PEÑAROL

El Profesor y el deber cumplido

Bengoechea disfrutó de su primer título como entrenador. “Lo que siento es mucho agradecimiento”

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Riverense. Bengoechea obtuvo su primer título como DT. Foto: Ariel Colmegna

Pablo Bengoechea finalizó ayer el primer torneo oficial como entrenador en su carrera. Lo hizo, ni más ni menos, que en el club de sus amores y lo ganó. Fue el quinto torneo Clausura que obtuvo el riverense, cuarto como jugador. El primero fue en 1994 y 21 años después, ganó el primero como técnico.

"Es muy distinto lo que se siente. Como técnico yo lo que siento es mucho agradecimiento hacia los jugadores. Como futbolista uno es mucho más partícipe, quizás por la posición en que jugaba y porque a veces hacía algún gol. Je. Como técnico siento agradecimiento y una sensación del deber cumplido", reconoció Bengoechea.

"Me voy con la mejor sensación. Peñarol tenía que buscar los tres puntos y jugamos frente a Racing, que lo hizo muy bien. El Vasco (Ostolaza) planteó un muy buen partido. Sufrimos para controlar el juego en el primer tiempo, porque Racing maneja muy bien la pelota", admitió el técnico. "Pero sabíamos que defendiendo en nuestro campo, por el buen pie y la velocidad que tenemos si quitamos una pelota y salimos prolijos tenemos posibilidades de convertir", añadió.

"En el primer tiempo Racing nos dominó, pero terminamos ganando esos primeros 45. El segundo fue parejo, Peñarol tuvo ocasiones y el rival prácticamente no nos llegaba. Era un partido controlado. El final fue raro porque la victoria estaba segura y las noticias de lo que pasaba con River influyeron en esos últimos minutos", explicó sobre el empate de Racing al final.

"Peñarol hizo un buen partido defensivo durante 85 minutos. La noticia de afuera influyó en el rendimiento de los jugadores. La noticia de que Danubio iba ganando tuvo que ver en los minutos finales", insistió el "Profesor", quien admitió a su vez que la mejora de su equipo en las últimas fechas se debió a los rendimientos individuales.

"Los jugadores han mejorado mucho individualmente y por ende también mejoró el colectivo. Mejoraron por la preocupación que tuvieron ellos. Eso nos lleva a estar muy conformes, a disfrutar cuando los veo jugar y a estar ilusionados con lo que se viene".

CLáSICO.

Y pasó a referirse al clásico del próximo domingo. "Cuando llegamos dijimos que la carrera estaba por la mitad y que íbamos a intentar ganar el Clausura para estar en la definición. Tenemos seguro un partido más. Y lo vamos a preparar bien y jugarlo como se juegan siempre los clásicos", aseguró e hizo hincapié en la buena forma en que llegan a la definición.

"Es un partido muy difícil. Nosotros llegamos muy bien, sin problemas de lesiones ni suspendidos. Estamos muy ilusionados con la semifinal. No sé si llegamos mejor que Nacional; llegamos bien. En los clásicos se sabe quién está mejor ese día, cuando el árbitro empiece el partido. Ese es el momento. Los jugadores están bien, sanos y habilitados y no tenemos misterios para armar el equipo. Vamos a llegar bien. Después dependerá de cómo estén los chicos el domingo de tarde, pero les tenemos mucha confianza para los partidos que nos quedan. Ojalá sea más de uno", enfatizó.

"Estamos mentalizados para ganar un clásico. No tenemos tres, tenemos uno. Si se empata en los 90 hay alargue y penales. Se puede salir campeón Uruguayo sin ganar ningún clásico. No hay ningún problema. Queremos lograr los objetivos, estamos ilusionados, veo a Peñarol bien", concluyó.

Forlán sería "la frutilla de la torta"

Aunque Bengoechea no quiso referirse a las posibles incorporaciones, admitió que hace unos días volvió a hablar con Diego Forlán, que termina su contrato con el Cerezo Osaka de Japón. "Hemos hablado, tal como habíamos hecho en diciembre.

Fue la misma conversación unos meses después. Va a decidir él. Mientras yo sea el técnico Forlán tiene las puertas abiertas del club. Si decide venir lo recibiremos con los brazos abiertos y esperamos que pueda cumplir todos los sueños que tiene", explicó el entrenador. Más adelante, consultado sobre si alguien se tenía que ir para que llegara Forlán, lo negó rotundamente.

"Todos los buenos jugadores pueden jugar juntos. Diego sería la frutilla de la torta. Sería un condimento muy lindo poder dirigir a quien hace poco fue el mejor jugador del mundo y a quien tiene una trayectoria impresionante".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)