PEÑAROL

Problema sin solución

A Bengoechea se lo criticaba por la falta de actitud de su equipo y el “Polilla” admite que en Peñarol faltan líderes.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Bengoechea Jorge Da Silva

El equipo no jugó bien, pero la explicación no está en los jugadores ni en el cuerpo técnico. Se necesita respetar un proceso y que se deje trabajar al técnico que sea, al ‘Polilla’ o a Bengoechea", dijo Marcelo Areco.Al final no sé para que cambiamos, si todo sigue igual!". La voz del hincha de Peñarol, tras la derrota experimentada por el equipo de Jorge Da Silva en Medellín frente a Atlético Nacional, demuestra el sentir de muchos aurinegros.

Sabido es que los hinchas no suelen analizar mucho, sino que se expresan al compás de la pasión. Y muchos de los que criticaban a Pablo Bengoechea hoy se preguntan para qué lo cesaron en su cargo.

El técnico riverense ganó los dos torneos que dirigió en 2015: el Clausura primero y el Apertura luego, pero perdió la final del Campeonato Uruguayo frente a Nacional en el partido que fue suspendido a siete minutos del final por desórdenes provocados por los hinchas carboneros. Una de las mayores críticas que recibía Bengoechea era la falta de actitud de su equipo. Se argumentaba que optaba por futbolistas de buen pie y dejaba de lado a los metedores, esos jugadores que siempre fueron importantes en la historia del club.

En el Clausura de la temporada pasada se le recriminaba que no le daba minutos a Damián Macaluso y que luego prescindió de sus servicios. El zaguero era uno de los preferidos de la hinchada que lo ovacionó en el único partido que jugó. Fue frente a Fénix, cuando Peñarol ganaba 2-0 y el defensa ingresó por Sebastián Píriz faltando tres minutos para el final. El aplauso comenzó cuando se puso la camiseta y duró hasta que el cambio fue anunciado por los altoparlantes. "Uno por la experiencia se da cuenta cuando no hay feeling; un ida y vuelta con el entrenador. Son decisiones que uno tiene que acatar", expresó Macaluso cuando ya había dejado el club y había recalado en Liverpool.

También se lo censuraba porque prácticamente no utilizaba a Marcel Novick, otro futbolista poseedor de esas características que tanto le gustan al hincha carbonero. Marcel jugó apenas 60 minutos en un año con Bengoechea como entrenador. Y otro motivo de crítica fue que Guillermo Rodríguez no era su prioridad para reforzar la defensa antes del Apertura, aunque finalmente el zaguero pudo regresar al club.

"A mí la palabra actitud no es una cosa que me guste. Hay que llamar las cosas más por su nombre en fútbol. Cuando erramos un pase fácil no es un tema de carácter", decía Bengoechea cada vez que era consultado al respecto. Y agregaba que en sus épocas de futbolista cada vez que Peñarol había salido campeón era con buenos jugadores, no con metedores. Sin embargo, las cosas no cambiaron mucho con la llegada de Jorge Da Silva. Prueba de ello son las palabras del entrenador aurinegro tras el empate frente a Sud América en Maldonado, por la quinta fecha del Clausura. "A partir de ahora vamos a buscar un equipo diferente. Hasta ahora la propuesta fue poner gente de buen pie, que maneje bien la pelota y creo que nos han faltado otras cosas que son muy importantes en el fútbol", expresó "Polilla".

"Me preocupa que anímicamente no se caigan. Es un plantel donde no hay muchos líderes y a veces de estos momentos tenés que salir con gente de mucha personalidad", agregaba el técnico con sinceridad. "Cada partido que pase y Peñarol no gane, la crisis va a ser más profunda", reconocía Da Silva.

Tras esas palabras, vino el viaje a Medellín y Peñarol sumó una nueva derrota. Esta vez fue 2-0 por la Copa Libertadores, que es el gran desafío para un club que en este semestre podía estar tranquilo en el torneo local porque tiene el título del Apertura en el banco y ello le asegura estar en la definición del Uruguayo.

La Libertadores es el gran sueño de los hinchas mirasoles, que se imaginaban jugando el prestigioso torneo internacional en su nuevo estadio. Hoy el panorama para los aurinegros, últimos en el Grupo 4 con un solo punto, se ha complicado. Si no pasan de fase y llegan eliminados al 19 de abril, fecha en que jugarán el último partido de la serie frente a Sporting Cristal como locales, parece difícil que juegen en el Campeón del Siglo.

La pregunta se cae entonces de madura. ¿Era culpa de Pablo Bengoechea? Durante su primera época dirigiendo a Peñarol, en sus primeros ocho partidos —los mismos que lleva hasta ahora Jorge Da Silva al frente del equipo 1, el "Profesor" ganó cinco encuentros, perdió dos y empató uno.

El "Polilla", en tanto, en los ocho primeros juegos de su segunda época como técnico aurinegro ganó tres, perdió otros tres y empató dos. Con la salvedad de que tres de los encuentros que jugó el Peñarol del "Polilla" fueron por la Copa Libertadores, lo que significa una exigencia mayor, mientras que los de Bengoechea fueron todos por el campeonato local.

Es más, Peñarol no pudo ganar en ninguno de los tres partidos que disputó por la Copa Libertadores: cayó frente a Huracán en Montevideo y con Atlético Nacional en Medellín y empató en Lima en el debut en la Copa frente a Sporting Cristal.

Diego Forlán fue al circo y caminó por la cuerda floja.

Diego Forlán y su familia fueron algunos de los privilegiados uruguayos que el miércoles fueron a la "avant premiere" del Cirque du Soleil.

Tras la función, a la que Forlán concurrió acompañado por su esposa Paz, sus padres y su hermana Alejandra entre otros familiares, el futbolista quiso ir a saludar a los artistas, quienes a su vez estaban deseando sacarse fotos con quien fuera el mejor jugador del Mundial de Sudáfrica.

Forlán cumplió con sus pedidos y luego lo invitaron a caminar por la cuerda floja. Según se pudo apreciar en el programa "Desayunos Informales" de La Tele, "Cachavacha" se animó y aunque en principio fue ayudado por los artistas del circo, luego dio unos pasos solo.

Cabe recordar que Forlán no viajó a Medellín por una distensión en el posterior y se le practicó una resonancia que mostró que no había rotura fibrilar. Entrenó todos los días en Los Aromos y se le han ido aumentando los trabajos sin que, hasta ahora, sintiera molestias.

De todas maneras, el doctor Edgardo Rienzi (jefe de la sanidad aurinegra) no puede asegurar aún si podrá estar en la revancha frente al equipo colombiano. Se le seguirán aumentando las cargas y se espera que el domingo pueda trabajar con normalidad.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)