EN EL PALADINO

A mal piso, cero gol

El estado del campo del Paladino no permitió que el juego fuera tan bueno como se esperaba en lo previo; los locales dispusieron de un penal mal cobrado por el árbitro Tejera pero el tiro de Colmán dio en el palo

Progreso vs. Defensor
Martín Rabuñal, de buen partido, intenta llevarse el balón. Foto: Francisco Flores

  Progreso y Defensor Sporting prometían buen juego en el Paladino. Por la filosofía de los técnicos y porque ambos necesitaban sumar de a tres. Los locales para volver a la victoria tras dos derrotas consecutivas y los violetas para seguir prendidos en la pelea por el título en la que se habían metido tras su triunfo frente a Nacional.

Pero no pudo ser. El mal estado del piso del Paladino influyó para que el juego no resultara tan atractivo como se esperaba. Ya en los primeros minutos, el pique de la pelota dejaba en claro que el campo no estaba en buenas condiciones.

Además, los violetas perdieron a dos de sus mejores futbolistas durante el primer tiempo. El capitán Mathías Cardacio recibió un golpe y tuvo que dejarle su lugar a Ramiro Cristóbal; mientras que Pablo López, quien regresaba de un minidesgarro también salió para evitar resentirse en un campo complicado. En su lugar Acevedo mandó a la cancha a Germán Rivero quien se ubicó arriba junto al “Chino” Álvaro Navarro. La idea del entrenador, que se dio cuenta que sería difícil llegar con pelota al pie, era que les lanzaran pelotas.

A pesar de los inconvenientes y las variantes, la visita fue algo más en los primeros 45 minutos. Al menos tuvo más la pelota e hizo el gasto con un Martín Correa que aparecía por todos lados intentando hilvanar alguna buena jugada.

Progreso mientras tanto, intentaba de contragolpe, sobre todo cuando Federico Millacet creaba peligro por su sector. La más clara la tuvo Rodrigo Viega cerca de la media hora. Probó de lejos, pero la sacó con solvencia Guillermo Reyes.

Para el segundo tiempo las cosas cambiaron y fue Progreso quien se adueñó del juego y tuvo las mejores chances. Facundo Labandeira tuvo una muy clara, pero Reyes volvió a responder muy bien.

La jugada polémica fue a los 69’ cuando el árbitro Tejera le cobró penal a Maulella. La falta del defensa violeta fue afuera y hasta quedaron dudas de si fue foul o simplemente desplazó a Labandeira con el hombro. El encargado de rematarlo fue Gastón Colmán, pero su tiro se estrelló en el palo derecho, justo donde se había tirado Reyes.

Al final el “Coto” Correa que se había destacado en defensa, quedó solo frente a Sebastián Fuentes. La paró de pecho como un nueve, pero no pudo darle bien. Y Colmán sacó un disparo que volvío a tapar Reyes.

El partido prometía, pero Progreso y Defensor no pudieron superarse: a mal piso, cero gol.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º