EN EL PALADINO

Progreso lo empató con el corazón

Jugando con 10 hombres, el Gaucho del Pantanoso logró la igualdad en los descuentos ante Wanderers y sigue siendo uno de los invictos del Torneo Apertura.

Gustavo Alles y Damián Macaluso. Foto: Marcelo Bonjour.
Gustavo Alles y Damián Macaluso. Foto: Marcelo Bonjour.

Con un final caliente en La Teja, Progreso y Wanderers fueron los protagonistas de un partidazo que tuvo de todo: buen fútbol, golazos, polémicas y expulsiones que fueron determinantes.

El Gaucho del Pantanoso, que llegaba como líder e invicto, recibía a un equipo bohemio que ya había logrado los tres resultados posibles en la temporada: un empate, una victoria y una derrota.

Y en lo previo se podía esperar un muy buen partido ya que se enfrentaban dos entrenadores que apuestan siempre al buen fútbol. No defraudaron para nada.

Si bien fue Wanderers el que desde el inicio propuso y jugó mejor, dominando las acciones plantado en campo rival y generando varias situaciones de peligro, después del gol de Rodrigo Pastorini de penal a los 24’, el local reaccionó y empezó a sentirse más cómodo en la cancha.

Dos pelotas que sacaron en la línea los zagueros de Wanderers y una notable atajada de Ignacio de Arruabarrena le impidieron el empate a Progreso en el primer tiempo.

Pero la igualdad llegó en el complemento. A los 63’, un muy buen centro de Esteban González lo conectó de cabeza el goleador Gustavo Alles para poner el 1-1.

Parecía que el Gaucho del Pantanoso seguía de largo porque Wanderers ya no era el del comienzo del partido, pero a los 71’, Nicola Pérez fue expulsado por una mano afuera del área y el local se quedó con 10.

Nahuel Suárez ingresó al arco de Progreso y en ese tiro libre producto de la mano de Pérez, llegó el segundo de Wanderers tras una notable ejecución de Pastorini.

Con la ventaja en el marcador y también en la cancha ya que jugaba con un hombre más, Wanderers no supo administrar el cierre del partido en La Teja.

Los jugadores se preocuparon más por protestar algunos fallos de un Federico Modernell que se equivocó para los dos lados y Progreso creció.

Con muchas ganas, algo de fútbol y un corazón enorme, el equipo de Leonel Rocco se fue con todo en busca del empate y lo logró a los 94’ con un tiro libre de Esteban González que dejó sin asunto a Ignacio De Arruabarrena.

Las protestas de los bohemios continuaron y Santiago Martínez dejó a Wanderers con 10 para el cierre de un partidazo que tuvo de todo en La Teja, pero que Progreso, con mucho corazón, ganas y amor propio, supo empatar en el final para continuar siendo uno de los invictos que tiene el Torneo Apertura, aunque hoy podría dejar de ser puntero del certamen si Cerro Largo y Peñarol ganan sus respectivos partidos.

LA FIGURA

Rodrigo Pastorini

El delantero de Wanderers fue pieza clave en la ofensiva del equipo de Román Cuello. Las peleó todas en el ataque, hizo los dos goles del bohemio y fue una amenaza constante para toda la defensa de Progreso.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)