EN EL PALADINO

Como "Gaucho" en el barro

Progreso fue el que más se adaptó al estado de la cancha. Torque sufrió una expulsión a los 4' y un penal mal cobrado.

Progreso vs. Torque en el Paladino. Foto: Emiliano Esteves
Álvaro Brun y Mauricio Loffreda en la foto de capitanes con Bentancor. Foto: Emiliano Esteves
El área ya mostraba desgaste antes del partido. Foto: Emiliano Esteves
El agua se acumulaba al costado de la cancha. Así estaba frente al banco visitante. Foto: Emiliano Esteves
El barro y la falta de pasto se veía desde la tribuna. Foto: Emiliano Esteves
El barro y la falta de pasto se veía desde la tribuna del Paladino. Foto: Emiliano Esteves
El barro y la falta de pasto se veía desde la tribuna del Paladino. Foto: Emiliano Esteves

Desde antes del inicio ya se podía vaticinasr que no iba a ser un partido normal. El estado del terreno de juego era malo desde antes que la pelota comenzara a rodar y antes que los tapones desgastaran aún más la cancha. Una lástima, porque los dos equipos proponen buen fútbol. Y así lo demostraron pese a las dificultades del campo.

Sin embargo, la expulsión de Matías Roskopf a los 4’ generó otro partido. Progreso fue el dueño de la pelota y de las jugadas de riesgo, al menos hasta que Torque se acomodó en cancha, e incluso tuvo más chances de gol que su rival. El primer tiempo no dejó goles, pero sí mucho fútbol.

Marcelo Méndez vio cómo su equipo perdía dominio pese a tener uno más y mandó a ‘Nacho’ Lemmo a la cancha para el complemento. Y le funcionó. También ayudó el error del arquero celeste, que había sido figura en el primer tiempo por no dar rebotes largos, pero en 4’ de esa mitad no pudo contenerla y apareció el “9” (en posición de “9”), Gastón Colman, para abrir el marcador.

Era un golpe duro para la “T”, que ya se había levantado de la expulsión una hora atrás y volvió a hacerlo empatando el juego. Un tiro exterior encontró al otro centrodelantero (Pablo Olivera) por el camino y con apenas un desvío marcó su primer gol en el club.

Era un juego parejo, los dos proponían. Los celestes dejaron el hueco por el hombre de menos en la delantera y los 10 en cancha corrían el doble. Pero una falta cambió la paridad. Facundo Labandeira se metió en el área, buscó la pierna de Jonathan Rak (la encontró) y se tiró. El árbitro marcó penal. Colman se encargó de cambiarlo por gol y nuevamente puso arriba al “Gaucho”. Otro golpe para Torque.

Los locales no desperdiciaron el momento, dejaron tener la pelota al rival y se largaron a la contra. Así fue como llegó el tercero, con un Labandeira mal marcado, y también pudo haber llegado alguno más.

La cancha no ayudó, incluso en momentos que intentaron jugar por abajo el balón se trancaba, pero Progreso fue el que menos lo sufrió. Como pez en el agua, el “Gaucho” lo fue en el barro y haciéndose fuerte en su cancha volvió a ganar siete partidos después.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)