EN EL CHARRÚA

Fénix sigue sin ganar y Progreso no pudo quedar segundo: 1-1

El albivioleta se puso en ventaja rápidamente, pero el Gaucho lo igualó en la segunda mitad, luego del insólito final que tuvo el primer tiempo.

Santiago Rodríguez y Gonzalo Andrada en el Nacional vs. Progreso
Gonzalo Andrada. Foto: Archivo El País

Fénix se fue al descanso por un lado conforme por el triunfo 1-0 sobre Progreso, pero por otro desorientado por lo que pasó en la última jugada de la primera mitad.

Desde el minuto 2 el albivioleta estaba en ventaja, porque Maureen Franco aprovechó una muy buena habilitación y en el área batió a Nicola Pérez para el 1-0. Luego el juego se planteó con el "Gaucho" controlando la pelota y llevando la iniciativa, en tanto el conjunto dirigido por Juan Ramón Carrasco se paró de contraataque y generó varias jugadas de riesgo.

Ya en tiempo de adición de la primera parte Agustín Canobbio fue derribado en el área y el árbitro Jonathan Fuentes sancionó un correcto penal. Ante de rematarlo avisó a todos los jugadores que se ejecutaba el disparo y se terminaba. Y así ocurrió: Franco disparó en busca de su doblete, pero Pérez contuvo el remate. La cuestión fue que el ejecutante tomó el rebote y mandó el balón a la red. Sin embargo, Fuentes no dio el gol por válido.

En la imagen televisiva se ven tres cosas: 1) la actitud pasiva de los futbolistas de Progreso para ir a buscar el rebote, porque sabían que no había más tiempo que para la ejecución del penal; 2) todos levantan la mano cuando Franco va a buscar el rebote; 3) Fuentes está levantando el brazo marcando el final del periodo antes que Franco tome el rebote.

Canobbio se animó a reclamar y "JR" miraba incrédulo desde el banco, pero ni siquiera Franco exigió que su gol valiera. Por lo tanto, el 1-0 se mantuvo luego de 45'.

Todo el mérito que había hecho Progreso para no estar en desventaja finalmente lo pudo ver reflejado en el marcador a los 72', cuando Gonzalo Andrada metió un gran disparo de larga distancia para marcar el empate. Y a partir de allí pudo pasar de todo, porque el albivioleta tuvo sus oportunidades al aprovechar algún adelantamiento rival, aunque no fueron tantas como en la primera mitad.

El 1-1 finalmente terminó siendo un mal negocio para los dos, porque a Progreso le impidió subirse al segundo lugar de la tabla y a Fénix lo mantiene, luego de cuatro fechas, aún sin triunfos, con tres empates y una derrota.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados