SELECCIÓN

El proceso Tabárez cumple 9 años

El proyecto del maestro celebra un nuevo aniversario con resultados positivos en todas las categorías.

"El camino es la recompensa", dijo Óscar Tabárez a su regreso del Mundial de Sudáfrica. La frase quedó en la memoria de todos los uruguayos y fue la bandera con la que continuó este proceso de selecciones nacionales. Hoy se cumplen nueve años de su arribo a la Celeste y el proyecto tiene resultados contundentes que avalan su gestión.

En los números y en la gestión se ven reflejados los aspectos fundamentales que el maestro viene pregonando desde hace casi una década. El mismo en el que también vienen haciendo hincapié los entrenadores de las distintas categorías y hasta, por qué no, los propios jugadores. Con una idea de juego que puede gustar más o menos, según la preferencia de cada uno, pero con los resultados más exitosos de la historia de la selección. Con futbolistas en rodaje, en alto nivel, con el compromiso y la conducta adecuada para representar a un país, la Celeste se despertó de una larga siesta y se puso de pie ante el mundo.

El cuarto puesto en el Mundial 2010, la obtención de la Copa América, sumados a otros tantos logros, son algunos de los motivos por los que la selección volvió a posicionarse en la élite del fútbol. Uruguay recuperó el prestigio perdido. Los más poderosos lo empezaron a mirar con temor. Se acabaron las fechas FIFA sin amistosos. Los rivales llegan como pan caliente y hacen cola para jugar ante este equipo. Hinchas de todas partes copan los aeropuertos en busca de una foto con Diego Forlán, Luis Suárez o Edinson Cavani.

Esas tres caras, sumadas a las de Diego Lugano, Sebastián Abreu y Fernando Muslera, por citar los ejemplos más resonantes, se transformaron en los iconos más importantes para las marcas de nuestro país. Sus rostros fueron el motor de cada campaña marketinera. Todos los quieren a ellos para patrocinar sus productos. "El auto que usa el capitán", "la yerba que toma el goleador", todo vinculado a ellos.

Con nombres que salen de memoria, con otros que no paran de romper récords y con chiquilines que vienen de abajo e ilusionan a todos, el "proceso" le hace un guiño al maestro que siempre creyó en esta idea y terminó callando a varios.

El "grupo de amigos", como lo definieron irónicamente en tantas oportunidades, cambió la historia.

Marcas:

Esta generación rompió todas las estadísticas, tanto a nivel grupal como individual, generaron récords para todos los gustos:

- Ranking FIFA: En junio de 2012, llegó la mejor posición de la historia: el segundo lugar.

- Más participaciones: Diego Forlán es el que más veces ha jugado con 112 partidos.

- Entre los cracks: Luego de 40 años un Celeste (Diego Forlán) volvió a jugar su tercer Mundial. Quedó segundo con más participaciones detrás de Pedro Rocha.

- Más veces capitán: Diego Lugano se transformó en el jugador con más partidos con el brazalete: 85.

- Entre los grandes: Diego Lugano jugó dos mundiales como capitán y se sumó a Obdulio Varela (1950 y 1954) y Horacio Troche (1962 y 1966) como los capitanes celestes con más campeonatos del mundo.

- El mejor de todos: En Sudáfrica, Diego Forlán consiguió el premio al mejor jugador del torneo. Hecho histórico e inédito.

- El más goleador: Luis Suárez se transformó en el máximo artillero Celeste con 44 gritos.

- El más joven: Con 19 años y 149 días, José María Giménez se transformó en el uruguayo más joven en jugar un Mundial.

- Candado: En Sudáfrica, Fernando Muslera se convirtió en el arquero uruguayo con más tiempo con la valla invicta en dicho torneo con 337 minutos.

- Invicto: Uruguay estuvo sin perder durante 18 partidos, cifra nunca antes alcanzada (desde el 8/6/2011 hasta el 15/8/2012).

- Proceso: Los ascensos de Emiliano Velázquez y Gastón Silva en 2014 significaron el cumplimiento de este proyecto. Pasaron por todas las categorías: sub 15, sub 17, sub 20 y la mayor.

En la cornisa:

No todo fue color de rosa. El proyecto tambaleó en más de una oportunidad, tanto por el cambio de autoridades en la AUF como por los resultados deportivos. El Mundial de Sudáfrica significó la revalorización del entrenador y de ese grupo de jugadores. Cuando parecía que la era Tabárez se terminaba después de dicho torneo, volver a estar en semifinales de un Mundial hizo echar atrás a los dirigentes que tuvieron que ir por la continuidad del DT.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)