ANIVERSARIO

El "Príncipe" está de festejo

Enzo Francescoli, cumple hoy 54 años, y lo hace como manager de River Plate argentino, el club que lo lanzó a la fama grande y lo tiene como ídolo eterno. "Nunca me vi lejos del fútbol, siempre fue mi pasión", dijo en Buenos Aires el Tri-Campeón de América con Uruguay.

Si no podés ver el video, click aquí.

La charla, en el amplio y señorial lobby del Sheraton Buenos Aires duró algo más de dos horas. Se dio en una fría tarde de Julio, en 2011, en plena Copa América de selecciones, en donde Uruguay ya estaba clasificado para jugar la final ante Paraguay.

Allí, mano a mano con el "Príncipe" Enzo Francescoli, quedó claro que su futuro en el fútbol no iba a ser como entrenador. Apuntaba a algo más. River, "su" River, terminaba de descender, un golpe durísimo en el corazón del ídolo "millonario", pero a partir de ese momento, se juramentó "hacer todo lo posible para que River resurgiera". Y vaya si lo hizo.

Hoy, desde su puesto de mánager, una labor que siempre le gustó ejercer, hizo posible una realidad asombrosa: que River ganase todo lo que jugó. Libertadores y Sudamericana, incluídas.

"El fútbol siempre fue mi pasión, y lo sigue siendo. Pero no me imagino como entrenador", dijo en aquella entrevista, sin perder de vista que su club realmente lo necesitaba.

"Veo a Uruguay y me emociono", tiró. Y recordó los momentos que pasó con la Celeste en el pecho, con la que conseiguió tres Copas América, siempre como protagonista, en 1983, en 1987, y en 1995, el día que levantó la Copa en medio de un Cdentenario que coreó su nombre como nunca. "Ese día sentí que ya habpia logrado todo", dijo.

Y era, de cierta manera, un broche de oro para su carrera. Para sus idas y vueltas con la selección. Porque desde sus inicios peleó por estar con la Celeste. Y jugó cuando nadie imaginaba que podía jugar. "Tenía un tobillo a la miseria", recordó tras la conquista en 1987, cuando fue golpeado como nunca contra Chile en la final que Uruguay terminó ganando por 1-0 pero él vio la roja.

Si no podés ver el video, click aquí.

Nacido futbolísticamente en Wanderers, recorrió las canchas uruguayas con prestancia y clase. Flaco, desgarbado, piernas largas, pero un talento sin igual a flor de piel. Y claro, tanta calidad no pudo soportar la presión ni el dinero que llegaban del exterior.

River Plate, uno de los clubes más grandes de América lo vino a buscar. Wanderers tuvo que hacer una asamblea de socios para que se aprobara su transferencia. Salió por mínima, pero se dio. Su tío Ezio Francescoli lo acompañó a las reuniones con Aragón Cabrera, el gran presidente que tuvo el conjunto "millonario" en los '80.

Un mundo nuevo comenzaba para él. Tan nuevo, que dejó de ser el "Flaco" Francesocli para transformarse en el "Príncipe". Sólo por cruzar el Rio de la Plata y gambetear como gambeteaba aquí cada fin semana.

Hoy, festeja 54 años de vida, y por su memoria prodigiosa, seguramente, pasaran goles y jugadas. Chilenas, tacos, tiros libres, pases, alegrías y tristezas, pero también recordará el aliento de miles y miles de uruguayos en las repletas tribunas del Centenario coreando su nombre con el clásico "Oléeee oleee oleeee Enzoooo... Enzooooo". Fue en la gloriosa tarde de 1995, cuando elevó su tercera Copa América hacia el cielo. Y también repasará aquella inolvidable tarde-noche de su partido despedida en el Monumental, cuando River y Peñarol se unieron para homenajearlo. El grito de "¡u-ru-gua-yo..... u-ru-gua-yo...!!", retumbó como nunca en su corazón. Y hasta se le piantó un lagrimón.

Enzo campeón de la Copa América en 1995 con Uruguay. Foto: Archivo El País.
Enzo campeón de la Copa América en 1995 con Uruguay. Foto: Archivo El País.

SU CARRERA

Decir Francescoli es sinónimo de selección uruguaya y también de River Plate. Enzo está totalmente identificado con ambas camisetas donde logró los títulos más importantes de su carrera.Jugó profesionalmente desde 1978 hasta 1998, pasando por seis clubes: Wanderers (1978-1982), River Plate (1983-1986), Racing Club de París (1986-1989), Olympique de Marsella (1989-1990), Cagliari (1990-1993), Torino (1993-1994) y River Plate (1994-1998). En el elenco "Millonario", donde es considerado uno de los ídolos más grandes en la historia del club, consiguió siete títulos: cinco torneos de AFA (1985-1986, 1994, 1996 y dos en 1997), una Copa Libertadores (1996) y una Supercopa (1996).En la Celeste jugó cuatro Copas América, donde ganó tres (1983,1987 y 1995) y en otra fue subcampeón (1989). Además, disputó dos mundiales (México 1986 e Italia 1990), llegando a octavos de final en ambos torneos. En total, jugó 645 partidos y marcó 244 goles.Actualmente, se desempeña como mánager de River Plate

Si no podés ver el video, click aquí.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)