PROGRESO

Progreso pelea de igual a igual en tierra de grandes

"La lucha por el Clausura es sólo con Nacional y Peñarol  y estamos a la par. Tenemos nuestras fortalezas para emparejar", dijo el técnico gaucho Leonel Rocco.

La charla
La charla. El técnico Leonel Rocco conversa con sus dirigidos en el Paladino. Foto: El País.

P rogreso pelea el torneo Clausura con los dos grandes a tres fechas del final. Los gauchos del Pantanoso tienen 27 puntos en la tabla del torneo. Los mismos que Peñarol y uno menos que Nacional. Y podría pasarlos a ambos si hoy, tal como está previsto, sale el fallo por el reclamo que presentaron en la AUF y se le otorgan dos puntos más. Vale recordar que Progreso empató su partido con Cerro, pero los albicelestes tenían un jugador inhabilitado.

El equipo dirigido por Leonel Rocco -un histórico del club porque fue Campeón Uruguayo en 1989 con la institución- vive en tierra de grandes y pelea contra ellos, pero tiene fortalezas para disimular las diferencias que tienen con tricolores y aurinegros.

“Estamos en el medio de dos grandes, de dos gigantes. La pelea del Clausura es sólo con ellos dos. Y estamos a la par. La fortaleza que tiene este equipo para poder emparejar las diferencias con los grandes es la convicción, la fuerza mental, la fuerza del grupo y el deseo de conseguir cosas importantes. Y con eso emparejamos”, explicó Leo Rocco.

NO ES VERSO. Aunque parece una frase hecha, no hay nadie en las inmediaciones del Paladino que no hable de lo importante que ha sido el grupo. Técnicos, futbolistas y los dirigentes encabezados por Fabián Canobbio. “Tengo 25 años de profesional y he estado en muchos grupos, acá y afuera. Y es difícil encontrar uno como este y los jugadores son conscientes. Por eso yo les digo que se disfruten entre ellos porque es muy difícil formar un grupo como este. Nosotros fuimos muy celosos a la hora de armarlo. Muy celosos en lo profesional y en lo humano, pero el vestuario lo hacen los jugadores. Nosotros pusimos los individuos, pero ellos aunaron el grupo y lo llevaron adelante. Tienen un gran manejo del grupo y hoy me emocionan”, afirmó el exarquero y puso un ejemplo.

“Cuando fuimos a jugar a Colonia lo hicimos sólo con 19 jugadores. Y todos los que estaban afuera del plantel por diferentes razones, se aparecieron allá para apoyar al grupo. Son detalles que suman muchísimo”, explicó.

Y agregó otro. “Lo veo en todos los partidos con los que están en el banco, ahí al lado mío, están sufriendo, hablando, contagiando a los que juegan. Y lo que quedaron afuera del plantel están colgados del alambrado. Es muy difícil encontrar un grupo así. No es verso. Y todo eso se ve reflejado en la cancha”.

próspero

Con los campeones uruguayos del 89 cerca del plantel

Progreso fue campeón uruguayo en 1989. Los dirigidos entonces por Saúl Rivero ganaron nueve de los once primeros partidos y eso les aseguró el título. Muchos de los futbolistas de aquel entonces acompañan hoy a su arquero, Leonel Rocco, en su gran campaña. Próspero Silva, está muy cerca del plantel. Y no es el único. “Frecuentemente nos hacen alguna visita. Próspero está casi siempre con nosotros, y el otro día, después del último partido estuvo el ‘Bemba’ (Eduardo) Acosta”, contó Rocco.
“Tenemos un grupo de Whatsapp con todos los del 89 porque se está planificando la fiesta para celebrar los 30 años del Campeonato Uruguayo. Va a ser el 13 de diciembre en la sede del club”, explicó el técnico. “Muchos están en contacto con nosotros, como Luis Ramos, que tiene el bar “Dale Gaucho” ahí cerquita y a él le encargamos la pizza para reponer después de los partidos”.
Pedro Pedrucci, quien fuera fundamental en la mitad de la cancha del equipo campeón, también está en la vuelta. Lo mismo que Marcelo Suárez.
“Hay muchos de aquella época que se han acercado y están permanentemente junto con nosotros. Es muy importante, porque esa fue la conquista más grande e importante de la historia del club. Y la que estamos haciendo ahora es la mejor después de aquella del año 1989”.

Mañana Progreso recibe en su cancha a Cerro Largo. Los arachanes le llevan dos puntos en la Anual, siempre que a Progreso le den los dos del partido ante Cerro. “Si les ganamos quedaríamos terceros en la Anual. Avanzaríamos una posición. Hoy estamos en la PreLibertadores, pero nos saltearíamos una fase. El partido es determinante para seguir en las primeras posiciones del Clausura y también para escalar en la Anual”, afirmó Rocco, quien es consciente que los arachanes con ellos y Plaza Colonia, son los equipos revelación del campeonato.

Entre concentrar o cobrar

Leonel Rocco
"Si se concentra, no se pagan los sueldos"“Sería ideal concentrar antes y después de los partidos, más con esta seguidilla de cotejos que hemos tenido en el Clausura. Pero somos conscientes en el club que estamos, sabemos que si entramos en gastos de concentración, no se pueden pagar los sueldos", explicó Rocco.

ARACHANES. “Cerro Largo ha tenido un año espectacular a pesar de todo lo que tiene en contra, como los viajes permanentes a Montevideo. Es de elogiar, tiene un mérito tremendo lo que ha hecho”, reconoció Rocco.

“Nosotros sabemos las condiciones que tienen para trabajar. Como equipos chicos tenemos muchas desventajas, limitantes, no sólo respecto a los grandes. También frente a equipos como Liverpool, Defensor Sporting, River Plate, Wanderers o Danubio. Esos clubes cuentan con infraestructuras que permiten una cantidad de cosas que nosotros no tenemos y no las podemos hacer”.

En lo previo da la impresión que el que se disputará mañana a las 16:30 horas en el Paladino será un gran partido, pero hay mucho en juego. “Cerro Largo es durísimo. Va a ser un partido muy complicado. Creo que va a ser cerrado y con los dos apuntando a ganar. Porque los dos necesitamos hacerlo. Ninguno va a salir a especular. Seguramente, tomaremos precauciones, pero siempre mirando al arco rival. Es lo que hemos hecho nosotros todo el año”.

A propósito de las diferencias con los equipos de mayor poder económico, Progreso no concentra. No lo hizo en todo el año ni lo hará ahora que se están jugando cosas muy importantes.

Pero el técnico tampoco lo exige, aunque sabe que sería muy bueno. La prioridad de los presididos por Canobbio es que el plantel esté al día.

“Sería ideal concentrar antes y después de los partidos, más con esta seguidilla de cotejos que hemos tenido en el Clausura. Pero somos conscientes en el club que estamos, sabemos que si entramos en gastos de concentración, no se pueden pagar los sueldos. El presupuesto está a tope. No sobra ni un peso. Si pedimos concentración, se resienten los sueldos. Y esa es otra de las fortalezas que tiene este equipo: el profesionalismo de los futbolistas. Si los jugadores no descansaran y se alimentaran como lo hacen no hubiéramos aguantado la seguidillas. Y el equipo físicamente ha sido espectacular. Nunca fue menos que el rival”, dijo y destacó a sus compañeros sobre todo al profesor Pedro Gracia.

practica

SUPERADO. El técnico no se imaginaba, la gran campaña que están realizando, cuando se enfrentó por primera vez a los jugadores hace un año. “Sinceramente no, aunque tenía mucha convicción y estaba muy entusiasmado con hacer un gran año. Y tenía la obsesión de clasificar a una copa internacional, que para Progreso después de 30 años iba a ser algo histórico. Pero no a la altura de lo que estamos haciendo actualmente. No imaginábamos clasificar cinco fechas antes a la Copa Sudamericana. Creíamos que íbamos a llegar ahí, peleando punto a punto. Pero nos despegamos en este Clausura y estamos pasando un momento espectacular”.

sin estrellas

El rejuntado en el que no se creía dio resultado

Cuando Rocco llegó la mayoría de los futbolistas habían terminado contrato y tuvo que armar el plantel prácticamente de la nada. “Trajimos jugadores que la gente no conocía y nos decían que éramos un rejuntado. A Gonzalo Andrada no lo conocía nadie: en Fénix no jugaba y hoy es un baluarte en el equipo. Gustavo Alles estaba en la B, en Rentistas; Esteban González estaba en Cerro Largo en la B; Agustín González pertenece a Nacional pero había sido prestado a la B, a Sud América y a Torque. Emanuel Gularte había jugado sólo siete partidos en Wanderers en todo el año. Ahora es clave en la defensa. A Martín Marta que tuvo que jugar en diferentes posiciones, de zaguero y de lateral, lo había dejado libre Danubio. El único con experiencia es Matías Riquero que venía de Chile y fuimos a buscarlo”, explicó Rocco sobre su plantel.
“El equipo se fue formando con jugadores que no eran conocidos y no tenían una trayectoria en Primera División y los rendimientos han sido superlativos. Nos ha tocado enfrentar algunas fechas donde teníamos muchos suspendidos o lesionados, sumado a la seguidilla de partidos, y el equipo siempre apareció. A Alles lo tuvimos un mes y pico afuera por una fisura en una vértebra. A Esteban González un mes afuera lesionado. A Riquero suspendido varias veces. Lo mismo que Andrada y Viega. Hasta Nicola Pérez estuvo lesionado. Les tocó participar a todos y el equipo nunca se resintió”, aseguró el DT.
“Somos un grupo corto, pero con un nivel muy parejo. Y no hay estrellas, Progreso es un equipo. Un equipo muy solidario. Todos trabajan por igual y el primero en hacerlo es Alles, que es el 9”.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)