspenso y promete un final apasionante.

En el medio del calendario, el miércoles, estará el otro gran objetivo: el partido ante Atlético Tucumán en Argentina que puede definir el futuro del equipo en la Copa Libertadores.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º