AMISTOSO

El primer paso: la victoria

Uruguay venció 1-0 a Marruecos a través de un gol de penal de Cavani. La nueva versión de la celeste no brilló y sigue tratando de asentar las nuevas piezas de su esquema.

Hasta por una cuestión natural, enseguida se asocia la imagen de la selección con la de los éxitos que tuvo el ciclo de Tabárez en los últimos años. Porque, sin quererlo, el hincha se quiere aferrar a los días soñados de una Celeste que le devolvió la esperanza, la felicidad y le llenó el corazón con tanta emoción y alegría. Entonces, cuando de pronto -el mismo hincha que hace cuatro o cinco años vivió instancias únicas- se sienta frente al televisor para ver a la selección que ayer enfrentó a Marruecos, se decepciona. Es natural, insisto. Porque el hincha no se acuerda que en 2006, cuando Tabárez empezó a armar su proyecto de selecciones recorrió un camino lleno de turbulencias, hasta encontrar el contenido y la forma ideal para llevar al combinado a ser uno de los mejores del mundo.

Uruguay cerró ayer con el amistoso ante Marruecos, una semana de entrenamientos, que tuvo como objetivo afinar la preparación con un equipo en formación. En ablande. Fue la última etapa previo a la preparación para al Copa América.

La actuación de Uruguay estuvo a la altura de la preparación en la que se encuentra. Discreta. Sin grandes sorpresas. Lo más importante fue descubrir que tiene buenas individualidades para promocionar en un buen proyecto colectivo.

Cambió la estrategia. Probó con un 4-3-3, más ambicioso, pero que requiere horas de fútbol para que el equipo funcione. La selección intentó tener más protagonismo en ofensiva y velocidad por las bandas, pero fallaron las sociedades. Arévalo Ríos peleó demasiado solo en el medio, y los africanos ganaron una y otra vez a su espalda.
Uruguay sufrió más de la cuenta para ganarle a Marruecos: Muslera salvó dos goles, y el palo lo ayudó en otra acción. Pero va por buen camino y sigue dando pasos hacia la madurez.

Una racha que ya lleva siete victorias

El Mundial de Brasil 2014 marcó para Óscar W. Tabárez un punto de quiebre en su recorrido con la celeste. Desde entonces, ya no volvieron más a la selección Forlán, Lugano y Diego Pérez. Unos meses antes, Scotti y Abreu. Desde entonces, el DT comenzó a construir el nuevo combinado, que tiene como objetivo llegar al Mundial de Rusia 2018.
En ese proceso, empezó a recorrer el camino con los productos formados en las juveniles: Diego Rolan, Giorgian De Arrascaeta, Emiliano Velázquez, Gastón Silva, además de jóvenes que no pasaron por el Complejo de la AUF y se ganaron su lugar como Jonathan Rodríguez y Guzmán Pereira.

La selección jugó ayer su séptimo partido tras Brasil 2014 y en ese período disputó siete encuentros, con cinco triunfos y dos empates. Igualó con Arabia Saudita y con Costa Rica, este último en Montevideo y con un curioso y abultado 3-3. Le ganó a Japón, Corea del Sur, Omán, Chile y, ayer, a Marruecos.

La característica de todos los rivales que enfrentó en esta etapa es que se trata de selecciones de segundo orden. Es parte de la estrategia de Tabárez, que va incrementando las exigencias de los rivales a medida que solidifica la estructura de su selección. Además, para esta fecha FIFA priorizó hacer un campamento de cinco días y jugar un solo partido, a disputar dos encuentros.

Ahora Uruguay enfrentará a Guatemala en junio en el Centenario, como despedida para la Copa América de Chile.

Las 10 diferencias

1 -El cambio táctico

Uruguay se plantó tácticamente con un 4-3-3, el sistema madre de Tabárez que pocas veces utilizó en la selección desde 2006. En gran parte de su recorrido con la celeste, el DT apostó por un 4-4-2, gasolero y muy efectivo.

2 - Uno menos en el medio... ¿o dos más?

En el medio ya no hay cuatro hombres (dos de ellos con clara vocación defensiva), hay tres (solo uno de marca) que se pueden transformar en cinco cuando Uruguay se posiciona en su cancha. Arévalo Ríos perdió a su socio.

3 -Las nuevas sociedades

Surgen dos nuevas sociedades por las bandas: Maxi Pereira-Jonathan Rodríguez, por derecha, y “Palito” Pereira-Diego Rolan, por izquierda. Se entendieron poco, necesitan tiempo para afinar el funcionamiento.

4 - Jugado al error del rival

La selección mantiene el sello que identificó al equipo de Tabárez, pero con variantes: la presión sobre la pelota ahora se extiende a toda la cancha. Buscó el error del rival para generar acciones de riesgo en el arco visitante.

5 - Un ataque libre

Una de las sorpresas de la selección fue la libertad de sus hombres para funcionar en el ataque, salvo Cavani que fue el “9”. Todos rotaron (Sánchez, Lodeiro, Jonathan Rodríguez y Rolan). Eso requiere mucha concentración.

6 - Ya no es el equipo compacto

La selección había construido una fortaleza con sus defensas y volantes. Ayer falló, porque Marruecos tocó casi sin limitaciones a las espaldas de Arévalo Ríos. Es un aspectos del funcionamiento que puede costarle caro a Uruguay.

7 - Velocidad por las puntas

Utilizar a Jonathan Rodríguez y Rolan por afuera tiene como objetivo abrir la cancha, darle velocidad al ataque y brindar alternativas ofensivas. Le dan una opción que, si la aprovechan bien, dará resultados.

8 - Un equipo en formación

Una de las diferencias que hay entre el equipo actual y el que jugó el Mundial, es que el de ahora está en etapa de aprendizaje, con muchas caras nuevas que se sumaron al proceso tras el torneo de Brasil 2014.

9-La ausencia del capitán

Lugano, en sociedad con Godín, generalmente, Victorino, Scotti o el zaguero de turno, le dieron a la defensa fortalezas muy particulares. Giménez-Godín tienen que empezar a construir la nueva sociedad. Eso lleva tiempo.

10 - La ausencia del goleador

Suárez le da un plus a la selección, que por ahora Cavani ni otro jugador pueden aportarlo. Por su forma de jugar, solo abre defensas y genera los espacios para hacer los goles o servirlos. Aún debe cumplir ocho partidos.

Marruecos  0 - 1 Uruguay

Marruecos: Munir; Benatia, El Adoua, Lazaar; Dirar, Kharja, El Ahmadi (66' El Messaoudi), Boussoufa (65' Z. Labyad), El Kaddouri; Amrabat (75' M. Iajour) y Hamdallah (83' Bammou)

Uruguay: Fernando Muslera; Maximiliano Pereira, José María Giménez, Diego Godín y Álvaro Pereira; Carlos Sánchez (80' Guzmán Pereira), Egidio Arévalo Ríos y Nicolás Lodeiro (70' Giorgian De Arrascaeta); Diego Rolan (70' Álvaro González), Edinson Cavani y Jonathan Rodríguez (59' Cristhian Stuani).

Gol: 50' Cavani (U)

Árbitro: M. Diedhiou (Senegal)

Tarjetas amarillas: Lodeiro (U)

Estadio: Stade d'Agadir (Agadir, Marruecos)

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)