SEGUNDA DIVISIÓN

Progreso vivió 48 horas de "locura"

El “Gaucho” dejó a un lado los problemas y debutó con triunfo en la “B”.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Estreno. Miramar-Huracán abrieron el sábado el torneo. Foto: Francisco Flores

Durante más de una semana los dirigentes de Progreso estuvieron buscando la solución para poder disputar el Campeonato Uruguayo de la Segunda División Profesional, la cual llegó sobre el final mismo del plazo estipulado.

La tarea parecía imposible, ya que las deudas superaban los US$ 100.000, pero los jóvenes líderes del "gaucho" comenzaron una patriada pocas veces vista.

El mismo viernes se sumó otro escollo. Los técnicos Gerardo Pilas y Juan Rottondo que venían entrenando al plantel principal desde hacía dos meses no llegaban a un acuerdo económico y darían "un paso al costado".

En pocas horas llegado desde Colonia, Fabián Charreau se hizo cargo del plantel principal, secundado por Juan Duarte, un conocedor de la institución y la divisional.

Con esta realidad y un plantel con un promedio de 21 años, Progreso llegaba hasta el Parque Palermo para enfrentar a Canadian.

En la vereda de enfrente los "canadienses" mostraban un plantel más experiente y con Elio Rodríguez como entrenador en su segunda temporada.

Desde el inicio el partido se hizo trabado, con mucha marca en la mitad de la cancha y las llegadas a los arcos eran esporádicas.

Sobre los 18 minutos de juego, se registra una incidencia fundamental en el trámite del partido, ya que es expulsado Lucas García por una fuerte infracción contra Cristian Silva, quien se iba de cara al gol.

Canadian, que era levemente superior a su rival, se vio obligado a retroceder sus líneas y jugar de contragolpe, intentando la sorpresa sobre el arco defendido por Pablo Pérez.

Progreso que había ingresado con Damián Bautista como único punta, adelantó a sus volantes y colocó a Guillermo Corbo como segunda punta, en busca de llegar con mayor peligrosidad y desnivelar el tanteador.

Los cambios realizados por ambos entrenadores, poco variaron en el juego de los equipos y el partido parecía que finalizaría con un cero grande para ambos. Sin embargo en una jugada desafortunada de Ezequiel Airoldi encuentra a contrapié al arquero Pablo Silveira y anota el único gol de partido.

Los instantes finales del encuentro tuvieron a un Canadian tirado al ataque, pero sin ideas y un Progreso tratando de contragolpear y liquidarlo.

La gran labor de Santiago De Oliveira y Carlos Pimienta en el fondo "aurirrojo" dieron tranquilidad a todo el equipo y Canadian terminó doblegado frente a un plantel joven y entusiasta.

Cuando Federico Arman pitó el final del partido, cientos de hinchas de Progreso se abrazaron no sólo por los tres puntos obtenidos en el debut, sino por saber que su Progreso todavía vive y lucha.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)