DANUBIO

Un problema social que afecta al fútbol

La Directiva de Danubio, apoyada por el Consejo Juvenil y Deportivo Maldonado, su próximo rival, decidió no competir este fin de semana. ¿La razón? Robos, copamientos y amenazas a jugadores y funcionarios en el Complejo Ingeniero Héctor Del Campo.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Foto: Danubio Fútbol Club.

“Es una situación que se viene dando hace bastante pero que ahora tomó estado social por todo lo que viene sucediendo en estos últimos días”, le explicó a Ovación Fernando Cedrés, Presidente de Juveniles de Danubio.

¿Qué es lo que sucede?

Lindero al Complejo Ingeniero Héctor Del Campo, ubicado por Hipólito Irigoyen en Malvín Norte, está instalado un asentamiento en el que varios de sus habitantes le están haciendo la vida imposible a los danubianos.
Funcionarios y jugadores de las formativas del club han sido permanentemente amenazados y robados, en algunos casos a punta de revolver. “Ya es una situación límite porque está en juego la vida de las personas y no podemos seguir así”, contó Cedrés.

El domingo debían jugarse las semifinales del Torneo de Honor de la Liga Universitaria de Deportes y solamente se pudo disputar el primer encuentro entre Nacional y Playa Honda, ya que el choque entre Carrasco Lawn Tennis y Tenis el Pinar fue suspendido porque se robaron todos los balones.

“Rompieron metros de tejido perimetral, tiraron abajo un muro, entran al vestuario, al lavadero, las pelotas que pasan para el asentamiento no vuelven nunca y nos amenazan permanentemente”, cuanta el presidente de las Juveniles de Danubio.

Por día, entre 300 y 400 chicos de todas las categorías del club, incluso los que van a entrenar llevados por los captadores, se dan cita en el Complejo Del Campo, pero esta situación hizo que desde ayer se suspendieran las actividades.

Es más, Danubio, apoyado por el Consejo Juvenil de la Asociación Uruguaya de Fútbol y con el consentimiento de Deportivo Maldonado, su próximo rival, decidió no jugar este fin de semana en formativas.
“De sexta a cuarta División no jugaremos, porque lo hablamos con el presidente Boris Igelka y el secretario Francisco García porque necesitamos dar un mensaje fuerte. También debemos agradecer al Consejo Juvenil y a Deportivo Maldonado que se solidarizaron con nosotros”, remarcó Cedrés.

Con toda esta situación, Danubio no descarta llamar a Asamblea de Socios para tomar una decisión pronta de cara al futuro y no descartan vender el predio para irse a otro lugar. “Ya nos dijeron que vendrán dos cooperativas de viviendas y que se comprometerían junto al club a hacer unas calles linderas, pero eso no va a ser muy cercano en el tiempo. Nosotros necesitamos soluciones urgentes porque así no podemos seguir. Además, cuando hacemos las denuncias en la Seccional 15 y el Ministerio del Interior nos dicen que ellos no van a mandar una guardia al Complejo y tampoco ingresar al asentamiento. Solo actuarán en tiempo real con los problemas y por lo general nunca llegan a tiempo con los robos ni las amenazas”.

“Es triste y doloroso, pero es la realidad social que estamos viviendo en muchas partes del Uruguay. No sos dueño de lo tuyo. Acá trabajamos todos los días, hay un montón de gente adulta, pero sobre todo, vienen muchos jóvenes y niños a los que debemos darle una mínima seguridad pero esto ya escapa a lo que podamos hacer con guardias privados porque estamos desbordados”.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)