INGLATERRA

El príncipe perdió la paciencia y retiró su oferta para comprar Newcastle

En un comunicado el consorcio que había mostrado su interés en el club de la Premier League revela que el proceso de evaluación "se ha eternizado de manera imprevisible".

Mohamed Bin Salmán. Foto: EFE
Mohamed Bin Salmán. Foto: EFE

Un consorcio apoyado por un fondo de inversiones saudí retiró este jueves su oferta controvertida de compra del club inglés del Newcastle por un monto de 300 millones de libras (388,8 millones de dólares), anunciaron varios medios británicos.

Este proyecto de compra de un club histórico de la Premier League, que había provocado importantes críticas por parte de grupos de defensores de los Derechos Humanos, pero también de la cadena catarí BeIN Sport por cuestiones de pirateo de imágenes sobre los que ella tiene los derechos, esperaba desde hace semanas la luz verde de las autoridades del fútbol británico, que nunca se dio.

"Con un profundo respeto por la comunidad del Newcastle y la importancia de su club de fútbol, hemos tomado la decisión de retirar nuestra oferta para la adquisición del Newcastle United Football Club", explica un comunicado del consorcio, revelado por Sky Sports.

Ese grupo de inversores estaba liderado por el Fondo de Inversión Pública (PIF) saudí, que pilota el príncipe heredero Mohammed Ben Salman y que pretendía hacerse con el 80% de las acciones del club al término de la operación.

Estaba asociado para ello con el fondo de inversión británico PCP Capital Partners y con Reuben Brothers, otra empresa de inversiones británica que pertenece a la segunda fortuna del Reino Unido, la de los hermanos David y Simon Reuben.

"Lo lamentamos porque estamos ilusionados y totalmente comprometidos para invertir en la gran ciudad de Newcastle y pensábamos poder llevar al club a una posición digna a su historia, a sus tradiciones y a los que los aficionados merecen", añadió el consorcio en su texto.

La oferta, que fue presentada hace dieciséis semanas, estaba sometida a un proceso de control de la Premier League, ante el cual el consorcio parece haber perdido la paciencia. La pandemia del nuevo coronavirus, entre tanto, ha afectado fuertemente las perspectivas económicas del fútbol.
"Durante este proceso, que se ha eternizado de manera imprevisible, el acuerdo entre el grupo inversor y los propietarios del club se reveló caduco y nuestras hipótesis de inversiones no eran ya sostenibles", precisó el comunicado.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados