CAMPEONATO URUGUAYO

¿Proceso? Solo cinco DT continúan; hay tres de la “B” y ocho nuevos

De las últimas cinco temporadas, la presente es la que tiene menos entrenadores con continuidad

Foto: Gerardo Pérez.
Foto: Gerardo Pérez.

Cuántas veces los entrenadores de Uruguay y todo el mundo, desde el menos conocido a los que dirigen los equipos más poderosos, han puesto el tiempo de trabajo con los jugadores como un elemento fundamental para llevar a cabo su idea, para que el equipo funcione de la forma más cercana a como pretende. Para no ir lejos, el técnico de la selección uruguaya, Óscar Tabárez, menciona asiduamente los pocos días que tiene con sus convocados antes de cada partido. Entonces, ¿cómo se toma en cuenta eso en el fútbol local?

Con el fin de la temporada 2018, el Campeonato Uruguayo perdió a sus dos entrenadores con más tiempo en un mismo equipo: Eduardo Acevedo y Alejandro Apud. El extécnico violeta había asumido en Defensor en febrero de 2016, por lo que llevaba en el cargo prácticamente tres años enteros. Por su parte, quien fue el primer DT de Boston River con su ascenso a mitad del 2016, dirigió en tres temporadas seguidas y durante dos años y medio. Más de 30 equipos cambiaron su entrenador mientras ellos dos seguían en el cargo. ¿Sus resultados? Entre otros, Acevedo clasificó a dos Copa Libertadores y una Sudamericana; Apud logró dos cupos a la Sudamericana y en ambos casos avanzar a la segunda fase en un hito histórico para el club del barrio Bolívar.

Pero tanto Boston River como Defensor Sporting vieron ir a sus dos entrenadores, dando lugar a Gastón Machado y Jorge “Polilla” Da Silva, respectivamente. Y así, Acevedo le pasó la posta como entrenador con más tiempo en el cargo a Paulo Pezzolano, que apenas cumplirá mañana un año en Liverpool.

La salida de los dos técnicos “longevos” se dio junto al cambio de la mayor cantidad de entrenadores en los últimos años. De los 13 equipos que continúan en Primera División con respecto a 2018, ocho son los que por diferentes motivos para 2019 cuentan con un responsable técnico distinto. Solamente para la temporada 2017 se produjo un cambio igual, también al ser el siguiente al corto Uruguayo 2016 que con sus seis meses de duración solo había tenido cuatro cambios. Para la anterior, la 2015-2016, habían cambiado siete y para la más reciente, la 2018, seis entrenadores dejaron sus cargos para darle el lugar a otro colega.

De esta forma, para la temporada que se viene además de los casos de Boston River y Defensor, Cerro (Jorge “Culaca” González), Danubio (Marcelo Méndez), Nacional (Eduardo Domínguez), Progreso (Leonel Rocco), Rampla (Julio César Toresani) y Wanderers (Román Cuello) cuentan con una cara nueva al frente de su plantel.

Como contrapartida, si ocho fueron los clubes que cambiaron a su técnico son solo cinco entonces los que continúan con los proyectos con los que terminaron el año anterior. Además del ya mencionado caso de Liverpool con el “Papa”, está Fénix (Juan Ramón Carrasco), Peñarol (Diego López), Racing (Juan Tejera) y River Plate (Jorge Giordano). El “Memo” tiene una situación cercana a la de Pezzolano, al llegar con la posibilidad de comenzar a trabajar en una pretemporada; mientras que algo similar fue lo de “JR” que sí contó con una pretemporada entre medio (previo al Clausura), pero asumió en pleno Torneo Intermedio. Distintos fueron los casos de Tejera y Giordano, quienes tomaron a sus equipos en medio del Clausura y recién en este enero podrán comenzar con los trabajos precompetitivos con los clubes.

Con presentes diferentes entre estos cinco casos, algunos luego de un buen 2018 y otros con algunas dudas, el transcurso de la temporada 2019 dirá cuáles de ellos seguirá en el cargo y cuáles no cumplirán ni un año. ¿Proceso? Los clubes llegan con el tiempo de trabajo más corto de los últimos años y, entre los pocos nombres que se repiten, es difícil que logren llegar a tener el tiempo adecuado.

Los 5 que continúan.

Pezzolano. El “Papa” es el único que continúa su proceso desde el comienzo de la temporada 2018. De los 16 técnicos de Primera que hace un año iniciaron la pretemporada, es el único que cumplirá un año de trabajo en este mes de arranque, en su caso mañana (su inicio fue el 6 de enero).

Carrasco. “JR” es uno de los tres entrenadores que asumieron a mitad de uno de los torneos chicos en la pasada temporadas por malos resultados con su antecesor y que siguen en el cargo con el cambio de año. En su caso tomó el mando el 18 de mayo, luego de la salida de Nathaniel Revetria. Volvió al club con el que tuvo una de sus mejores épocas como entrenador casi 16 años después. Había estado en el inicio de su etapa como DT.

Diego López. El “Memo” llegó al aurinegro a mitad de año; asumió el 9 de junio y dos semanas después el 25 comenzó con los trabajos, la pretemporada para el Clausura 2018. En seis meses ganó el torneo, revirtió la diferencia en la Anual y salió campeón Uruguayo. Finalmente fue elegido mejor DT del año en los premios de la AUF y en la Encuesta El País.

Juan Tejera. Llegó a la “Escuelita” a falta de 10 fechas para el final del Uruguayo con el equipo en zona de descenso. Lo salvó de irse a Segunda División y terminó en la cuarta posición del Clausura. Fue ratificado y llegará con 5 meses de trabajo.

Jorge Giordano. El más reciente de los que continúan en el cargo. Dirigió ocho fechas del Clausura y tuvo más resultados adversos que positivos. Será de los 5 el que llega con menos tiempo de trabajo, llegando a los cinco meses en el cargo.

Los ascendidos estuvieron en todo el 2018

Un caso distinto es si se toma en cuenta a los tres entrenadores de los equipos ascendidos. Cerro Largo, Juventud y Plaza Colonia regresan a Primera División con los técnicos que lograron el ascenso, pero también con los que empezaron el año anterior. En estos casos, la continuidad está dada, el proceso de trabajo continúa, pero la experiencia competitiva no es comparable entre las dos categorías profesionales del fútbol uruguayo.

Danielo Núñez había vuelto en enero para su quinto ciclo en el club arachán, luego de tres años. El DT, de fuerte vínculo con el club, nunca dirigió a otro equipo profesional.

Álvaro Fuerte inició su etapa como técnico de un club profesional con Juventud, también en enero. Antes había estado en Salesianos de la Liga Universitaria.

Mario Szlafmyc también dirigió los 26 partidos en la Segunda División con Plaza Colonia. El joven técnico de 29 años había estado como ayudante en varios clubes, incluso con Ariel Holan en Defensa y Justicia, pero esta es su primera experiencia como DT principal.

Los descendidos tuvieron dos casos diferentes

La temporada pasada tuvo la particularidad de la no participación de El Tanque Sisley por falta de pago al inicio del Apertura, por lo que uno de los tres descendidos ya estaba determinado desde antes del inicio de la competición. Pero dos cupos quedaban por determinar, finalmente ocupados por Atenas y Torque.

El carolino confirmó su descenso en la penúltima fecha del Clausura. El equipo de San Carlos contó, en su intento de mantener la categoría, con tres entrenadores. El primero fue Adolfo Barán, con el cual habían logrado el ascenso a Primera; el segundo Miguel Falero que asumió en mayo cuando el club solo lograba sumar puntos en su casa; finalmente fue Ricardo Ortíz que en julio tomó el mando y apenas durante algunas fechas logró sacar al equipo de la zona roja de la Tabla del Descenso.

Un caso diferente fue Torque, que mantuvo en el cargo al argentino Pablo Marini durante todo el año pese a los malos resultados del inicio. Con los del Intermedio parecía salvarse, pero perdió la categoría en la última fecha.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)