EN EL VIERA

Ni el amor de su gente ni la fuerza de los futbolistas alcanzó

El regreso de Progreso a la Copa no fue el esperado: perdió 2 a 0 ante Barcelona en el Parque Viera y comprometió su clasificación.

Barcelona
Barcelona logró un triunfo muy importante  anoche en el Parque Viera. Foto: Marcelo Bonjour.

No pudo ser. Progreso no pudo vencer a Barcelona en su regreso a una Copa Libertadores tras 30 años de ausencia. Ni la fuerza de los hinchas gauchos que se mudaron al Parque Viera para alentar al cuadro del barrio. Ni los intentos de los futbolistas, que dejaron todo en la cancha, pudieron contra un equipo que fue superior y ganó bien en la noche del Prado.

Hay muchas explicaciones para comprender lo que pasó. Las lógicas diferencias, las de siempre, entre el equipo más grande de Ecuador que tiene 9 millones de hinchas y el humilde cuadro del barrio de La Teja.

Las distintas realidades económicas. Un jugador de Barcelona gana los 65.000 dólares del presupuesto mensual de los del Pantanoso. Un club pobre pero digno.

Otra explicación puede estar en la sangría de futbolistas que sufrió el equipo de Rocco. Se le fueron 13 jugadores. Llegaron otros pero acoplarse a un grupo y entender una idea de juego lleva su tiempo. Un ejemplo: los dos centrales que jugaron ayer eran nuevos. Y no eran los únicos.

Ya desde el inicio del partido Barcelona se adueñó de la pelota y aprovechó las bandas. Sobre todo la de la derecha con las constantes subidas de Velasco. Y el argentino Damián Díaz no tardó en comenzar a demostrar su clase y su calidad. Es el que mueve los hilos de Barcelona y el gran habilitador de sus compañeros.

De todas maneras, Progreso no desentonó en los primeros 45 minutos. Es más en los primeros 20 fueron suyas las chances más claras. Ya a los 6’ Viega remató al arco tras una buena jugada entre Gaspari y Riquero. Unos minutos más tarde el arquero le negó la apertura a Alexander Rosso.

Pero a los 21’ un balde de agua fría cayó sobre la hinchada de los gauchos: Fidel Martínez, el ex Peñarol abrió el marcador tras una jugada entre Alvez y Díaz. Progreso no se entregó: hubo otro dos tiros de Viega y Riquero le pegó al arco desde el piso. Parecía que las cosas podían cambiar para el complemento.

Pero la ilusión de esfumó a los 2’ del complemento con el gol del otro Martínez, Emmanuel. Nicola Pérez salió a cortar la jugada y el ecuatoriano lo aprovechó.

Barcelona siguió dominando el juego ahora con la tranquilidad de los dos goles de diferencia. El regreso del gaucho a la copa no fue lo que sus hinchas esperaban. Y ahora la revancha que se jugará el 29 en Guayaquil se hace muy cuesta arriba.

gauchos


gauchos

Ayer La Teja se mudó al Prado Próspero Silva fue homenajeado

rogreso había preparado una gran fiesta para su regreso a una Copa Libertadores después de tres décadas de ausencia.
Y la fiesta se vivió en el Parque Viera, más allá del resultado del partido que compromete seriamente las posibilidades de que el equipo de Pantanoso pueda clasificar a la segunda fase del torneo.
El ambiente festivo comenzó temprano, antes del partido, con la presencia de los futbolistas gauchos que habían jugado la última Copa Libertadores en 1990. Y un homenaje para Próspero Silva el único futbolista que jugó todos los partidos en las dos participaciones de Progreso en la copa: la de 1987 y 1990. El exdelantero jugó 15 partidos por copa defendiendo a los gauchos.
Y vaya si Próspero se lo merecía, dado que nunca se alejó del club que más defendió en su carrera. Es más, sigue trabajando en la institución hasta hoy. Es uno de los encargados de la captación y además colabora con el técnico de la categoría Sub 16.
Próspero estuvo acompañado de algunos de sus compañeros de 1990 que dijeron presente anoche en el Parque Viera.
La fiesta también la protagonizaron los hinchas del club de La Teja que colmaron la tribuna Obdulio Varela del escenario del Prado y alentaron a su equipo aún antes de que arrancara el juego con sus cánticos y sus globos rojos y amarillos.
Para los más veteranos, el partido de anoche tenía además, un cierto sabor a revancha, porque fue justamente Barcelona de Guayaquil quien eliminó a Progreso en octavos de final en aquella copa de 1990. Y se habían ilusionado con sacar un buen resultado en el regreso copero.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)