TORNEO APERTURA

El primer tropezón

Peñarol tuvo todo para ganar pero Wanderers se lo empató.

Bajón. El de los futbolistas auriengros tras perder los dos primeros puntos en el torneo Apertura. Foto: Nicolás Pereyra
Bajón. El de los futbolistas auriengros tras perder los dos primeros puntos en el torneo Apertura. Foto: Nicolás Pereyra

El hincha de Peñarol se fue masticando bronca del Parque Alfredo Víctor Viera. Pero no porque el equipo de Leonardo Ramos haya jugado mal, sino por cómo se dio el trámite de un partido en el que el aurinegro tuvo todo para ganar.

Con la baja del capitán Cristian Rodríguez, el aurinegro no cambió el esquema y sí los nombres ya que Guzmán Pereira ocupó el lugar del “Cebolla” en la mitad de la cancha frente a Wanderers.

El resto del equipo fue el que goleó a River Plate 4-1 y salió a jugar en el Prado con el mismo planteo: tenencia de pelota y abrir la cancha pensando en el arco rival.

Y así fue que en el primer tiempo Peñarol se convirtió en amplio dominador del partido, llevando a cabo esa estrategia que tantos resultados le dio a los aurinegros en la temporada pasada y en el inicio de esta con dos triunfos en fila.

A los 12’, Martín Rodríguez salió mal tras un centro desde la izquierda de Lucas Hernández y Damián Macaluso mandó la pelota al fondo de la red para darle la ventaja a Peñarol.

Con el 1-0, el equipo de Ramos se sintió muy cómodo y generó cinco situaciones claras de gol, pero las desperdició todas.

Fidel Martínez no pudo encontrarse de nuevo con la red y no repitió anteriores actuaciones y Agustín Canobbio tuvo un enorme despliegue haciendo uso de su velocidad y asistió en varias oportunidades, pero falló a la hora de definir frente a Rodríguez.

La mínima diferencia era poco premio para Peñarol y demasiado para un Wanderers que al término del primer tiempo no supo contrarrestar el juego aurinegro.

Eduardo Espinel mandó a la cancha a Adrián Colombino para el complemento y todo comenzó a cambiar.

Ignacio González se adelantó unos metros, Wanderers empezó a generar fútbol en ofensiva y tuvo alguna chance como para llegar al empate.

Peñarol se retrasó, perdió mucho terreno y Ramos vivió el último tramo del partido gritando “¡salgan, salgan!”.

Pero a los 69’, tras un flojo despeje al medio de Ramón Arias, Canobbio no pudo hacerse de una pelota que agarró Alejandro Villoldo para sacar un zapatazo y poner el 1-1. Un golazo de otro partido.

“Leo” mandó a la cancha a Gabriel Fernández, pero se guardó a Cristian Palacios, el goleador del Uruguayo 2018, y aunque siempre fue al frente, el segundo gol nunca llegó.

Peñarol tuvo todo para ganarlo, sobre todo por lo hecho en el primer tiempo, pero se dejó estar y relegó los primeros dos puntos en el Apertura.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)